Header Ads

Con la muerte en los talones [Cine]

Seguro que alguna vez te has visto metido en un problema inmenso y no has sabido cómo salir. Al protagonista de este clásico le pasa algo por el estilo, seguro que ya sabéis de que película se trata: North by Northwest o como la llaman aquí: Con la muerte en los talones del maestro Alfred Hitchcock.

¿De qué va?


Roger O. Thornhill (Cary Grant) es un publicista a quien un par de espías, para su desgracia, confunde con un tal señor Kaplar. A partir de entonces, nuestro protagonista se verá metido en una serie de incidentes totalmente surrealistas con cantidad de intentos de asesinato, de los cuales tendrá que escapar por todo el país de los Estados Unidos.


La crítica


Todos hemos pensado en ver alguna vez un clásico de los más antiguos, con un director reconocido. Después de haber visto 'La taberna del irlandés', con la cual me llevé una gran decepción, así que para remediarlo busqué una película que apeteciese y se me cruzó esta pieza de Hitchcock. 
En un comienzo y nada más empezar, la cinta no te presenta a los personajes, ni se tira media hora para establecer un punto de partida que guíe a la trama, la película se monta sola y parece estar totalmente improvisada sobre la marcha. Apenas han transcurrido diez minutos que ya quieren acabar con nuestro protagonista, ¿y por qué? Pues no lo sabes y ese es uno de los motivos por los cuales sigues observando la pantalla. Por lo tanto tenemos un comienzo de los buenos, en los que no sabes si la película acabará a los diez minutos o a las dos horas (a menos que hayas mirado la ficha técnica previamente). Si con ese inicio la trama avanza con un ritmo óptimo, tendremos una película muy entretenida, en este caso Hitchcock se encarga de manejar los hilos y no hay quejas, todo un acierto.

El personaje principal de nuestra misteriosa trama no es más que un ricachón agente de publicidad encarnado nada más ni nada menos que por Cary Grant, la diversión está asegurada. En todo momento, pese a ser una película de misterio, el protagonista mantiene un ambiente cómico muy sugerente para todas las escenas, si lo secuestran, él hace todo tipo de bromas, quizás su vida peligra, pero es así y va a seguir siendo así en toda la cinta. Además de destacar que a Cary Grant le va como anillo al dedo, un personaje que va de traje en toda la cinta, que está al borde de la muerte pero sin embargo siempre se mantiene sereno, una combinación aplastante. 

El resto del reparto es en general secundario, no hay otro personaje que aguante el protagonismo de este, quizás la señorita Eve Kendell, caracterizada por Eva Marie Saint, es el segundo personaje que más aparece en el filme, pero no creo que sea tan acurado como el de Grant. Es cierto que está totalmente perfilado y junto a Thrornhill hacen un dúo perfecto, pero me gustó tanto el personaje de Grant, que todo el atractivo de este segundo no es el mismo se mire por donde se mire.

Como ya he comentado, el ambiente de misterio con pinceladas cómicas está presente en todo su metraje, y es gracias a ese toque que se nos brinda en esta cinta, se crean escenas realmente ejemplares. Una de ellas es la clásica persecución entre nuestro agente publicitario, en medio de la nada, entre cantidad de campos de cultivos, y una avioneta que pretende matarlo. Esa escena es tan obvia, tan singular y de nuevo, tan entretenida, que es normal que sea de las escenas más recordadas en el mundo del cine, de hecho solo por esa escena la película merece un vistazo de cualquiera: que alguien me explique qué narices hace un hombre, en medio de una llanura inmensa, entre multitud de campos de cultivo, corriendo y escabulléndose de una avión fumigadora que intenta matarlo, ¡es que es de locos! 
Como pega a la cinta, he de decir que al final se ve muy rebuscada y en consecuencia, se hace algo larga. Es verdad que quizás es una buena manera de acabar la cinta, no lo niego, ni mucho menos, pero demasiado extensa a mi parecer.

Finalmente he acabado pensando que en su momento, el señor Hitchcock quería mostrar al mundo que pasaría si uno de nosotros se metiese en un embrollo de tal envergadura, peligrando nuestra propia vida a cada instante y la fuerza con la que responderíamos a tal situación. Como ya se ha podido comprobar, el resultado es total.

Con lo cual si estas Navidades te apetece ver un clásico completísimo, 'North by Northwest' o como se tradujo en su momento: 'Con la muerte en los talones', es una buena opción. De las pocas que he visto del maestro, en mi opinión, está en muy buen lugar.


Información de más
  • La cinta de Hitchcock obtuvo tres nominaciones a los Oscars en 1960, todos para la parte técnica de la película.
  • En todas (o casi todas) las películas del director, este hace un pequeño cameo. En esta en concreto sucede al inicio de la cinta, cuando un señor pierde el bus, ese es el aclamado director.
  • MGM quería a la actriz Cyd Charisse para el papel de Eve, pero Hitchcock insistió en Eva Marie Saint.
  • Esta es la única película que hizo Hitchcock con la compañía MGM.
  • En muchas ocasiones ha estado considerada una de las mejores películas de la historia del cine.

Nota final: 8

No hay comentarios