Header Ads

Viernes 13 [Cine]

El cine de terror tiene innumerables iconos que casi pueden competir con estrellas del rock-pop. Incluso muchos de ellos tienen más fama que dichas estrellas. Aunque es fácil si se comparan con "Auryn" o "One Direction". Pero vamos a la carnaza. Creo que no me equivoco si el primer percusor de todos estos psicópatas de cine tiene un padre: Norman Bates ('Psicosis' 1960). Luego llegaría Leather Face ('La matanza de Texas' 1974). Más tarde, otro icono que saltó de la pantalla fue Michael Myers ('La noche de Halloween'). Tras estas tres figuras aparecerían como rosquillas pseudo-matarifes, criminales de medio pelo y asalta cunas con aires de grandeza. Bien es cierto que entre medias surgieron mitos como Freddy Krueger ('Pesadilla en Elm Street' 1984), Ghost Face ('Scream' 1994) o Hannibal Lecter ('El silencio de los corderos' 1991). Pero la lista no estaría completa si no incluimos en este desfile de pesadillas a 24 fotogramas por segundo a un curioso referente, que por casualidades del guión, ni siquiera aparece en su primera película.



¿De qué va?

Un verano en el campamento de Crystal Lake, un grupo de monitores jóvenes comienzan a prepararse para liderar campistas. Para desgracia de ellos, alguien no está contento con lo que está pasando en el campamento y comenzará a asesinar uno a uno a los monitores. Tras el remanso de paz que parece Crystal Lake se esconde una terrible historia.


La crítica

Vista hoy en día, la película sólo puede producir risa, vergüenza ajena y un montón de arqueamientos de ceja. Hay que tener en cuenta que las vírgenes mentes de 1980 estaban aún impresionadas por los últimos hits en el cine de terror: 'El exorcista' (1976) y sobre todo la influyente 'La noche de Halloween' (1978). Es normal que fuera un rotundo éxito por aquel entonces. Había muchas ganas de ver en pantalla cómo se degollaban jóvenes vestales en hora de merecer.

Pero siendo estrictos en cuanto al contenido y la forma, sólo puede rescatar lo que significó como emblema para el género de terror. Dejó una herencia muy difícil de superar (12 títulos con ésta) y estableció las pautas para el inicio del cine juvenil ávido de sangre y pezones marcados al suéter. Por cumplir, cumple con los mínimos requisitos en este tipo de films, pero se nota demasiado la débil mano tras la cámara, Sean S. Cunninghan ('Profundidad 6'), un penoso guión con muchas ganas de matar al personal pero sin ningún rigor, una falta de organización, un elenco actoral de nivel pre-escolar y una excesiva suerte a la hora de conectar con el público.

No vamos a esperar el 'Ciudadano Kane' del terror, imposible, para eso tenemos otros mejores ejemplos, 'El resplandor' sin ir más lejos estrenada ese mismo año. Sin embargo, cuando vemos una película de terror somos unos inmensos egoístas y esperamos eso, terror. Pues amigos, 'Viernes 13' implicó muchas cosas en el cine pero no aportó nada de terror. A no ser que consideremos terror a la manera de dirigir, actuar, escenificar, producir... 



Establece los clichés que luego se cumplirían en futuras realizaciones:
1. No vayas virgen de excursión, te matarán.
2. No seas el bromista del grupo, te matarán.
3. No te fíes del guarda del lugar, te matarán.
4. No digas "Ahora vuelvo", no lo harás y te matarán.
5. No practiques sexo, hazlo antes de salir en pantalla o te matarán.
6. No vayas de sobrado, fortachón y sabelotodo, te matarán.
7. No vayas en braguitas (chico o chica, no discrimino), te matarán.
8. No hables mal del sitio o de la gente que allí hay, te matarán.
9. No te emborraches, te matarán.
10. Hagas lo que hagas, incluso si no haces nada de lo anterior, te matarán.



Tampoco voy a andar por las ramas, no voy a descubrir nada que no se haya dicho en 'Scream'. Sí, lo fascinante de esta película es que mucha gente cree que el asesino es quién luego se perpetuó en la saga: Jason. El amor de madre hace que muchos hijos nos sintamos protegidos, al menos si vamos a un campamento de verano. Todos relacionamos al gigantón con máscara de portero de hockey portando un machete. Pues ni gigantón, ni machete, ni máscara (que aparecería en la tercera parte). Una especie de 'Diez negritos' (Agatha Christie) en plan 'Verano Azul' pero sin bicicletas, sin Bea y sin Piraña. Mucho desacierto a la hora de rodar.

Curioso ver a un joven Kevin Bacon siendo asesinado (de forma original... algo es algo) en un paralelismo a Johnny Depp, que fue el primer asesinado por Freddy en 'Pesadilla en Elm Street'. Ni por aquel entonces, Bacon parecía que fuera a ser actor, a día de hoy sigue estando para asesinarle. De la otra gran baza, Betsy Palmer (Pamela Voorhees) la mamá de Jason, sólo puedo rescatar que puso de moda los jerseys de cuello alto en pleno verano; que los remos son un arma de destrucción masiva (que se lo digan a Matt Damon en 'El talento de Mr.Ripley') y que, por desgracia, pasará a la historia por haber sido una mamá sobreprotectora, al estilo de la de Norman Bates pero con menos glamour.



La paradoja de todo esto, es que este despropósito de película se convirtió en un éxito, generó secuelas a mansalva, contenía entre sus "autores", por no decir criminales, a gente que más tarde aprovecharía el tirón de ésta para embarcarse en otros proyectos algo más potables. Por ejemplo, el siempre eficaz Tom Savini ('Zombi', 'Abierto hasta el amanecer', 'Django Desencadenado') se encargó de los F/X. O Steve Miner ('House, una casa alucinante', 'Eternamente jóven', 'Halloween H20') fue el productor. Aunque sin duda lo que quedó grabado a fuego para siempre en el género del terror fue la creación de un mito en una franquicia que va en camino de tener más sucursales que los "7Eleven".

Información de más
  • Existe un verdadero Crystal Lake, en Florida (EEUU).
  • El guión fue escrito en 2 semanas.
  • La primera de una larga serie de películas con Jason como referente. Hasta 12 entre secuelas, reboots y cross-overs. Todo un record.
  • Hubo una versión aún peor tras el éxito de ésta: 'Sabado 14' (1981).
  • Victor Miller (guionista) iba a llamar Josh al personaje de Jason. Al final eligió el nombre de un chico del colegio que le caía fatal.
  • Recaudó 40 mills. con un presupuesto de 500 mil.
  • Fue filmada en un campamento real (New Jersey), sólo tuvieron que construir un decorado (el baño).
  • La popular melodía terrorífica la creó el propio compositor (Harry Manfredini) con su voz, utilizando dos sílabas (ki,ki,ki-ma,ma,ma) que supuestamente querrían decir (kill-mama).
  • La misma actriz Betsy Palmer califica la película de "Pedazo de mierda, sólo la hice para comprarme un coche nuevo".
  • La serpiente que muere en el film fue una idea de Tom Savini. Lamentamos comunicar que dicha serpiente murió realmente.
Nota final:5

No hay comentarios