Header Ads

'Choose Your Weapon', de Hiatus Kaiyote; Soul marciano que cura el alma [Música]

A estas alturas igual ya os habréis dado cuenta de que me va lo raro (no pensemos mal). ¡Lo admito! Soy un verdadero apasionado de lo extraño, de lo imaginativo y ambicioso. Por eso cuando me definieron a Hiatus Kaiyote como "un test de Rorschach musical" mi curiosidad se disparó. Resulta, además, que poco antes habían sacado un disco, 'Choose Your Weapon', que a día de hoy casi he acabado detestando de tantas escuchas que le he dedicado, y ya que hacía tiempo que no me ponía un buen ratito a escribir en serio pensé: "¿Y si compartiera mi hallazgo con mis amiwitos del blog?" Pues para eso estamos hoy aquí. ¿Cuento con vuestro interés? Si es así, seguid leyendo...



Ficha Técnica:


- Título: Choose Your Weapon
- Artista: Hiatus Kaiyote
- Género: Neo-Soul 
- Año de publicación: 2015
- Discográfica: Flying Buddha
- Duración: 69' 14'' (18 pistas)
- País: Australia









La crítica

Para ser un pelirrinín más específicos, el estilo de este cuarteto podría definirse como neo-soul. Imagináos a una Beyoncé hasta las cejas de café y LSD, empeñada en componer un disco larguísimo en una sola noche mientras mira fijamente una lámpara de lava. En un mundo ideal, el resultado habría sido algo que habría colado perfectamente bajo la etiqueta de Hiatus Kaiyote. ¿Qué quiere decir esto? Pues que lo que encontraréis en 'Choose Your Weapon' es a partes iguales alarmantemente extraño y precioso. Igual sigo sin explicarme como debería.

Mira, pongamos un ejemplo facilón. 'Shaolin Monk Motherfunk' es el cómico título del primer tema "serio" del álbum, tímido y jazzístico, capitaneado por la voz de la frontwoman Nai Palm, un auténtico prodigio vocal y compositivo. Acabaréis enamorados de esta mujer al acabar el álbum, garantizado. 'Shaolin Monk Motherfunk' no está estructurada de una forma extremadamente coherente ni pretende complacer fácilmente a oídos clasicotes; lo mismo sucede con el resto de 'Choose Your Weapon'. Por eso la faceta instrumental del álbum puede atragantársele a más de uno; sin embargo, el encanto de la voz de Nai es suficiente para enderezar hasta la más retorcida mueca de confusión.


¡Leñe, si yo supiera cantar así también estaría contento!
Otro perfecto ejemplo de lo que intento expresar es 'Prince Minikid', cortita, lenta y bizarra como pocas. ¡Como mis exnovias! Nah, bromeo. Se trata, sin embargo, de un tema misterioso e incómodo, algo que incluso tendría cabida en algún lúgubre escenario del legendario Final Fantasy VII, que desde la primera escucha te engancha. Te obliga a desear descifrarla como un enigma. Parecerá raro, pero parte del atractivo de "Choose Your Weapon" reside justo ahí. Nunca tenemos la completa seguridad de saber qué está pasando, pero no soportamos la idea de no llegar a descubrirlo. Hiatus Kaiyote son una novela de Agatha Christie. 

¿Aún no ha quedado suficientemente claro? Pues permitidme que hable de 'By Fire', otra joya ambiciosa y extravagante que no deja indiferente a un sólo oyente. La voz de Nai Palm suena aquí mucho más desafiante que en el resto de temas, el ritmo es rápido y cada melodía parece más bien un par de motifs en diferentes claves entretejidos caprichosamente con el objetivo único de confundir. ¿O me vas a decir que has oído alguna vez algo como los 30 primeros segundos de este tema? ¡Ahora lo vas pillando! 

Como he dicho ya antes, es posible que 'Choose Your Weapon' se te convierta en una experiencia demasiado confusa, especialmente cuando te enfrentes a cortes como 'By Fire' o 'Atari'. Lo es, de hecho. Estos australianos no pretenden ser lo que no son. Sin embargo, junto con las melodías oníricas y las estructuras experimentales pueden encontrarse momentos de pura belleza en temas como 'Breathing Underwater', 'Borderline With My Atoms' o 'Fingerprints'. Hay mucho que descubrir en 'Choose Your Weapon', demasiado como para no darle una oportunidad. Si has llegado hasta esta parte del artículo, ahora estás moralmente obligado a hacerte el favor de escuchar, por lo menos, las canciones que he mencionado. Si te sientes timado, ahí tienes la sección de comentarios... ¡Pero cuánto lo dudo!

Y para muestra un botón:



Nota final: 4'5/5

No hay comentarios