Header Ads

Star Wars VII: El despertar de la fuerza. Alabado seas, J.J [Cine]

Creo que nunca había ansiado ver tanto una película como lo he hecho con ésta. Recuerdo la gente twitteando cosas constantemente: que si avances de tráiler, que si imágenes, información, que si Harrison Ford se lesiona... En fin, que ha sido la espera más larga de mi vida para un largometraje y hoy, por fin, puedo repasarla con toda la calma del mundo. Todo un gustazo.

¿De qué va?

Uno de los aprendices de Luke Skywalker (Mark Hamill) ha sucumbido al lado oscuro de la fuerza bajo el nombre de Kylo Ren (Adam Driver). En consecuencia, Skywalker carga con toda la culpa y decide desaparecer. Ahora la nueva orden busca el mapa que dejó Skywalker para encontrarlo y terminar con la raza Jedi.


La crítica

¡CUANTA TENSIÓN! Lo que hemos tenido que esperar para poder ver 'Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza' y lo que nos ha gustado. Salía de la sala y no me acababa de creer todo lo que había visto, menuda pasada. Pero bueno, a lo que vamos.


En este séptimo episodio volvemos a partir de cero: tan solo existe un Jedi. Con lo cual la obra se centra en ambientar esta nueva trilogía del mismo modo que el episodio IV. Tenemos un villano, nuevos personajes con afán de aventuras y mucha acción, constante.


Si el simple hecho de volver a ver una buena película de la saga ya era una experiencia intensa, este extra de acción no nos va a dejar indiferentes. El ritmo de la cinta es trepidante y no hay dos aventuras iguales, vayan a donde vayan nuestros protagonistas siempre se las arreglan para acabar huyendo de algo o alguien.

Uno de las puntos más a favor de la película son la cantidad de guiños que hay en referencia a la trilogía original. Básicamente este episodio VII no deja de ser un copy paste (en cuanto a esquema) de lo que fue el episodio IV. Quizás peca de ser muy predecible en ciertos momentos, pero no llega a ser algo realmente molesto, de hecho se agradece este tributo hacía las cintas originales.


Las apariciones de elementos clásicos como son el Halcón Milenario, Han Solo, Chewie o Leia nos traen muy buenos recuerdos y es imposible no sonreír como un bobalicón. Pero lo mejor es la manera en que se da el relevo, en cómo los nuevos personajes son los protagonistas y recogen el testigo con decisión y lo más importante, sin miedo a lo que significa convertirse en los nuevos personajes icónicos de Star Wars. Ver y descubrir los guiños es genial pero es mejor aún ser testigo de ese nuevo Despertar de La Fuerza. 

Aquí entran en juego los personajes de Finn (John Boyega), Rey (Daisy Riley), Kylo Ren (Adam Driver), Poe Dameron (Oscar Isaac) o el pequeño robot BB-8. Todos ellos recuerdan a personajes de la trilogía original y como decíamos, vienen para reemplazarlos o incluso a mejorarlos, porque este episodio no va a menos.


Entrando más en detalle he de decir que el equipo formado por Finn, Rey, Poe y BB-8 es sencillamente genial, todo un acierto. Cada uno aporta su toque de acción además de esa pequeña esencia de humor en los peores momentos. 

Por el otro lado, he leído muchas críticas sobre Kylo Ren, pero yo sólo puedo quitarme el sombrero. ¡No saben lo que han creado! Kylo es una bestia de personaje y demuestra una evolución. Ha sido corrompido por el Lado Oscuro pero su transformación no acaba de estar completa. Es un personaje más cercano, no el típico malo que lo puede todo. Y dudaba que Adam Driver no estuviese a la altura pero ahora solo puedo decir que... ¡Quiero más!


Profundizando algo más en materia técnica, tengo mucho que decir pero seré breve: Williams ha vuelto a enamorar con su magia musical y no creo que pueda concebir Star Wars sin su música, esperemos que deje a alguien capaz de ello.

Lo mismo puedo decir con Mr. JJ. ¡Qué tio! La película es tan completa porque él está tras las cámaras y se nota (aunque ese plano panorámico final sobraba "muy mucho"). Si a esto le sumamos los efectos visuales a los que estamos acostumbrados en sus obras, apaga y vámonos. Por cierto, muy recomendable el 3D de ésta película, todo un acierto.


