Header Ads

Sitges 2013, dia 4: Machete caníbal (Especial Sitges)

Empezar las andaduras por el Festival de Sitges 2013 el 4º día y con "Machete Kills" es empezar fuerte. 

Si el domingo la programación del Festival nos obsequiaba con "A glimpse inside the mind of Charles Swann III", ese recreo millonario que se ha permitido filmar Roman Coppola con sus amiguetes, hoy hemos asistido a la versión barata y cutre del asunto. Porque Robert Rodriguez hace lo mismo, llama a todos sus amigos y rueda un film, aunque a diferencia de Coppola, estandarte del pijerío extremo, Rodriguez lo hace con toda la caspa posible.

Y es que Machete es mucho Machete. 



Machete no fuma. 
Machete no tuitea. 
Machete, directamente NO MUERE. 
"Machete Kills" es serie Z disfrazada de serie B. Se disfruta... y se olvida. Aunque esperamos ya ansiosos la llegada de "Machete Kills in Space".

Y por si os habéis quedado con más ganas de Machete, tenéis una crítica más extensa sobre "Machete Kills" a cargo de nuestra compañera @Saraiuni aquí.

Pero sin duda, y perdóname Machete, pero es así, el plato fuerte del día ha sido "We are what we are", remake made in USA de la mejicana "Somos lo que hay", presente en Sitges 2010, y tercer film que dirige Jim Mickle (y curiosamente, los 3 presentados también en nuestro festival).




Los Parker son una atípica familia que vive en una pequeña comunidad rural de Estados Unidos en la que el clima, con lluvias constantes, no es simplemente algo utilizado para cargar de dramatismo a las imágenes. La lluvia, torrencial en ocasiones, será en parte la desencadenante de todo lo que estamos a punto de presenciar.

Frank, el patriarca, controla a la família con severidad. A pesar de su mal estado de salud, no acude nunca al médico ni tampoco deja que su familia lo haga. Incluso el parto de los 3 hijos del matrimonio han tenido lugar en la propia casa familiar, únicamente contando con la ayuda del dr. Barrow, el médico local.
Sus tres hijos, Rose, Iris y el pequeño Rory, presentan también un aspecto enfermizo, atribuido por algunos a las estrictas normas religiosas que imperan en el hogar, como el de hacer ayuno durante días antes de la celebración de El Día del Cordero.



La muerte de la matriarca de la familia obliga, porque así son las cosas en casa de los Parker, a la hija mayor, Iris, a ocupar el lugar de su madre a la hora de seguir con las extrañas tradiciones ancestrales de la familia. Unas tradiciones que la propia Iris pero sobretodo su hermana pequeña Rose no están muy convencidas de continuar y que tienen relación con las desapariciones que vienen sucediendo en toda la región desde hace unos años.

Los que esperen un film de terror al uso, se sentirán decepcionados. El director se toma su tiempo para introducirnos en la historia, conocer a los personajes y sus secretos. No estamos diciendo con esto que la película sea lenta y aburrida, sino que la atmósfera que se consigue crear durante toda la proyección nos ayuda mucho mejor a conocer a todos los personajes y nos lleva, casi sin darnos cuenta a un clímax final que es puro delirio.

De todo el reparto, prácticamente nombres desconocidos, exceptuando a Michael Parks (ganador del premio al mejor actor en Sitges 2011 por "Red State") y Kelly McGillis, difícil de reconocer con su aspecto actual, destacan las jóvenes Ambyr Childers y Julia Garner en el papel de Iris y Rose Parker, las auténticas protagonistas del relato y que llevan con total autoridad el peso del mismo.




"We are what we are" es un plato cocinado a fuego lento que después de horas de cocción consigue dejarte plenamente satisfecho... aunque con poquísimas ganas de sentarte a la mesa.

Lo mejor: el desenlace de la historia
Lo peor: los flashbacks en los que conocemos parte de la historia de la familia, totalmente prescindibles

No hay comentarios