Header Ads

Los premios Oscar, en blanco y negro [Especiales]

Se acercan los Oscar, y eso significa que en muchos sitios van a aparecer infinidad de curiosidades sobre la historia de los premios de la Academia . Aquí vamos a evitar hablar de las películas o actores más nominados o con más estatuillas, de los mayores fracasos en las galas (‘el color púrpura’ ya da bastante pena con ser así de mala) y por supuesto tampoco hablaremos de vestidos,  joyas y Oscars rechazados. Haremos un breve repaso a hechos curiosos que se han sucedido en las 86 ediciones celebradas de estos premios.


La primera gala, en el año 1929, estaba muy lejos de parecerse a lo que hoy en día conocemos como los premios Oscar.  Por supuesto, no había televisión que retransmitiera el evento y los únicos que la vieron fueron los 270 asistentes al almuerzo en el hotel Hollywood Roosevelt. No hubo allí ningún tipo de emoción, ya que los ganadores se dieron a conocer unos tres meses antes y aquella gala sólo era una excusa para entregar los 15 premios, reunirse y hacer algo de fiesta en plena depresión americana.


El primer Oscar de la historia fue para el actor Emil Jennings. No es que entonces fuera el primer premio que se daba, es que el suizo se tuvo que ir a Europa antes de la gala y se lo dieron antes de partir. Lo premiaron por dos películas, ya que hasta el año 1935 se premiaban películas de los dos años anteriores. La actriz Janet Gaynor fue premiada por tres trabajos.

En esa primera gala, también se dieron dos premios honoríficos. Uno a la Warner Bros. por el avance técnico que representó el cine sonoro con el estreno de 'El Cantor de jazz', y otro a Charles Chaplin, por su interpretación, guión, dirección y producción de 'El circo', pero como Chaplin era uno de los que manejaba el cotarro dentro de la Academia, ese premio siempre olió a chanchullo. 'El circo' no es ni mucho menos de las mejores películas del genio, que quizá sí hubiera merecido premio por 'Tiempos Modernos' (1936) o 'El Gran Dictador' (1940). A pesar de todo, cuando se le concedió un segundo Oscar honorífico en 1972, la ovación que le brindó Hollywood en pleno duró cinco minutos de reloj, la mayor de todas las galas de la historia.


Siguiendo el orden cronológico, la sexta gala, en 1934, fue escenario de una situación un poco bochornosa para Frank Capra: estaba nominado a Mejor Dirección y cuando el actor Will Rogers vio el nombre del vencedor lo anunció como “Mi buen amigo Frank”. El director de 'Qué bello es vivir' se levantó contento y feliz, aunque el vencedor fuera Frank Lloyd por 'Cavalcade' que también se llevaría el premio a Mejor Película. Frank Capra recordó en su biografía ese día como “el más largo, triste y humillante de mi vida”.


Cinco años después, en 1939 (ese año sí ganó Frank Capra por 'You can’t take it with you'), se premió honoríficamente a Walt Disney por crear el primer largometraje enteramente de animación, su 'Blancanieves'. En un exceso de imaginación, se le dió de manos de Shirley Temple un premio normal y siete estatuillas más pequeñas que recordaban a los siete enanitos del film. Walt Disney consiguió, en vida, 22 premios Oscar, muchos de ellos, aunque parezca mentira, por cortometrajes o largometrajes documentales. Una temática que hace muchos años abandonó el estudio.


De los años 1942 a 1945, mientras duró la segunda guerra mundial, debido a que todo el metal del país, sobretodo el estaño y el cobre con que se hace el Oscar desde el inicio, se dedicaba a la guerra, todos los premios de esos años fueron de yeso. Una vez terminada la contienda, se les cambió a los vencedores sus premios por unos auténticos y reglamentarios.

Uno de los grandes olvidados por la Academia de las Artes de Hollywood, como todos sabemos, es Alfred Hitchcock. A pesar de haber estar nominado en cinco ocasiones: en 1941 con 'Rebeca' ganó el premio a mejor película, pero el de mejor dirección fue para John Ford y sus 'Uvas de la Ira'; en 1945, por 'Náufragos' sucumbió ante Leo McCarey y su 'Going my way' (quizá el más injusto);  al año siguiente con 'Recuerda' ante Billy Wilder por 'Días sin huella'; en el 54, optaba al premio por 'La ventana indiscreta', pero el premio se lo llevó Elia Kazan con 'La ley del silencio'; y finalmente en 1960 compitió por 'Psicosis' pero el vencedor fue, nuevamente, Billy Wilder con 'El Apartamento'. El pobre Alfred no lo tuvo fácil, pues competía con auténticos mitos de la dirección cinematográfica.


Otro director (casi) de vacío fue Stanley Kubrick que a pesar de acumular trece nominaciones, 4 como director y cinco como guionista entre otras, vió como George Cukor, Carol Reed, William Friedkin o Milos Forman le vencieron dejándolo solamente con un premio a los mejores efectos visuales por '2001: Una odisea en el espacio'. Por eso es difícil hablar de “olvidados” o “malditos”, hay que ver también con quién se han tenido que jugar los cuartos.

¿Se premian los mejores trabajos del año o se premia al que le toca porque ha hecho muchas películas de gran reconocimiento? Los Oscars, en muchas ocasiones, son pan para hoy y hambre para mañana. Porque ¿quién se acuerda de 'La vida de Émile Zola', que venció a 'Ha nacido una estrella' con una Judy Garland espectacular? ¿Y de 'Tom Jones', que superó a la 'Cleopatra' de Elizabeth Taylor?

En las listas que se realizan a menudo sobre las mejores películas de la historia (por suerte ya no está 'Ciudadano Kane' como la primera) suele estar encabezando la lista 'Vértigo', de Hitchcock, que ni siquiera estuvo nominada. Últimamente también aparece la sobrevalorada 'Intocable' que tampoco estuvo ni siquiera entre las nominadas a mejor película de habla no inglesa. Por no hablar de las ya típicas 'Cadena Perpetua' , las aventuras de Batman dirigidas por Christopher Nolan o 'Seven'.  Quizá sería mejor dejarles un poco de de margen temporal a todas estas obras para que el tiempo las coloque en su lugar con un poco de perspectiva.


Y para terminar, dejadme que me haga en voz alta una pregunta a la que no encuentro respuesta: ¿Por qué en 1998 'Shakespeare in love' ganó el Oscar a mejor película cuando entre las nominadas estaban 'Salvar al soldado Ryan', 'La vida es bella' o 'La delgada linea roja¡? ¿Ése año no tocaba película bélica porque dos años antes había ganado 'El paciente inglés' (otra que...)?

Con todo, seguro que este año los Oscar nos depararán sorpresas, decepciones e injusticias, con lo que deberemos ir afilando el lápiz para la próxima entrega.

No hay comentarios