Header Ads

Zodiac [Cine]

Asesinos los hay a patadas, ¿no? Eso o los productores de Hollywood nos engañan y no solo ellos, las productoras de serie de televisión son mucho peores. ¿Nunca habéis pensado la de casos que resuelven en todas las series policiacas? Aunque si, quizás no hay asesinos a patadas, pero los hay, de todos los gustos y colores. Allá en el año 1966 un asesino conocido como Zodiac empezó a hacer de las suyas y unos cuantos años después, más concretamente en 2007, el maestro en suspense David Fincher, retrató dichos sucesos en la gran pantalla. 

¿De qué va?

Basada en hechos reales. A finales de los sesenta y principios de los setenta, apareció un asesino en serie llamado Zodiac. Zodiac amenaza a la prensa para que publiquen ciertos jeroglíficos o de lo contrario habrá más víctimas. Tanto Robert Graysmith (Jake Gyllenhaal), un dibujante de viñetas del periódico interesado en el caso, como la policía irán tras la pista de Zodiac.

La crítica

Con un sello de confianza como el que 'Zodiac' tiene con nombres como David Fincher, Jake Gyllenhaal, Mark Ruffalo o Robert Downey Jr., sería de extrañar que la obra del director de 'Se7en' fuese un tremendo fracaso a nivel técnico. Aunque tampoco se trate de una de las obras maestras del director, es una de esas películas que se te queda en la retina por un tiempo.

La cinta retrata los sucesos vividos a partir de 1966 en los alrededores de San Francisco, tiempos en los cuales Zodiac o también llamado "el asesino del zodiaco" dio muerte a varias personas. La obra se sitúa en uno de los asesinatos y nos muestra las dos caras de la investigación: la de la prensa y la de la policía.

A partir de ese momento tanto la prensa como la policía juega a contrarreloj contra nuestro asesino, quien no descansará ni habiendo dado muerte a las personas señaladas. Con lo cual la película desarrolla las dos vías de investigación entre prensa y policía, intentando dar caza al asesino durante más de veinte años (la obra termina en el 1991).

Es entonces cuando entra en juego la pequeña elite de actores que dan cara en el film de Fincher. Por parte de la policía tenemos a un Mark Ruffalo que da vida a David Toschi, el encargado de la investigación por tantos años y a quien Ruffalo da vida notablemente, demostrando su valía como actor. No obstante, la pieza angular de la obra es Gyllenhaal, quien una vez más no deja de demostrar que está hecho para esto aunque su papel no sea uno más que del montón. Y para adornar tenemos a un Robert Downey Jr. que da vida a Paul Avery, un periodista de grandes tallas.

Es gracias a estos tres personajes que el film va sentando poco a poco los cimientos de una historia tediosa de explicar. El atractivo principal de la obra, el cómo poco a poco los personajes evolucionan ante un caso que parece imposible de resolver y sabiendo que estamos ante una historia que tuvo lugar en la anterioridad, dándole un toque extra que adorna como es debido el producto final.

Una vez más, Fincher logra mantener un ambiente de suspense ideal para la obra que nos obliga a no apartar la vista de la pantalla queriendo encontrar una respuesta ante tanta incertidumbre en relación a la persona que se esconde tras el apodo del asesino Zodiac y esto es debido a la maestría del director en mostrarnos lo justo y necesario en los momentos clave, para así encandilar como es debido al espectador.

Pero no todo lo que reluce es oro, puesto que para contar una historia de tales dimensiones se requiere algo de tiempo y mucha paciencia. De esta manera, ese ambiente que tan bien monta Fincher es más certero cara a los cuarenta últimos minutos que en el resto de la cinta. Montar una base sólida no suele ser sencillo, pero tampoco se puede tener al espectador aburrido en X momentos de la cinta.

Intensa en la gran mayoría y no tanto en ciertos momentos, pero una cosa está clara: Fincher lo ha vuelto a conseguir, nos ha dado una obra de calidad del género de suspense, posicionándose por encima de la media. No obstante me ha faltado un último toque que solo él sabe dar y que, esta vez, no se ha podido ver.

Información de más
  • El caso Zodiac fue reabierto de nuevo después de estrenar la película.
  • Los productores contrataron a un detective privado para averiguar el paradero del superviviente de Zodiac, Mike Mageau.
  • Cuando Mark Ruffalo conoció a David Toschi, el investigador que da vida en la obra, se quedó asombrado ante la gran memoria que este tenía para recordar sus casos.
  • Robert Graysmith dijo exactamente "wow, ya sé porque mi esposa se divorció de mi" al ver la película de Fincher.
  • Ni Avery ni Graysmith eran amigos, este hecho se modificó para dar más juego a la película.

Nota final: 7

No hay comentarios