Header Ads

The Equalizer (El Protector). Mi nombre es Denzel y busco una franquicia. [Cine]

Basarse en una vieja serie de tv siempre se afronta con un dilema: ¿es mejor hacer la película siendo 100% fiel al original o es mejor hacer una versión más libre? El dilema siempre será menor si no nos encontramos ante un clásico de la pequeña pantalla sino que lo que se pretende versionar es una serie poco conocida. Vistos los resultados en pantalla, parece ser que los responsables de 'The Equalizer (El protector)' han optado por la segunda opción.

¿De qué va?

Robert McCall (Denzel Washington) es un misterioso y solitario individuo que tiene una vida aparentemente normal. En realidad es un ex-militar que no duda en ayudar a personas indefensas cuando lo necesitan, como hace con Teri (Chloë Grace Moretz) una joven prostituta que está en manos de Vladimir Pushkin (Vladimir Kulich), jefe de la mafia rusa. Cuando acaba con la vida de varios de sus mejores esbirros, Pushkin envia a su hombre de confianza, Teddy (Marton Csokas) para intentar acabar con McCall.

La crítica

En 1985 se estrenaba de 'The Equalizer', que en España se emitió en algunos canales autonómicos, y que contaba las andanzas de Robert McCall, un ex-agente del Servicio de Inteligencia Británico y supuesto espía de la CIA que ahora se dedicaba a ejercer de justiciero urbano. Periódicamente publicaba un anuncio en la prensa de Nueva York en el ofrecía sus servicios con un teléfono al que llamar si se quería contratar sus servicios. El papel principal estaba interpretado por el actor británico Edward Woodward y a pesar de que no fue nunca un gran éxito, mantuvo una audiencia suficiente como para que la serie durase 4 temporadas (1985-1989). 

El argumento no deja de ser muy similar al de otras series de la época, como por ejemplo 'El Equipo A'. Sustituimos a un grupo de ex-soldados capaces de vencer a cualquiera por un sólo policía, le quitamos todo el aire infantil que tenían las aventuras de Hannibal Smith & company, le añadimos un poco de violencia y mala leche y ya tenemos 'The Equalizer'.



En esa época las series de tv no tenían el prestigio que gozan en la actualidad y muchas de ellas utilizaban el formato de repetir el mismo esquema en cada episodio, introduciendo alguna historia secundaria que sí le daba al conjunto una continuidad, pero por lo general cada capítulo era independiente del resto.

Esa parece ser la idea de los encargados de esta nueva versión, empezar una nueva franquicia, sentando las bases con la primera película y no dando demasiada información con la idea de poder ir creando y expandiendo poco a poco y película a película el universo de Robert McCall.



Para ello era necesario tener a un actor de primera fila encabezando el proyecto y Denzel Washington cumple a la perfección con el cometido. Es cierto que es un actor que últimamente parece trabajar con el piloto automático puesto y que cada vez más recurre a tics interpretativos evidentes, dando la sensación de que el prestigio ganado con los años ahora le da derecho a tomarse su trabajo con mucha más calma, pero sigue manteniendo un carisma suficientemente alto como para resultar creíble en el papel de justiciero impasible.

El acierto de 'The Equalizer (El protector)' parece estar en haber conseguido un film con un estilo más propio del cine de acción de los 80 que del actual, cosa que es de agradecer y que tiene su lógica si pensamos que el público potencial del film es más bien adulto. Se toma su tiempo para presentar al personaje, sus manías, su estilo de vida, su entorno, y su manera de afrontar los problemas. 


Puede hasta parecer que el personaje tenga algún tipo de trastorno, por su manera de repetir patrones de conducta como vemos cuando acude cada noche a un bar a tomar un te, lugar donde conoce a Teri (Chloë Grace Moretz, en un breve papel) una prostituta que es la que acaba dando lugar a que Robert McCall decida pasar a la acción.


El pausado inicio del film se rompe en cuanto vemos actuar a McCall por primera vez. Ahí descubrimos a otro personaje, con un sentido del tiempo y el espacio muy particular, y con unas habilidades que no hubiéramos imaginado.

Esa primera lucha en el despacho de los mafiosos rusos sorprende por la violencia de las imágenes. Y se agradece, porque si estamos explicando la historia de un  justiciero urbano sería estúpido intentar suavizar estas escenas. 


En los 80 abundaron cantidad de films por el estilo, los mejores con Charles Bronson encabezando el reparto repartiendo a diestro y siniestro. Eran películas de bajo presupuesto, directas y nada sutiles, algo que se ha estilizado en esta nueva versión. 

Son otros tiempos, pero hay cosas que no cambian. Todo héroe debe tener un adversario a su altura y en esta ocasión la amenaza llega de la mano de Teddy, ruso malísimo y tatuadísimo como mandan los cánones actuales al que da vida el actor neozelandés Marton Csokas (al que no podemos evitar encontrarle un más que razonable parecido con Kevin Spacey), que ejerce de perfecto contrapunto a la sobriedad interpretativa de Washington. Se nota que a Csokas le han dado vía libre para pasarse de la rosca con su interpretación. Y se nota que se lo ha pasado en grande.


En cuanto la película entra en esta espiral violenta, la cosa ya no para. Los malos son muy malos. Y muy tatuados. Y muy feos. Pero eso a Denzel le da igual, porque él, con sus andares característicos, esos en los que parece que en cualquier momento se vaya a poner a bailar, sigue manteniendo la calma sea cual sea la situación, algo que puede llegar a exasperar al espectador más exigente en algunos momentos pero que seguro que perdonarán al llegar a su (casi ridículo) clímax final en una gran superfície dedicada a los productos de ferretería, lugar que haría las delicias de MacGyver y que sirve para que Antoine Fuqua de rienda suelta a toda la épica acumulada.

'The Equalizer (el protector)' no busca engañar a nadie. Es una película de encefalograma casi plano, excesiva y tópica, y que por encima de cualquier consideración moral busca entretener al espectador, algo que Antoine Fuqua, encomendándose al espíritu del añorado Tony Scott (que seguro hubiese disfrutado dirigiendo la película junto a su amigo Denzel Washington) ha conseguido con creces.

Información de más
  • La serie de tv original se emitió en la CBS entre 1985 y 1989
  • Russell Crowe fue el primer actor para el papel de Robert McCall.
  • Melissa Leo, que tiene un breve papel en el film, apareció en la serie original.
Nota final: 7

1 comentario:

  1. The Equalizer es una película de acción que logra atraparte de principio a fin, hay que mencionar que el reparto es increíble y la dirección se ve muy bien lograda. Sin duda un trabajo muy bien realizado

    ResponderEliminar