Header Ads

Repulsión. Cuando Polanski nos quiere hacer pasar un mal rato [Cine]

Que Polanski es un bicho raro ya lo sabíamos, que es capaz de lo mejor y lo peor también, pero en esta ocasión hablamos de un título que es las dos cosas a la vez. Una película tensa, perfectamente guionizada y dirigida, capaz de absorbernos. Mientras que al mismo tiempo es una película absurda, densa, decadente, ilógica… en fin, es 'Repulsión'.




¿De qué va?


Carol (Catherine Deneuve) es una chica belga que vive en Londres con su hermana Helen (Yvonne Furneaux), que tiene un lío con un hombre casado. Carol es extremadamente reprimida en lo sexual y los hombres le atraen y repelen por igual. Cuando su hermana se va de vacaciones con su amante ella se queda sola y empieza la decadencia en su máxima expresión.

La crítica


Como se ha dicho previamente, Polanski ha sido siempre capaz de lo mejor y de lo peor. Suyas son grandes obras cinematográficas como 'La semilla del diablo'(1968), 'Chinatown' (1974), o la más reciente 'El Pianista' (2002), películas perfectamente estructuradas. Muy... académicas, por decirlo de algún modo. Por otro lado, es también el director y escritor de los films absurdos  '¿Qué?' (1972) más cercano al movimiento italiano de Pasolini y Bertolucci que al cine polaco del que procedía o al americano hacia donde quería ir. Luego esta 'Repulsión' una película que no hay por donde cogerla y a la vez es maravillosa.
Polanski nos habla de los tabús de las sociedades abiertas, como la inglesa de los primeros 70, pero no de sus cosas buenas si no de su lado oscuro, lo negativo que se esconde tras cada puerta.

Las escenas son pausadas, larguísimas, sin que nada suceda en realidad, pero donde queda muy claro todo lo que pasa e incluso lo que ha pasado anteriormente. Polanski utiliza un terror muy psicológico basado en objetos que, en teoría, son inofensivos, y lo hace tan bien que parece que esté mal hecho a posta. Es el caso del conejo listo para guisar, que se va pudriendo a la vez que el personaje protagonista. Las puertas, las luces y sobre todo las sombras, los encuadres... todo en esta película nos lleva al interior de los personajes y a sus miedos más feroces.
El director consigue, con sus movimientos suaves de cámara, los interminables travellings siguiendo a la protagonista caminar por Londres, e incluso los primeros planos de hasta 15 o 20 segundos, nos hundan en el más profundo de los desasosiegos, y más que repulsión, angustia sería la palabra más adecuada para definir este metraje.

Pero Roman Polanski tiene un don, ese con el que sólo pueden contar algunos directores como Martin Scorsese, Woody Allen o Terrence Malick: los mejores actores quieren trabajar para él. Y si ha trabajado con los mejores de cada momento (Marcello Mastroianni, Jack Nicholson, Isabel Adjani, Harrison Ford, Jodie Foster...) en esta ‘Repulsión’ no podía ser menos, y el difícil reto que suponía interpretar a Carol fue para Catherine Deneuve, que estaba en la cresta de la ola después de protagonizar ‘Los paraguas de Cherburgo’ y ‘La caza del hombre’ el año anterior.
Y es que sin esta escandalosamente buena actriz, esta película habría sido únicamente una locura más de su director. Pero Deneuve le da un aire al personaje enfermizo, ausente y lleno de inocencia a la vez, justo lo que buscaba el director. No debe ser nada fácil parecer inocente después de asesinar a un hombre, o aparecer calmada después de esos sueños erótico-agresivos que sufre Carol. Pero Deneuve le da esa “candidez fuerte” (si es que eso puede existir...) que sólo ella podía dar en ese momento en el cine europeo. Las italianas eran demasiado fuertes, las inglesas demasiado cándidas, las españolas no se consideraban actrices europeas, ya que estaban en un mundo aparte...

El resto de personajes son tan secundarios que ni siquiera valdría la pena enumerarlos: Ian Hendry y John Fraser están como de paso, como si no quisieran hacer ruido, y el personaje de la hermana de Carol, encarnado por Yvonne Furneaux, es tirando a insípido y poco explotado. Con motivo, porque no importa nada lo que hagan o dejen de hacer el resto. La película es de y para Catherine Deneuve.
A destacar también la banda sonora de Chico Hamilton, un percusionista que era una auténtica rara avis en el séptimo arte que dejó pocas obras pero muy especiales. Esta banda sonora es el complemento perfecto de la actriz y, entre ambos, guiados por la mano firme del director, nos llevan a otro mundo: un mundo lleno de locura, grietas, abusos, podredumbre y algun escaso rayo de luz.
Si bien tiene muchas cosas buenas, como no podía ser de otro modo con este director-guionista, en muchas ocasiones se nota la falta de planificación o de tiempo, algunas soluciones són drásticas y sorprenden por poco trabajadas. En el fondo, esta película no era un gran proyecto para Polanski y no pretendía hacer de Repulsión’ lo que hoy en día es: un clásico de culto, un imprescindible en el cine europeo de los 60, una película alejada de los estereotipos que marcó un antes y un después en el terreno del terror psicológico, de cómo tratarlo y de cómo hacerlo creíble. En definitiva, un film con muchos altibajos pero digno de inaugurar un género o un estilo de hacer cine.

Información de más
  • En principio, ‘Repulsión’ sólo era un modo de financiarse el que sería su siguiente film ‘Callejón sin salida’ (1966).
  • Junto con ‘La semilla del diablo’ y ‘El quimérico inquilino’, esta película conforma una especie de trilogía sobre los horrores de la vida en las grandes urbes.
  • La revista ‘Première’ la escogió como una de las 25 películas más peligrosas de la historia.
  • Es el primer largometraje con un orgasmo femenino (sólo audio) permitido por la censura britànica.
  • También fue la primera película de Polanski en inglés.
Nota final: 6

No hay comentarios