Header Ads

Dirty Dancing, la película clave para ponerle a una chica [Cine]

Hace un par de días, para variar un poco, fue San Valentín. Ese día tan especial en el que, se supone que todos los enamorados nos damos regalitos, besitos y pasamos una velada romántica, con pétalos de rosa, velas a oscuras y una cena encantadora. Eso o vemos una película de esas que o nos emocionan o nos hacen llorar de lo malas que son.

Pensando en que criticar tal día como yo, mi compañero Charlie propuso que viese esta pieza de finales de los ochenta y, aunque no estoy enamorado de él, le dedico esta crítica (y parte de mi odio personal).

¿De qué va?

Baby (Jennifer Grey), una joven de 17 años, va a veranear junto a su adinerada familia al balneario de un amigo de su padre. Allí conocerá a Johnny (Patrick Swayze), uno de los profesores de baile a quien no quitará ojo.

La crítica

Suele ser una buena fórmula mezclar el baile con una cinta empalagosa a más no poder y 'Dirty Dancing' es justamente eso, uno de esos extraños hitos que nos da vergüenza reconocer que pueden llegar a gustarnos.

La obra de Emile Ardolino trata el típico caso de romance "imposible" con final feliz. Chica de altas esferas conoce a chico rebelde de los suburbios, sus mundos colisionan y nace el amor. Como era de esperar existen algunos contratiempos para un final feliz pero, como es de esperar, comieron perdices y bla, bla, bla.

Este esquema 
se traslada a una casa de campo en la que nuestra damisela en apuros, más conocida por Baby (que vaya nombre más cutre le fueron a poner). Baby se enamora al instante de uno de los profesores de baile, Johnny. Ambos estrecharán lazos y formarán pareja de baile.

A decir verdad, 'Dirty Dancing' es justamente eso y ya está, no tiene más. Tratan de venderte un semidrama con algunas de las historietas de los personajes secundarios, conformados por la parte "barriobajera" del ambiente del lugar en el que se desarrollan los hechos. Mientras que la historia de amor entre Baby y Johnny avanza. 

Los personajes... Personalmente no me han cautivado puesto que la mayoría están faltos de credibilidad. Al ser una especie de cuento de princesas en el que la chica "rarita" se queda con el tiarron bueno, los personajes no llegan, tan solo son reflejos de ideales baratos sobre aquello que muchos querrían ser.

A esa idea le siguen sus interpretaciones, todas lejos de merecer una estatuilla. La mayoría están ahí, dentro de lo que cabe se perdonan, pero Jennifer Grey me mata. Grey tiene, durante casi todo el metraje, la misma cara. Si está triste, contenta o eufórica, apenas se le nota en la cara, no hay manera. Eso sí, la nominación a los Globos de Oro que no falte (madre mía...).


Pero no todo son pegas, el hecho de escoger como temática que lleva el argumento el baile, hace que la película sea más amena. Quizás podría haber habido más baile, pero no podemos negar que las mejores partes son esas en las que los personajes bailan. Y ojito con Patrick Swayze, normal que se camelase a cualquier mujer.

Pese a todo, la película se deja ver gracias a su reducida duración (hora y media) por los varios temas que van sonando y, cómo no, por la escena de final feliz, que aunque no sea perfecta tiene su qué. 

¿Vería otra vez 'Dirty Dancing'? Si puedo evitarlo lo haré, no me cabe la menor duda. El romance que nos venden no cuaja, no consigues sentirte identificado con ninguno de los personajes porque no te los crees. Me parecería una buena cinta de esas para ver en pareja y hacerte el blando, quizás así conseguirías algo... aunque no sé si vale la pena.

Información de más
  • Ganó un Oscar por la mejor canción '(I've had) Time of my life'.
  • Patrick Swayze tuvo que convencer a Jennifer Grey para rodar la película, ella estaba en desacuerdo tras haber rodado 'Amanecer Rojo' (1984).
  • Jennifer Grey tenía 27 años cuando rodó 'Dirty Dancing', diez años más que Baby. Tuvo que demostrar, en cinco minutos, que podía aparentar 17 y moverse lo requerido para su papel.
  • Dirty Dancing no gustó nada al principio, por lo que estuvo a punto de ser estrenada directamente en vídeo.
  • La producción de la película tuvo lugar en otoño, por lo que tuvieron que teñir con aerosol las hojas de los árboles.
Nota final: 5

No hay comentarios