Header Ads

Spaceballs [Cine]

¿Si nos pusiéramos a listar todas las películas que parodian algún aspecto cinéfilo, sea otra película o un género en concreto, acabaríamos nunca? Probablemente, pero la lista es realmente extensa. Hace un par de días, dábamos un repaso a 'El jovencito Frankenstein', película de Mel Brooks donde parodiaba la historia de Mary Shelley. Hoy volvemos con Brooks, aunque esta vez ha ido a satirizar un clásico: 'Star Wars'.


¿De qué va?

El gobierno del planeta Spaceball pretende robar la atmósfera del planeta vecino, Druida. Para ello, secuestrarán a la princesa de dicho reina, la princesa Vespa (Daphne Zuniga) y así poder pedir el código de la atmósfera y poder llevar a cabo este "plan maestro".

La crítica

Antes de empezar, hay que recordar que Star Wars es una saga compuesta de seis episodios (por el momento), aunque en 1987, año del estreno de Spaceballs, tan solo se habían producido los tres últimos. Con lo cual, Mel Brooks pretende parodiar, en hora y media, tres películas de dos horas cada una de ellas.

En un comienzo, se nos plantea la trama con el humor absurdo típico del director, que en 'El jovencito Frankestein' tan bien funcionó. Siguiendo el esquema, se vuelve a tirar de nuevo de guiños a personajes de la saga original, dando nombres parecidos. Por ejemplo, en Star Wars todos sabemos quién es "Jabba the Hutt", así que en la película de Brooks aparece un personaje lago distinto: "Pizza el Hut", haciendo referencia a la cadena de pizzerías Pizza Hut. Así hay muchos otros, como cambiarle el sexo a C3PO, llamar al Halcón Milenario por  "Águila 5", ponerle a Yoda el nombre de Yogurt (como el lácteo si) o incluso cambiar "la fuerza" por "la suerte" siendo así el lema de los "jedis": "que tengas suerte".


Sin embargo, pasados unos minutos, aquellos guiños que al principio te parecieron interesantes, pasan a ser pequeños matices, porque cosas importantes como la fuerza o las espadas láser aparecen pasada media película (de hecho el enfrentamiento final parece metido con calzador), así como el simple hecho de suprimir a personajes como Obi-Wan Kenobi o Luke, que esto pasa por hacerlo todo tan deprisa sin pensar en las consecuencias.


Justamente es ahí donde creo Brooks peca, al intentar hacer una parodia de algo tan complejo y grandioso como es el universo Star Wars en tan poco tiempo. Ya que, si al principio la cosa parece estar bien, acaba por difuminarse, haciéndose algo repetitivo y muy pesado, puesto que el humor absurdo de esta obra es realmente absurdo, no hay nada que te llame la atención. 

Quizás pudiéramos ignorar eso y fijarnos en otras cosas, pero realmente se va todo de madre a nivel cómico: las bromas cada vez son más estúpidas y los personajes te parecen cada vez más y más vulgares, sobretodo Casco Oscuro (Rick Moranis), quien en un comienzo parecía divertir y al final termina por ser cargante. Pasan un par de bromas que realmente valen, como lo de peinar el desierto literalmente o la pequeña pincelada que dan a Indiana Jones, que es tremenda, pero poco más.

Aunque la cosa que mas me ha molestado ha sido ese perro hombre, que dice ser su mejor amigo: Barf. En serio, nadie se ha preguntado que es realmente y que aportaba a la película? Porque como parodia de Chewbacca me ha parecido demasiado pobre.

Eso sí, antes de acabar la película, vi un destello de algo realmente bueno y tronchante, cuando se parodían a un par de clásicos de Sci-Fi como son 'Alien' o 'El planeta de los simios', sobretodo la primera, puesto que sale el mismísimo John Hurt haciendo de John Hurt y suelta una de las mejores frases, si no la mejor, de toda la película: "otra vez no", ya os podéis imaginar el resto.

Seguramente Brooks hubiese cosechado un éxito mayor con esta película al hacerla más general y dar una pincelada a películas del género de Sci-Fi, pero al intentar satirizar el universo Star Wars, un gran seguidor de la saga se ha llevado un gran chasco. Eso sí, la categoría de película freak está totalmente merecida. Entretiene un rato, pero no entusiasma, una pobre parodia de un gran clásico. 

Información de más
  • Mel Brooks encarna a los personajes de Yogurt y del presidente Skroob.
  • El Coronel Harlan Sanders es el fundador de la famosa cadena de comida rápida KFC, una de las frases que dice Casco Oscuro es: "¿Cuál es el problema Coronel Sandurz? ¿Pollo?".
  • Mel Brooks tardó seis meses en escribir el guión.

Nota final: 5


1 comentario: