Header Ads

'Moddern Life is Rubbish' de Blur, segundo disco y primero éxitos mayúsculos [Música]

Si 'Leisure' de Blur os gustó, prepararos porque su segundo disco tiene muchísima más miga en todos los sentidos: tiene canciones más lentas, más pegadizas, más rockeras, más bailables... Vamos, que estáis tardando en poneros con esta pequeña joyita que nos brindaron estos británicos en los noventa y que realmente merece ser escuchada.




Ficha técnica

- Título: Modern Life is Rubbish
- Artista: Blur
- Género: Britpop
- Año de publicación: 1993
- Discográfica: Food/SBK
- Duración: 58' 57'' (14 pistas)
- País: Reino Unido







La crítica

Dos años después de 'Leisure', Blur volvió al mercado con 'Modern Life is a Rubbish', un disco más fuerte y sólido que el anterior con más temazos a recordar y superior a su predecesor.


El disco abre con muchísima más fuerza que 'Leisure', nuevamente con dos de sus singles: primero suena 'For Tomorrow', un tema britpop algo suavon para empezar a abrir boca del cual no nos cansaremos de escuchar. Seguido de este tenemos 'Advert', que nos revolucionará por completo gracias al ritmo más acelerado que lleva, sentiremos como el lado más rockero de Blur nos invade, algo que apreciaremos con el paso de sus canciones.

Después de 'Advert' le sigue una canción más normalita, 'Colin Zeal', que pese a no ser como las dos primeras sigue teniendo ese ritmo adictivo que nos obliga a escucharla una y otra vez. 'Colin Zeal' insiste por ello en un Blur más rockero, con más caña, siguiendo el camino de 'Advert'.

Después de una intro prometedora, la cosa decae con 'Pressure on Julian', la canción rayante del disco. Desde el inicio Coxon le da forma con un riff que no para de sonar y que se hace realmente pesado. Por suerte para nosotros 'Star Shaped' renueva aires y nos vuelve a llenar de buenrollismo. Seguidamente entra en escena 'Blue Jeans', una de esas canciones experimentales de las que Blur va haciendo uso a lo largo de toda su discografía, una canción simpática aunque muy lenta, relajando el ritmillo general del disco.

Entonces llegan dos singles más del disco: 'Chemical World' y 'Sunday Sunday', que vienen a repartir más buenrollismo de ese que Blur sabe brindarnos. La primera tiene un ritmo que te obliga, que te exige escucharla una y otra vez en bucles infinitos sin descanso, esencia Blur 100%. La segunda es un cántico a no hacer nada, 'Sunday Sunday' (traducida 'Domingo domingo') es uno de esos temas que nos robará una sonrisa, nos transmitirá alegría por doquier y podremos escuchar en cualquier momento gracias a su ritmo más animado.

De nuevo, y esta vez para bien, Blur ofrece cinco minutos de rock experimental con 'Oily Water', una canción no tan pesada como 'Pressure on Julian'. A esto le sigue 'Miss America', otra de sus joyitas lentas que relajan el ambiente y ese rollo que no encuentras en cualquier sitio. Entonces llega uno de los temas clave del disco; 'Villa Rosie', con su estilazo de "buenas vibraciones" (con solo incluido) que nos recuerda que 'Modern Life is Rubbish' es un disco notable, bravo.

Finalmente, el cierre de disco es, a mi parecer, tremendo. El grupo británico ofrece dos temas de rock puro con 'Coping' y 'Turn It Up', para animar la fiesta y uno más relajado para cerrar acto, 'Resigned', dejando claro que aquí acaba el festival.

Si 'Leisure' era más compacto y monotono, con 'Modern Life is a Rubbish' Blur arremete con fuerza con un disco más variado y disperso. No cambian su estilo, pero si lo mejoran y nos ofrecen más pluralidad musical. 

¿La mejor del disco? A un solo click:

Nota final: 4/5

No hay comentarios