Header Ads

Ju-on, que patada tiene el maldito niño azul [Cine]

Llamadme gallina, pero a mi el cine de terror me impresiona y por eso me gusta. Esa sensación de no querer mirar porque sabes que algo va a ocurrir es única. Ya desde pequeño me gustaba el genero y, pese a mirar siempre mis espaldas cada vez que subía las escaleras de mi casa a oscuras, quería descubrir otra delicia. Esto me lleva a pensar que si hubiese visto esta obra algo más pequeño, habría pasado un tiempo durmiendo con la luz encendida.

¿De qué va?

'Ju-on' trata seis historias sobre casos de asesinato que han tenido algo que ver con una casa en la que se cometió un terrible homicidio. 

La crítica

Lo mío con 'Ju-on' (título original, en España la llamaron 'La maldición (The Grudge)' era un quiero y no puedo. Tenía muchas ganas de verla, porque me encanta el cine de terror pero... Maldito niño, me tenía acojonado. Al final le eché narices y menudo pecado haber esperado tanto.

Para entrar un poco en situación, os comentaré como empieza este espectáculo cinéfilo japonés. Fondo blanco. Letras en rojo, color sangre: 


"The Grudge:
maldición que genera una persona que muere presa de una ira intensa. Esta maldición queda concentrada en los lugares en los que dicha persona vivió.
Quienes van a parar a estos lugares sufren sus efectos, mueren y generan una nueva maldición."

Se muestran unas imágenes algo tétricas, acompañadas de una banda sonora que nos pone los pelos de punta y empieza el espectáculo. 

A partir de este punto la cinta se va montando lentamente entre las seis historias sobre dicha maldición, todas ellas relacionadas de un modo u otro, cortas y concisas. Este estilo de explicar lo que ocurre al espectador sembrará dudas en él a lo largo de todo el metraje, sobre la conexión de estos o que fue lo que pasó realmente en la casa donde persiste la maldición.

'Ju-on' es el ejemplo perfecto de como hacer crispar los nervios al espectador con un ambiente totalmente envolvente. Tan solo necesita meterse en tu cabeza con aquello que no muestra, con una música que acelere tu corazón y un argumento lleno de preguntas.

Así es como Takashi Shimizu se gana al publico y nos sumerge de lleno en una obra de terror psicológico total, en el que no imperan los sobresaltos, no se trata de una cinta slasher, esta es la magia del terror japonés. Tampoco hay que esperar algo real, puesto que la base de dicho terror está en la fantasía, la ideología sobre los espíritus e incluso algo de mitología. 

En este último aspecto, la obra puede ser algo confusa, puesto que la mayoría de espectadores del occidente no estamos especialmente enterados de los mitos en Japón. Así que quizás pueda parecer algo confusa en algún momento, pero en lo personal no ha sido mi caso. Lo que si es cierto es que, seguramente, esta cinta cause un terror más profundo a la gente de su tierra.

Eso sí, dejando de lado los rollos fantásticos y sobrenaturales... Cuando ves venir al crío, a ese maldito engendro de color azul... ¡Uf! Seguramente sea el elemento que más acojone de toda la obra, lo ves venir y solo te entran ganas de taparte con lo que tengas más a mano.

Por otro lado, 'Ju-on' es una maravilla cinematográfica. Esto se debe a que se escoge hacer una obra totalmente psicológica y los planos deben de estar muy bien escogido. Como he mencionado antes, parte de la magia de la obra de Takashi Shimizu es enseñar lo que toca en el momento preciso y ocultar al espectador el resto, hasta el momento de la verdad.

La genialidad de la obra va más allá y a esta fotografía y dirección le acompaña una banda sonora tétrica desde el comienzo. En más de una ocasión ha sido la auténtica protagonista cuando el silencio incomodo estaba presente, un pequeño ruido, una melodía que sube de tono y ya te tienen totalmente metido en la cinta.

Aunque quizás he echado en falta matar las escenas en momentos decisivos y acojonar al espectador como toca, dando un bote. Porque recuerdo que en una escena, de lo patidifuso que me quedé al ver lo que acababa de pasar, me eché a reír porque no creía lo que estaba viendo.

Pese a todo y a haber disfrutado mucho de 'Ju-on', el desenlace de la obra me dejó algo descolocado. Por un lado me quedé con ganas de más debido a su extraño final y no acabé de entender exactamente que fue lo que pasó, busqué una explicación y la única que me encontré fue "se trata de una obra de una saga". Si una cinta depende del resto de la saga... pierde y es una lástima, porque estaba realmente enganchado.

De todos modos, 'Ju-on' es una película digna de elogios y de las que recomendaría a alguien que me preguntase por terror japonés. De lo poco que he podido ver seguramente sea la que más me ha impactado, gracias a su curiosa manera de avanzar los hechos y meternos dentro de la película.

Información de más

  • Esta película es parte de una saga. 'Ju-on' es la tercera.
  • Se hizo una adaptación americana sobre la cinta de Takashi Shimizu en 2004.
  • Existen un par de videojuegos ambientados en 'Ju-on'.

Nota final: 8

No hay comentarios