Header Ads

Ciudad de vida y muerte [Cine]


¿Cómo sería nuestra vida si en lugar de estar leyendo esta crítica, hubiésemos pasado por alguna guerra en el pasado? @blogtoma11 nos recomendó esta película, la cual nos hace reflexionar sobre cómo podría haber sido nuestra vida en un campo de refugiados chinos, Ciudad de vida y muerte nos lo enseña. 

 ¿De qué va?

Año 1937, estalla la segunda guerra sino-japonesa. Los japoneses acaban de conquistar Nanjing, la capital de la República China por aquél entonces. A través de las diferentes personas que permanecen en Nanjing, Chuan Lu (el director) nos quiere mostrar lo que ocurre en ese tipo de situaciones, desde todos los puntos de vista: un soldado, un prisionero o hasta un pobre crío.

La crítica

No hay mejor historia que una cierta bien explicada, ya que puedes llegar a sentir hasta qué punto puede ser próximo todo lo que nos quieren contar. En este caso, tenemos la suerte de estar tras la pantalla, observando acontecimientos atroces que tuvieron lugar en algún momento de la historia. Digo que se nos hace bastante próxima porque si hubiésemos sido nosotros, aquellos que estaban en el momento y el lugar adecuados, las vivencias, sentimientos y de más, serían de nuestra propiedad. Por suerte, lo más cerca que estaremos de ello es a través del visionado de las películas o el aprendizaje de la historia que, en este caso, están contados con sumo detalle.

A través de una calidad visual impresionante, Ciudad de vida y muerte relata los sucesos ocurridos en Nanjing durante la segunda guerra sino-japonesa (como ya he dicho anteriormente), pero más que explicarnos el avance de esta, nos enseña cómo era la vida para los chinos y los japoneses después de la conquista de Nanjing por el ejército japonés. Con lo cual la película tomará un rumbo dramático donde la frustración y el dolor tendrán un papel importante en el día a día de la gente china.

Es interesante como se puede jugar con el cine en ese aspecto, porque la película no tiene miramientos a la hora de mostrar la realidad al mundo (la escena de la niña y la ventana es un claro ejemplo). Además que contempla las dos posibilidades: cómo se va comportando la gente china, prisioneros de los japoneses y estos, ya que llega un punto en el cual entras a pensar hasta qué punto la brutalidad puede ser excesiva.

Sus personajes están presentes en todo momento en ese aspecto. Es cierto que al principio no acabas de saber en qué fregado te has metido cuando has escogido ver la película de Chuan Lu, pero a medida que avanza la trama argumental, el comportamiento de cada personaje se ve presente y puedes prever la situación emocional en la que se encuentran. El caso del soldado Kadokawa (Hideo Nakaizumi) es el más claro, su evolución es total y bastante definida, personalmente es el personaje más destacable de todos. Su personaje ve la realidad y sale de la falsa ilusión que su ejército le ha generado, la manera de operar y cómo comportarse. Aunque hay de todos los tipos: desde un representante nazi, quién no se define como alguien malvado, hasta un niño soldado, el cual consigue sonreír de vez en cuando. 

Por la parte técnica, gracias a ese filtro que no nos permite ver más color que los presentes en la escala de grises, podemos disfrutar de una película que no se muestra repugnante, pero si muy dolorosa. Sumando a ello una calidad de sonido abrumadora, el resultado final es una pieza impecable: imagen y sonido están combinados para que la cinta cobre una fuerza total. Tanto en la parte más técnica del film, como en la más dramática, triste y próxima.

Personalmente, pese a todo lo añadido, me ha acabado faltando una intensidad constante en la cinta, ya que quizás en algún momento los personajes están decaídos, algunos mueren, otros lloran, pero en otros momentos están contentos y llegan incluso a sonreír. Tampoco diré que realmente esta gente está triste en toda la cinta, pero por falta de ello, la película se hace larga en depende de que escenas y en algunas otras obvia (exceptuando un par de ocasiones).

Ciudad de vida y muerte es una película realista que pretende hacernos ver la crueldad que sufrió el pueblo chino durante la invasión de Nanjing. Visualmente es toda una joya pero a nivel de emociones, muy poco estable. Recomendable a cualquiera que quiera saber cómo se vivía en aquél entonces desde el punto de vista del pueblo chino. Una película que da mucho de que hablar.

Información de más
  • Resultó ser todo un éxito de taquilla, en tan solo las dos primeras semanas se recaudaron 150 millones de RMB (yuanes chinos), que equivalen a 20 millones de dólares.
  • Su rodaje costó 80 millones de RMB, aproximadamente 11,7 dólares y tardó cuatro años en ser rodada.
  • Las atrocidades que se narran en esta cinta se conocen como la masacre de Nanjing en China, mientras que en Japón son conocidas como "el incidente de Nanjing".
  • Ganó la concha de Oro del Festival de San Sebastián.
Nota final: 7

No hay comentarios