Header Ads

Paddington, el oso viajero de Perú [Cine]

Hay ciertas épocas del año en el que las carteleras de nuestros cines se llenan de films mayoritariamente dedicados al público infantil. Suelen ser películas cortadas por un patrón similar (animación por ordenador con mensaje positivo final alabando valores como amistad, respeto, etc...) y raramente consiguen satisfacer a todos los espectadores.

Ante la llegada a nuestras salas de 'Paddington' no nos queda otra opción que aplaudir a rabiar porque además de ser una muy buena película infantil, no sólo encantará a los espectadores de más corta edad, también a sus padres.


¿De qué va?

Paddington es un oso que ha crecido en las profundidades de la selva peruana junto a su tía Lucy y su tío Pastuzo. Muchos años antes de su nacimiento, a la selva llega un explorador inglés con la misión de cazar ejemplares de animales singulares. Al conocer a la familia de osos, que incluso son capaces de aprender a hablar, decide no llevarlos a Londres, considerando que su hábitat natural es donde deben permanecer, pero antes de marchar les invita a que vayan a visitarle cuando ellos deseen. Muchos años después, un terremoto destruye el hogar de los osos y la tía Lucy embarca a Paddington como polizón en un barco destino a Londres, donde le encomienda la tarea de encontrar una nueva família. Allí conocerá a los Brown, que le ofrecerán cobijo y un hogar provisional.

La crítica

Creado en 1958 por Michael Bond, el oso Paddington está considerado uno de los iconos de la cultura británica a pesar de que fuera del Reino Unido no goce del mismo grado de reconocimiento que en tierras británicas.

Después de ser protagonista de infinidad de libros, seriales radiofónicos, series de TV e incluso cómics, era cuestión de tiempo que las aventuras del oso Paddington diesen el salto al cine. Y no lo hace de cualquier manera, ya que uno de sus impulsores es David Heyman, productor de 'Gravity' o la saga de Harry Potter.



Para conseguirlo, Heyman no ha escatimado en gastos. Gracias al CGI se ha podido crear un Paddington (y a su familia animal y entorno selvático) de lo más realista y además se ha rodeado de un grupo de actores suficientemente conocidos para otorgarle mayor empaque a la producción. Hugh Bonneville y Sally Hawkins son Henry y Mary Brown, que junto con sus dos hijos Judy y Jonathan (Madeleine Harris y Samuel Joslin) acogerán en su hogar a Paddington.



El film se toma su tiempo para explicarnos los orígenes del simpático oso y su posterior llegada a Londres y lo hace siguiendo fielmente los libros originales, pero a partir del momento en que Paddington pisa tierras británicas y es acogido por los Brown, la película decide aparcar momentáneamente lo escrito por Michael Bond inventando una nueva historia, escrita a dos manos por el guionista Hamish McColl y Paul King, director de la película.

En esa nueva historia la villana de la función tiene un mayor protagonismo. El papel está en manos de una estupenda Nicole Kidman que desde que ha dejado de inyectarse botox parece estar recuperando el rumbo de su carrera (y la naturalidad en su cara) y cuyo personaje viene a ser una especie de Cruella de Vil 2.0., pero con mucho más glamour y por supuesto, muchísimo más atractiva. 



Gracias a sus encantos consigue seducir al vecino de los Brown, el cascarrabias Sr. Curry (Peter Capaldi, el último actor encargado de dar vida al 'Dr. Who' y el personaje más flojo de todo el film) para que le ayude a atrapar a Paddington, al que le tiene reservado un terrible final.



El film demuestra que tiene suficiente personalidad para que ésta sea la primera de una serie de películas protagonizadas por Paddington y lo hace mezclando hábilmente tramas nuevas con escenas que son puro slapstick. Es evidente que el objetivo principal de éstas es hacer reír a carcajadas a los niños para mantener su interés en la película, pero su magnífica labor de planificación y rodaje (como por ejemplo, la escena del baño) las hacen  suficientemente atractivas e interesantes para el público más adulto.




Estamos todos de acuerdo que ir al cine hoy en día es prácticamente un lujo. Uno se lo puede permitir de vez en cuando si evita comprar cualquier otro extra (léase palomitas, refresco, chucherías, etc...) para no encarecer más el desorbitado precio de la entrada. Pero todo este planteamiento queda desmontado en el momento en el que hay que ir al cine con niños, puesto que es prácticamente imposible convencerlos de entrar en la sala sin nada que llevarse a la boca. Si a eso añadimos que por regla general las películas infantiles suelen acabar resultando aburridas para los padres, lo que podía llegar a ser una tarde perfecta con tus hijos en el cine se convierte en 2 horas de tortura que además te salen por un ojo de la cara. 

Por eso aplaudimos que 'Paddington' rompa esta regla y logre ser una película con la clara vocación de cine familiar y que además trate con la misma inteligencia a padres e hijos.

Información de más
  • El 15 de marzo del 2012, en el transcurso de los British Animated Awards, el oso Paddington fue elegido oficialmente Personaje Animado favorito de todos los tiempos por los británicos.
  • En un principio debía ser Colin Firth el encargado de poner voz a Paddington, pero después de hacer unas cuantas pruebas y viendo que no encajaba en el papel, el propio Firth abandonó el proyecto, siendo substituido por Ben Wishaw.
Nota final: 7

No hay comentarios