Header Ads

Nightcrawler, el morbo de ser periodista [Cine]

Es sabido por todos que la academia tiene una lista negra con esas películas o esos actores que no puede nominar, les duele en el alma saltarse dicha lista. Nombres de actores, actrices, directores y películas de gran reconocimiento llenan la lista y nosotros, incrédulos, no dejamos de preguntarnos: "¿por qué?". 

Uno de los castigados es alguien que, a mi parecer, debería de contar con su estatuilla de hace algún tiempo: Jake Gyllenhaal, y en la cinta que vamos a repasar hoy se merecía, como mínimo, una nominación.

¿De qué va?

Después de vivir en primera persona un accidente a altas horas de la noche, Lou Bloom (Jake Gyllenhaal) descubre que su verdadera vocación es el periodismo nocturno y decide empezar a trabajar como cámara autónomo.

La crítica


Dan Gilroy nos trae una cinta curiosa, de esas que es difícil clasificar dentro de algún género porque se sale de la mayoría de estos. No aborda una temática concreta como tal, más bien sumerge la historia y a sus personajes en un universo oscuro y difícil de explicar.
Partimos de nuestro personaje principal, encargado de dictar el ritmo de 'Nightcrawler', Lou Bloom, un tipo interesante. Nada más empezar se nos enseña parte de su naturaleza, mientras golpea, sin venir a cuento, a un policía y deducimos que se treta de alguien que no está del todo cuerdo pero que, por lo que vemos más adelante, sabe lo que hace. 

El personaje está bien definido, se ve en su manera de actuar o de vestir, ese peinado y esa sonrisa falsa nos avisan que ahí hay algo raro, Bloom no es un tipo corriente. Él es listo, curioso, egoísta y su curiosidad se ha centrado en el mundo del periodismo. No va dejar que nada ni nadie se interponga en su camino y hará lo necesario para mantenerse a flote.
Y ahí entra en escena el guión de la obra, Bloom no se mete en cualquier tipo de periodismo, será cámara nocturno, de ahí su título "Nightcrawler" que es una especie de oruga que sale de bajo tierra por las noches. Bloom irá allá donde haya accidentes y desgracias, para informar a los ciudadanos de las noticias más mórbidas.

Con esa idea, Bloom se monta su pequeña empresa, establece sus contactos y crece como empresario, así como profesionalmente como cámara. Lou Bloom es la esencia de la cinta por completo, es el personaje oscuro que la define y demuestra su carácter con una única frase:


¿Qué pasa si mi problema no es que no entienda a la gente, sino el hecho de que no me gustan?

Con un personaje así es imposible que 'Nightcrawler' no triunfe. Tiene muchos de los elementos atrayentes para convencer al publico. A medida que avanza el metraje queremos saber más sobre este tipo tan raro, saber porqué es así realmente, porque actúa tanto con la gente...

Y como no podía ser menos, Jake Gyllenhaal nos ofrece un auténtico espectáculo interpretativo. Sin él ese personaje no llega, nos es imposible. Sabe como parecer "rarito" en el momento indicado, como no serlo, etc. Una interpretación de Oscar sin nominación para un personaje y un actor titánicos, una verdadera injusticia.

No por ello el resto de personajes son menos. Cabe destacar que Nina Romina es otro de los personajes auténticos de la obra. Una mujer cerca de la cincuentena, encargada de llevar las grabaciones de Lou a la gran pantalla. Además de Joe Loder (Bill Paxton) quien le hace la competencia a Lou o Rick (Riz Ahmed), el ayudante nocturno de Bloom.

Lo más interesante por eso y que creo que la gente no se para a pensar, es la gran crítica que 'Nightcrawler' nos ofrece al criticar de manera tan severa los medios periodísticos. La película nos da una visión sobre el material tan explicito que los periodistas quieren que veamos tan solo para poder ganar más audiencia, aunque ello conlleve enseñar las entrañas de alguien. Sumando la crítica al publico (nosotros) por dejarnos bombardear con historias que no terminan bien, moviendonos una vez más como auténticos borregos.

No obstante, la cinta de Gilroy puede no gustar a la mayoría por llevar un ritmo algo lento al comienzo de la obra, en el que vemos a un Lou Bloom novato con una cámara y que parece no tener mucho, no nos ofrece más que tintes del personaje y queremos más.

'Nightcrawler' triunfa como una de esas joyas que no se pueden clasificar y que no acabamos de saber como encuadrar. Eso si, nadie puede negar el pedazo de personaje que es Lou Bloom y que Gyllenhaal debería de tener, por lo menos, más nominaciones a los premios de la Academia, lo merece.

Información de más
  • Logró una nominación a los Oscars 2015 a mejor guión original.
  • Gyllenhaal perdió 20 libras para el papel. Esto fue idea del actor porque decía que imaginaba a Lou como un "coyote hambriento".
  • En la escena que Gyllenhaal habla al espejo, se mete tanto en el papel que golpeó el cristal y lo rompió. Gyllenhaal se cortó con los cristales y tuvo que ir directo a urgencias. Tan buen punto fue dado de alta, volvió al set para seguir grabando.
  • Jack Gyllenhaal memorizó entero su guión como su se tratase de una obra de teatro.
Nota final: 7

1 comentario: