Header Ads

Rain Man o "como comerse la pantalla" por Dustin Hoffman [Cine]

Además de esas películas de aventuras, la gran cantidad de obras fantásticas y de ciencia ficción, la década de los ochenta también nos brindó algún que otro drama digno de recordar con el paso de los años, de esos que empiezan medianamente bien y terminan por tocarnos la fibra sensible. Y como no, el ganador de un Oscar, Barry Levinson, ofreció en el 88: 'Rain Man', una de esas joyas de los ochenta.

¿De qué va?

Charlie Babbitt (Tom Cruise) recibe la noticia de que su padre, con el que hace años que no se habla, ha muerto. Cuando Charlie se dirige al lugar para obtener su herencia se entera que su padre dejó una gran cantidad de dinero a otra persona, su hermano autista Raymond (Dustin Hoffman). Charlie recogerá a su hermano del psiquiátrico en el que se encuentra para poder conseguir así el dinero que, según él, le pertenece.

La crítica

Como de costumbre, los dramas que tratan de enfermedades suelen ser productos que dan de lleno en el corazón del espectador. Saben cómo tocar la fibra sensible y más cuando la historia que se cuenta se hace próxima al espectador haciendo uso, de la mejor manera que puede, de todos y cada uno de los recursos que tiene a su disposición.

Quizás con un director como Barry Levinson no tenemos asegurado el éxito, pero no necesariamente tiene que ser el encargado de llevar la batuta. En un drama al fin y al cabo el papel más importante se lo llevan los actores o personajes que encabecen la obra y 'Rain man', en ese sentido, cumple su cometido. 


En 'Rain man ' contamos con una pareja que funciona desde el minuto 0, desde que ambos aparecen por pantalla saben cómo ganarse al público. Empezando por Charlie Babitt, un hombre que tiene problemas de dinero con su negocio de venta de coches y que, al enterarse de la muerte de su padre, ve una salida financiera con la fortuna que supuestamente éste le ha dejado.

Por otro lado tenemos a un discapacitado, una persona autista: Ray. Ray es el encargado de aportar ese toque lastimero que todo drama necesita para triunfar. Es el personaje que nos llega por su discapacidad y es él el que, junto con Charlie, se gana el cariño del público en cuestión de segundos.


Una vez presentados los personajes veremos, una y otra vez, como ambos hacen lo posible por llevarse bien. Uno no entenderá nada de lo que ocurre y el otro hará un esfuerzo casi sobrehumano por tratar de entender al otro y así poder conseguir lo que quiere.

Y a medida que la obra avanza va cogiendo forma, sus personajes se van definiendo a través de los hechos que van sucediendo. Vemos a un personaje impresionante en Charlie Babitt con una evolución ejemplar, encarado por un Tom Cruise en uno de sus mejores momentos dentro de su carrera, llevando a cuestas parte del protagonismo de una obra dramática ejemplar. Es una lástima que al final haya quedado para ser explotado como carnaza para blockbuster comerciales.


No obstante, el verdadero artista en esta obra no es otro que Dustin Hoffman, ofreciendo lo que probablemente sea la mejor interpretación de su carrera. Vemos en Hoffman a un auténtico enfermo con sus gestos, esa mirada perdida, los gritos cuando se pone nervioso o que no se entera de lo que verdaderamente está pasando. Hoffman pasa de ser un actor a alguien que no sabe comportarse y que necesita ayuda de verdad.  Es de esos papeles que no olvidas así como así y de los que no hay muchos, bravo por Hoffman.

Es el conjunto al completo que hace de 'Rain man' una obra ejemplar, un drama sin iguales. Gracias a la temática tan bien provista de lo que puede implicar estar bajo los cuidados de alguien autista. Dejando de lado, obviamente, todo ese tipo de eventos "sobrehumanos" de los cuales dudo que realmente pueda poseer un autista.


Y quizás, lo más importante de todo es el mensaje que lleva consigo 'Rain man', un mensaje que deberíamos aplicarnos todos: el dinero no es lo esencial en esta vida. Por ello Charlie Babitt vive una odisea durante la cinta con su hermano mayor al que, tarde o temprano, acabará por cogerle cariño y dejar el dinero de lado (o no, nunca se sabe).

Por si no lo habéis hecho aún, recomiendo encarecidamente el visionado de 'Rain man', una película que nos dejará un buen sabor de boca gracias a una historia que sabe cómo convencer, con una interpretación estelar de mano de Dustin Hoffman. Como ya he dicho: otra joya más de los ochenta.

Información de más
  • Ganadora de 4 Oscars.
  • En una entrevista en el show de Oprah, Tom Cruise y Dustin Hoffman comentaron que la escena en la que a Hoffman se le escapan flatulencias fue totalmente improvisada. Hoffman dijo que esa fue la mejor escena que había rodado jamás.
  • Después del estreno de la película, las gafas Ray Ban que luce Tom Cruise incrementaron sus ventas en un 15%.
  • La BSO de esta película fue la primera en Hollywood que Hans Zimmer compuso.
  • En la obra aparece Jake Hoffman, hijo de Dustin Hoffman, haciendo un pequeño papel.

Nota final: 8

No hay comentarios