Header Ads

Insurgente... o deprimente [Cine]

Lo bueno, o lo malo, de tener muchos días de fiesta y quedarse sin actividades de ocio que hacer, es que uno sucumba a ir al cine sin una elección muy clara de qué película ver. Engañada por una primera entrega de esta saga que me pareció bastante resultona, me adentre en la sala esperando ver otra película de acción, con algo de gracia y que me hiciera pasar un buen rato. Pero no se pueden pedir peras al Olmo y cuando los guionistas y el director están vagos salen cosas como esta.




¿De qué va?

Tris Prior (Shailene Woodley) es una joven clasificada como divergente, un término utilizado para designar a aquellas personas que no encajan en ninguna, o en demasiadas de las facciones en las que se ha dividido la sociedad en el futuro. Ella y su compañero Cuatro sufren la persecución del gobierno y se encontrarán con un grupo de gente que quiere derrocar al nuevo régimen establecido con el uso de la fuerza. Pero hay un objeto, ocultado en secreto por los padres de Tris durante años, que será la clave de su triunfo o de su fracaso. Todo dependerá de quién consiga descifrar el enigma que contiene.

La crítica

Esta es la segunda entrega de la saga de films basados en la novelas homónimas de Veronica Roth. Otra historia sobre sociedades distópicas, que por suerte o por desgracia está claramente relacionado con historias como 'Los juegos del hambre', 'El dador de recuerdos' o 'El corredor del laberinto'.

El cine como industria siempre va a seguir las tendencias de moda para exprimir hasta el último euro de nuestros bolsillos, hasta que, exhaustos del mismo tipo de historias, tengan que espabilarse buscando otros géneros y argumentos que nos convenzan de nuevo para pagar nuestra entrada.


'Divergente' (sentimos no poder ofrecer su crítica de momento, posiblemente en su día no nos pareció tan importante como para hacerla, aunque cuando se trata de destripar, como en esta ocasión, no podemos negarnos), es una película que con una trama con cierto gancho y unos toques de acción molones, consigue entretener y dejar al espectador con cierto grado de satisfacción. 

Pero un año después, cuando ya hemos visto unas cuantas películas del género, no podemos esperar que el "éxito" que ha conseguido la primera entrega sea suficiente para rascarse la entrepierna llenando de topicazos y de sin sentidos esta segunda entrega, porque lo más probable es que el público se cabree, ni se le ocurra pagar por ver las siguiente y encima hable mal de ella. No es de ser muy listos que digamos.


El problema que tiene 'Insurgente', dejando a un lado el insufrible doblaje que tiene en castellano, sobre todo en el personaje de Tris que le han puesto voz de macho cansado, es que no se han preocupado en seguir cultivando la personalidad de su protagonista. En 'Divergente' la chica sufría una evolución marcada por su dilema existencial y se fortalecía cada vez más hasta convencer a todos de que era una crack. Sin embargo, en 'Insurgente' es una sosainas que pasa la primera parte de la película desapercibida, creo que dice poco más de tres frases, con un máximo de 5 palabras cada una.

Los guionistas no se han esmerado mucho en cultivar las emociones que se supone deben llegar al público y se sirven de clichés, que te van sacando de la historia y poco a poco te acaban desconectando del todo. Es como si ni siquiera conocieran a sus personajes, o no supieran cómo deberían actuar, o cuándo (AVISO DE SPOILER véase la escena en que deciden que se acuesten los protagonistas, en medio del meollo).


El punto heroína-villana tampoco acaba de cuajar, porque ni Tris es tan héroe ni Jeanine tan villana. Aunque hay un intento de profundizar en Tris todo queda en eso, un intento, puesto que su parte más rebelde no se conjunta bien con su parte más calmada. Tris es una chica que viene de una familia cuyo valor máximo es la humildad, la amabilidad y la confianza en la bondad de las personas. De repente, se ve inmersa en una situación en que tiene que intentar olvidarse de eso para conseguir salvar su pellejo y el de sus seres queridos. Pero su desarrollo en esta segunda parte de la saga empieza en que se le ha ido la pinza y es una psicokiller: “Guaaaaat?”. Lleva a cabo una evolución que no se la cree nadie, pero deberá cambiar para tener un final feliz y no quedar como una perturbada, por tanto al final lo zanjan con un "se ha curado porque sí".


La villana tiene puntos lúcidos durante la película, pero va desapareciendo tras esa máscara de soy mala y lo disfruto, en vez de intentar darle un toque más humano que haga que empaticemos con ella porque realmente está en ese dilema de "el fin justifica los medios". Aún así no podemos criticar a los actores que intentan salvar el paso sin pena, ni gloria, consiguiendo que al menos no sean otro punto negativo que achacar al filme.

En fin, para 'Insurgente' se cumple eso de segundas partes nunca fueron buenas. Pero los realizadores que dan por hecho que el público es tonto piensan: "vamos a meterles cámaras lentas de la ostia (si la habéis visto sabéis a qué escena me refiero) y CGI que eso lo arregla todo" (que en las películas de acción está muy bien, pero si no se usa como parche). ¿Es entretenida? bueno, no podría decir que sí porque estuve más pendiente de sus fallos que de sus pocos aciertos. La historia deja bastante indiferente porque no acaba por importarte ninguno de los personajes.


Como véis no, no os la recomiendo y lo digo “porque sí”.

Información de más
  • Es la primera secuela en la que participa Kate Winslet
  • En el libro Tris es incapaz de sostener un arma en sus manos, por lo que sucedió en la película anterior, pero en esta no tiene ningún problema en hacerlo, al parecer se tomaron bastantes licencias en la adaptación de la novela además de esta.
Nota final: 4

No hay comentarios