Header Ads

Zebrahead - Walk the plank, que tiemblen los siete mares [Música]

No estoy habituado a escribir sobre música; no es mi estilo y prefiero dejárselo a Edon Melón, que controla más. Pero después de escuchar este disco, de ir a un concierto de esta gente y pasar una noche sin igual, me parecía de pecado capital no compartir con vosotros esta genialidad de pieza y un grupo tan genial como lo es Zebrahead, así que... ¡Sed bienvenidos a bordo!






Ficha técnica

- Título: Walk the Plank
- Artista: Zebrahead
- Género: Punk Rock
- Año de publicación: 2015
- Discográfica: Rude Records
- Duración: 37' 28'' (13 pistas)
- País: EEUU




La crítica

Seguramente a muchos no os suene el nombre de Zebrahead, puesto que no son muy conocidos. Son uno de mis grupos favoritos, desde siempre, y no dudo nunca en recomendarlo a todo aquél que ande en busca de un rock algo más duro de la cuenta. Por todo ello no veo mejor momento para recomendarlo que ahora, en su mejor momento, puesto que el nuevo rumbo que han tomado desde que se uniera en 2013 el guitarrista principal Dan Palmer supone un soplo de aire de aire fresco para el grupo, tanto que me aventuro a decir que con este álbum han superado a sus dos (e incluso tres) precursores directos.


'Walk the Plank' es un trabajo que, dentro de su línea, supone un paso más hacia la madurez musical y mejora artística. El álbum en si no contiene ni un solo tema que queramos pasar, todos son geniales. Han sabido introducir un toque más metalero (de nuevo) a su música, suprimiendo parte de ese rollo popero que se traían entre manos pero sin excederse, como pasó en el anterior álbum 'Call your friends'.


Las 13 pistas de 'Walk the Plank' son cortas y directas, van a ofrecer el ritmo, ese genial ritmo que tan bien los define, obligándonos a saltar y corearlas todas, una a una. El espectáculo empieza con la curiosa 'Who brings a knife to a gun fight?', anunciando lo comentado justo hace unas líneas, que nos van a ofrecer música más movida todavía.

A partir de aquí el ritmo solo hará que acelerarse e ir a mejor, ofreciéndonos temas como 'Worse than this', 'Headrush', 'Save Your Breath', 'Kings of here and now' o 'Wasted Generation', temas que si tocasen en un concierto nos darían mucha marcha, aunque a mi parecer 'Worse than this', uno de sus singles, es superior a todos ellos y, personalmente, el mejor del álbum.
De izquierda a derecha: Dan Palmer, Ben Osmundson, Matty Lewis, Ed Udhus y Ali Tabatabaee. Sinónimo de putos amos


En contraposición tenemos algunos otros temas como 'Keep it to myself' o 'So what', más relajados, que transmiten buenrollismo (como suelo decir) y que son más pegadizos, para tararear, cantar y pasar el rato.

Y luego tenemos los híbridos, esos temas que no sabría como clasificar y que, en cierto modo, son temas más originales. En esta baza entrarían 'Battle Hymn' y 'Running with wolves', con algo más de Ali Tabatabaee rapeando, y 'Walk the Plank', el tema tranquilo y pegadizo del disco, uno de mis favoritos.

Finalmente, tenemos el tema que, para mi, es el que demuestra esa madurez artística de la que hablo: 'Under the Deep Blue Sea', el primer tema instrumental en toda la discografía de Zebrahead (si mal no recuerdo) y que, cómo no, suena estupendamente.

Por todo ello 'Walk the Plank' se mantiene a flote con temas sencillos, de no más de cuatro minutos pero variados, con composiciones equilibradas y sin aburrir al espectador. Hay gritos, hay guitarras, hay coros y la esencia punk de Zebrahead no desaparece, mejora.

Si pudiese pedirle algo a Zebrahead, para superarse aún más y llegar más lejos es poder tener más canciones instrumentales a escuchar, más extensas, con melodías que nos atrapen o algún tema más sensiblón, una balada. Retos que demuestren su calidad y nos dejen sin palabras. Queremos ese Zebrahead al nivel de 'MFZB', 'Broadcast to the world' o 'Phoenix', el nivel de sus mejores álbumes.

En directo


Además de todo lo comentado, tuve la ocasión de poder ir a verlos en directo el 18 de noviembre de 2015 en Barcelona, y menudo espectáculo. 

La primera impresión que tuve, antes del concierto, no fue especialmente buena puesto que el tracklist era demasiado novedoso y no tocaban grandes temas que me encantasen. No entendí muy bien porque sonaron 'Mike Dexter Is A God, Mike Dexter Is A Role Model, Mike Dexter Is An Asshole' o 'Two Wrongs Don't Make A Right, But Three Rights Make A Left' antes que 'Broadcast to the world' o 'Ricky Bobby'.


Pero más allá de estos detalles, el concierto fue un auténtico espectáculo. Tuvieron dos teloneros, Daylight (grupo marca de la casa) y MxPx, para dar más juego, ambos grupos totalmente animados que caldearon el ambiente de la mejor manera posible. Lo mejor de esta parte fue ver a Dan Palmer tocando con MxPx, dando juego sin parar.

Aunque cuando entró Zebrahead en escena... Todo cambió. La gente se revolucinó, todos gritabamos, todos baialbamos, saltábamos, etc. Animaban al publico a saltar, a empujarse entre ellos, a hacer ollas y a dar el máximo durante hora y media. Hubo pelotas playeras, lanzaban púas... aquello fue un jodido festival.

Cuando toco acabó, tuvieron el buen gesto de darnos la mano a los que estábamos más cerca del escenario. Pero el mejor de los gestos fue el de su guitarra, Dan Palmer, que nada más acabar el concierto salió a la entrada para firmar todo tipo de cosas y echarse una foto con los fans, demostrando que tanto dentro del estudio como en el escenario o fuera de él es un crack.



Así que si finalmente me hacéis caso y os engancháis a Zebrahead, id a verlos en directo. No os decepcionarán.

¿La mejor del disco? A un solo click:


Nota final: 3.5/5

No hay comentarios