Header Ads

Boyhood, momentos de una vida [Cine]

Prácticamente todo el mundo tiene en su casa el video de alguna celebración varia, ya sea su boda, la comunión de algún hijo o alguna fiesta de cumpleaños. Podríamos considerar a ‘Boyhood’ como una versión monumental de uno de esos videos domésticos, donde más que un sólo acontecimiento abarcamos una gran parte de la vida de su protagonista, y en el que la gran diferencia radica en substituir al familiar voluntarioso encargado de grabar la celebración de turno por un director de cine, en este caso Richard Linklater.


¿De qué va?

‘Boyhood’ nos cuenta la vida de Mason (Ellar Coltrane) desde los 6 a los 18 años, siendo partícipes de una vida llena de cambios que poco a poco consiguen que Mason encuentre su propio camino.

La crítica

No le podemos negar a Richard Linklater el valor que ha tenido enfrentándose a un film como ‘Boyhood’. Rodar una película durante 12 años con los mismos actores comporta un riesgo considerable, aunque ese riesgo siempre pueda ser aprovechado reescribiendo el guión en función de lo que les suceda a los actores en la vida real durante esos 12 años.

A Linklater le gustan los experimentos. Es el director de “Antes del amanecer, “Antes del atardecer” y “Antes del anochecer”, películas que podrían considerarse el germen de ‘Boyhood’, que es en parte una vuelta de tuerca de lo que nos cuenta en la trilogía protagonizada por Julie Delpy y Ethan Hawke. Ahora nos convertimos casi en compañeros del joven Mason, siendo testigos de su crecimiento personal y del de toda su familia, cuyos actos y situaciones modelan poco a poco su carácter y personalidad.

Lo que más evidente en una película de estas características era conseguir a los actores perfectos para que el proyecto no naufragase. Tanto Patricia Arquette como Ethan Hawke cumplen a la perfección en sus roles como los padres divorciados de Mason. Arquette parece incómoda con su papel al inicio del film pero ajusta su actuación a medida que su papel avanza, siendo al final cuando está verdaderamente brillante. En cambio, a Ethan Hawke le ocurre a la inversa, estando mucho mejor en la primera mitad de la película, cuando su personaje aun no ha sentado la cabeza, que no hacia el final cuando, por obra gracia de un bigote postizo quiere hacernos aparentar que ha asolido una madurez de la que no nos fiamos demasiado


El joven Ellar Coltrane, que de buen seguro no se imaginaba la repercusión ni la importancia de su trabajo cuando fue contratado (y probablemente tampoco entendió la curiosa manera en al que iba a ser rodada la película) sale airoso a medias del experimento. Su interpretación es buena pero va perdiendo fuelle y frescura a medida que va creciendo frente a nuestros ojos, mostrándose particularmente incómodo en la etapa adolescente. 

La que se convierte en una robaescenas total es Lorelei Linklater, hija del director, y hermana mayor de Mason en la película, bordando un papel en el que a pesar de que no deja de transitar durante todo el metraje por el borde de lo que puede ser una actuación cargante y repelente, consigue hacer de su interpretación quizás la más acertada de toda la película, aunque al igual que le ocurre a Ellar Coltrane, la entrada en la adolescencia sea un lastre para con su actuación.

La película fascina desde el primer momento, gracias a la naturalidad de las imágenes. Uno es consciente que todo lo que sucede está guionizado pero a pesar de eso, durante sus casi 3 horas de duración flota una sensación de veracidad difícil de conseguir en una película convencional. Cierto es que también podemos llegar a pensar que en muchos momentos no ocurre nada relevante, pero tener la oportunidad de asistir a todos y cada uno de los instantes de la vida de Mason, sean más o menos importantes en su vida, es tan apasionante que consigue que todo fluya de una forma muy natural, casi como si se detuviera el tiempo, aunque esto pueda parecer contradictorio siendo ‘Boyhood’ una película que habla precisamente del paso del tiempo. 

Información de más 
  • El rodaje comenzó en 2002 y duró hasta 2013 
  • Lorelei Linklater se cansó de actuar en el film hacia la mitad del rodaje y pidió a su padre que eliminase su papel, a lo que éste se negó tajantemente.

Nota final: 7

No hay comentarios