Bueno, y como se nota lo bien cuidada que está. La escenografía es una pasada, se nota en cada escena con algo de añadido digital y, sobretodo, en las persecuciones. No puedo dejar en el olvido lo buena que es la primera persecución con Rey al mando, es una aventura constante que sale de la pantalla y llega al espectador de una manera... Tenéis que ir a verla.

Y aunque no me guste sacarle pegas a Star Wars, hay pequeñas anotaciones que debo hacer. Una de ellas es que se ha abusado demasiado del termino típico del "elegido" y es algo que no he acabado de ver con buenos ojos, Star Wars nunca ha sido así. Anakin, por mucho que fuese alguien con muchísimo poder, nunca se presentó como un personaje de habilidades innatas sin, tan siquiera, una pizca de conocimiento sobre lo que es la fuerza o blandir una espada láser. La otra es que salta a la vista que Harrison Ford tiene ya cierta edad y no está para muchos trotes. 


También he de volver a hacer hincapié en que éste séptimo episodio no ha sido, para nada, una apuesta arriesgada. Es algo que, por mucho que al final siente bases y sea un tributo, no tendría que haber sido exactamente así. Seguramente la obra y el resultado final habría sido muchísimo mejor si se hubiese puesto más carne al asador y no se hubiese ido con tanta cautela, todo se ha de decir, aunque es evidente que eso es algo que se reservan para futuras entregas.

No puedo acabar la crítica sin decir que nunca lo había pasado tan mal, en toda la saga, con la escena crítica de este episodio. Qué tensión, qué nervios y qué de todo. Mira que lo veía a venir pero mis ojos no podrían creer lo que estaba pasando y era cierto. Toda una puñalada trapera.... ¡pero qué maestría de escena!


Finalmente comentar que es la primera película de una trilogía y que sí, hay muchas preguntas, pero no vayamos con el ansía de anhelar que todo sean respuestas en la primera entrega. Así que id al cine y disfrutadla, porque es una experiencia única. No puede ser de otra manera.

Información de más

  • La producción tuvo prefererencia para usar localizaciones reales y modelos en miniatura antes que pantallas verdes e imagenes generadas por computadora con el fin de poder hacer una película estéticamente más similar a las de la trilogía original.
  • Según la presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, cuando Harrison Ford y Chewbacca pusieron un pie en el Halcón Milenario, cada persona dentro del set quedó aturdida. Kennedy dijo que un total de 200 personas se quedarón completamente quietas debido a la presencia icónica de volver a ver entrar a Ford y Chewbacca en la nave de Han Solo.
  • Mark Hamill y John Boyega convencierón a J.J. Abrams para permitir a un fan de Star Wars, Daniel Fleetwood, ver la película antes de su estreno oficial, puesto que Fletwood había sido diagnosticado con cáncer terminal y no esperaba que llegase al día del estreno. Una vez Disney dio su visto bueno, Fletwood pudo ver la película en su casa. Fletwood murió el 10 de noviembre de 2015.

Nota final: 9

1 comentario:

  1. Muy pero muy complicado regreso sin embargo lleno de recuerdos. Definitivamente con El despertar de la Fuerza, me llevé una gran sorpresa. Como espectadora que ha asistido a los estrenos de los films previos, que prácticamente ha crecido con la primera trilogía, sólo puedo decir que me he enfrentado a una sensación con doble filo. Por un lado, feliz de reencontrarme con los viejos personajes, de palpar a ratos el espíritu de los films originales, de sentir la fuerza correr por mis venas mientras disfrutaba de una más que brillante mezcla de efectos digitales y físicos (uno de los mayores aciertos del film); pero por otro estaba todo el rato por delante del film, sabiendo en cada momento lo que iba a pasar, algo que sólo debe estar destinado a los más que necesarios segundos visionados. Ejemplo: en cuanto Han Solo llama a su hijo, sabemos qué va a pasar, y el momento, aunque bien interpretado, no posee fuerza. Pero sería injusto acribillar la película por ser a ratos, demasiados, predecible y casi una fotocopia de los instantes de la película que lo empezó todo. Al final El despertar de la fuerza parece más una película nostálgica que funcionará como transición para la nueva etapa de Star Wars ahora bajo la administración Disney Studios.

    ResponderEliminar