Header Ads

Straight Outta Compton, calles peligrosas a ritmo de rap [Cine]

Con más de 160 millones de dólares de racaudación, 'Straight Outta Compton' se ha convertido en todo un fenómeno en USA y uno de los éxitos sorpresa de la temporada. La historia de los N.W.A., el grupo de rap y hip-hop más importante de la historia, ha convencido a la audiencia norteamericana. La pregunta ahora es saber si conseguirá lo mismo fuera de los USA donde la cultura rap no está tan extendida.



¿De qué va?

A mediados de los 80 Eazy-E (Jason Mitchell), un camello de poca monta que intenta sobrevivir en las peligrosas calles de Compton, uno de los barrios más peligrosos de Los Angeles. Harto de una vida que, irremediablemente, le llevará a la cárcel o a la tumba, funda junto a sus amigos Dr. Dre (Corey Hawkins), Ice Cube (O'Shea Jackson),  MC Ren (Aldis Hodge) y DJ Yella (Neil Brown) el grupo N.W.A. plasmando en sus letras lo que viven a diario y rebelándose contra el abuso de la autoridad. 

La crítica

Rodar un biopic siempre es peligroso. Se puede caer en el error de sólo querer contar una parte de la historia o de suavizarla y este es el principal problema de 'Straight Outta Compton'. Desde el desconocimiento de los hechos reales uno no puede evitar pensar que lo que vemos en pantalla es la visión muy personal y, en parte, glorificadora, sobretodo por dos de sus protagonistas: Ice Cube y Dr. Dre, que no en vano son los productores y principales impulsores de la cinta.



Uno hubiese deseado algo más de implicación a la hora de escribir el guión. La trama principal está muy simplificada aunque gana enteros gracias a los momentos musicales, cuando verdaderamente luce el producto. Pero algo más de pasión por la historia que cuenta uno de los momentos más importantes que se han vivido dentro del mundo de la música. No estaría de más, puesto que la sensación de querer quedar bien con todos pesa demasiado. Incluso el supuesto villano de la función, el productor Jerry Heller (Paul Giamatti), auténtico culpable de su éxito y acusado por el grupo de quedarse con parte de sus ingresos, es tratado con bastante suavidad (algo que no ha importado al Jerry Heller real puesto que ha demandado a la productora del film por difamación).



Donde sí que triunfa el film es en la recreación del universo que rodea a la banda, desde sus inicios en el peligroso barrio de Compton hasta su llegada al estrellato como banda pionera del mal llamado 'gangsta rap'. Los mejores momentos del film son los que cuentan el ascenso del grupo y la creación de sus primeras letras, teniendo su punto culminante el momento en que, pese a la prohibición de la policía de Detroit, interpretan el tema 'Fuck the police' en uno de sus conciertos, que acaba en plena batalla campal entre el público y las fuerzas del orden. F. Gary Gray, director de la película y que en sus inicios dirigió muchos video-clips (algunos para el propio Ice Cube) rueda la escena de forma magistral trasladando toda la tensión que se vive en el lugar.




Otro acierto de la película es su casting, acertadísimo en todos y cada uno de sus personajes. La frescura que aportan sobretodo los encargados de interpretar a los N.W.A. no se hubiese conseguido contratando a actores de más renombre. El parecido físico es excepcional (Jason Mitchell es un clon casi perfecto del verdadero Eazy-E) aunque en ocasiones ese parecido es más que obvio por razones evidentes: O'Shea Jackson, encargado de interpretar a Ice Cube es su hijo en la vida real.



Cuando la película abandona las calles de Compton para sustituirlas por los estudios de grabación y las mansiones donde se celebran fiestas multitudinarias es cuando entra en su parte más previsible. La aparente domesticación de todos y cada uno de los chicos, convertidos ahora en magnates de la música resta fuelle a una película que acaba por caer en convencionalismos casi cercanos al telefilme de sobremesa y en una precipitación que la historia no se merecía.

La llegada de un grupo como N.W.A. (cuyas siglas significa "Niggaz With Attitude", que podríamos traducir como "Negratas Con Actitud") supuso toda una revolución dentro del mundo de la música. Toda una generación se vio representada por esos cinco jóvenes que se rebelaron contra el constante acoso policial al que estaban sometidos y que, en cierta manera, encabezaron una revolución contra el sistema. Dicha revolución acabó estallando en los disturbios raciales que sufrió Los Angeles tras la absolución de los policías que atacaron a Rodney King en 1991, algo que por desgracia sigue estando igual de presente que entonces.



Información de más
  • El debut en el cine de F. Gary Gray fue en 'Friday', cinta escrita y protagonizada por Ice Cube.
  • Los actores de la película volvieron a grabar todo el album 'Straight Outta Compton' para ayudar a meterse en sus personajes.
  • El film se ha convertido en la película musical biográfica más taquillera de la historia.

Nota final: 6

No hay comentarios