Header Ads

El Hobbit: Un Viaje Inesperado [Cine]

Hace unos once años se estrenó la primera adaptación de la famosa trilogía del Señor de los Anillos del señor J. R. R. Tolkien, la cual cosechó un éxito total e indiscutible. A día de hoy y gracias de nuevo al maravilloso Peter Jackson, se ha conseguido hacer una de las adaptaciones de otro sus libros, El Hobbit: Un Viaje Inesperado.


¿De qué va?

Los enanos, quienes llevan muchísimos años en lo más alto de la escala social dentro de la edad media, son invadidos y expulsados de su propio hogar por el malvado dragón Smaug. Unos años después, en la Comarca, el mago Gandalf (Ian McKellen) le hará una visita al menudo hobbit Bilbo Bolson (Martin Freeman). En su visita le propondrá hacer una aventura, pero es rechazada inmediatamente por el joven Bolson. Pese a su negativa, Gandalf convoca una reunión con los enanos en casa de este, la misión es clara: recuperar el hogar de estos, custodiado por Smaug con la ayuda de trece enanos, un mago y el Hobbit.


La critica

Sinceramente, cuando estaba esperando a ver la cinta pensaba que 'El Señor de los Anillos' fue lo que se quedó en aquella trilogía, que no podría tener otra como aquella. Por otra parte pensaba que tampoco me decepcionaría, que sería una buena película y deseaba volver a revivir lo vivido hace once años. Una vez vista tan solo puedo decir que no es 'El Señor de los Anillos', es 'El Hobbit' y viene pisando fuerte.

Jackson ha sacado a relucir esta pieza en muy buen momento. Pasada ya algo más de una década desde la exitosa 'Comunidad del Anillo', estrenar esta pieza justo ahora, me ha hecho valorar el inmenso trabajo que hay tanto delante de las cámaras como detrás: ni otro director, ni haber esperado más hubiesen dado mejores resultados. Así que esta gente sí que ha sabido leer el paso del tiempo y acertar en el clavo.

De nuevo la historia ha sido una absoluta maravilla. En un inicio se nos plantea el asunto de los enanos sin saber porque, seguidamente el señor Bilbo Bolson inicia su relato de lo que fue en antaño su juventud y de cómo emprende esa aventura que unos años después movilizará a todo el reino de la Tierra Media, con tal de preservar la paz. 

Comentando por partes este comienzo, he de decir que la historia inicial de los enanos es un espectacular, sin más. Porque hace que no puedas quitarle el ojo a la pantalla, es tan interesante y atractivo lo que cuenta, que no puedes ni parpadear si quiera. Después ese ritmo afloja mucho para poder explicar con calma y tranquilidad lo que Bilbo quiere relatarnos. Es cierto que quizás ese comienzo es algo largo, pero para nada influye negativamente en la película, gracias a este desarrollo inicial del argumento, la trama avanza viento en popa de una manera abismal hacia su final, sin dar un momento al espectador para aburrirse. Solo por eso, contando que hablamos de una película que dura aproximadamente casi tres horas, es digno de un verdadero maestro del cine, espectacular.

Pero la trama no es la única que nos seduce, ya que esta es de las pocas cintas (sí, muy pocas hay así) que combinen a la perfección los efectos especiales con una trama indiscutiblemente elaborada. Este tipo de películas demuestran que no todo es puro efecto especial, que la trama también influye, sin embargo el uso de la digitalización está tan logrado, que cualquiera que se atreva a ponerlo en evidencia haría el ridículo.

Si aún no hemos tenido suficiente, como en las anteriores entregas de las adaptaciones de Tolkien, los personajes están sumamente elaborados a la par que muy bien caracterizados. Como era de esperar, el señor Martin Freeman deja a Bilbo Bolson en lo más alto, volviendo a sorprendernos una vez más el comportamiento tan singular y característico de los Hobbits. Uno de los otros personajes donde se nota que se ha trabajado es el de Thorin, a quien se nota que se le quería dar un protagonismo superior. Su interpretación no queda al margen en ningún momento, de hecho creo que veremos más a Richard Armitage por la gran pantalla. El personaje de Armitage me recordó lejanamente al personaje de Aragorn: un príncipe que quiere recuperar el reino que le pertoca, apuesto y un líder total. Por si no fuera poco, a este peculiar dúo le acompañan 12 enanos más y el ya conocido Gandalf, quien de nuevo enamora al público con su gran sabiduría No está de más dar a conocer el personaje de Radagast, quien es otro de los cinco magos que vigilan la Tierra Media. Este en concreto es de lo más carismático divertido y entrañable, un acierto más a la lista de los ya numerados.

Aprovechando la mención de los personajes, destaco por encima de todo la gran labor del equipo de maquillaje quien nos ha dado a un Hugo Weaving y a una Cate Blanchett idénticos a sus personajes hace ya once años, con lo cual su incursión en la película es totalmente correcta y de nuevo, un acierto. Quizás para muchos es una tontería, pero este tipo de cosas hacen que la cinta sume puntos y brille más por sí sola.

Otro de los elementos que cabe destacar es que, de nuevo, se han conseguido llevar a cabo escenas de lo más completas. Una en concreto es el pequeño juego que mantiene Bilbo con Gollum y Smigol, donde se mezcla de todo: desde un poco de humor que nos brindan ambos personajes, hasta la tensión que genera dicha situación, además de cantidad de planos imperdibles de los cuales son para enmarcar, un servidor se quita el sombrero ante tal espectáculo.
Como ya se ha visto podría estar hablando todo el día de esta película y no me cansaría. Jackson ha vuelto a conseguir hacer revivir esas sensaciones que 'El Señor de los Anillos' logró crear en mí hace un tiempo, eso vale más que cualquier otra cosa en este mundo tan complejo. Así que en cuanto tengas un momento de tres horas y un poco de dinero, no dudes en acudir al cine a ver esta pedazo de obra, que no es lo que fueron sus predecesoras, pero tiene todos los números para dar fuerte y recrear de nuevo lo ya vivido en 2001. Desde aquí mi más enhorabuena a todo el equipo de 'El Hobbit: Un Viaje Inesperado'.

Por cierto, ¿Soy el único que desea volver a ver la trilogía del Señor de los Anillos? ¡Espero que no!

Información de más
  • Daniel Radcliffe, Shia LeBeouf, James McAvoy, Erryn Arkin y Tobey Macguire fueron considerados para el papel de Bilbo Bolson. Sin embargo Jackson quiso desde un primer momento a Martin Freeman para el papel. En un comienzo este lo rechazó por problemas de horario con la serie Sherlock, pero Jackson acomodó el horario con tal de conseguir que Freeman accediese a intepretar al personaje.
  • En un comienzo Guillermo del Toro iba a dirigir la cinta, tres años después de la pre-producción  este rechazó el trabajo y Peter Jackson accedió a volver a la Tierra Media.
  • Ron Perlman iba a aparecer en la cinta, pero cuando del Toro rechazó la dirección del film, Perlman hizo lo mismo.
  • Richard Armitage asegura que su primera experiencia en el mundo de la interpretación fue encarnando a un elfo en una producción de El Hobbit.
Nota final: 9

No hay comentarios