Header Ads

Perdida. Fincher vuelve a sus raices [Cine]

Hay películas de esas que te dejan buen sabor de boca, que las has disfrutado. Obras que recordarás los siguientes días después de verlas, repasando pequeños detalles que se te han pasado. Y después de estas, están esas cintas que recuerdas repetidas veces pasado mucho tiempo, las cuales hay escenas o personajes que no puedes olvidar.

David Fincher sabe de eso y, de un modo u otro, siempre consigue dejarte pensando un rato largo, como mínimo, al acabar una de sus cintas. Me pasó con 'Se7en', con 'El club de la lucha' y el maestro ha vuelto con 'Perdida'. Gracias por volver.


¿De qué va?

En el día de su quinto aniversario la mujer de Nick (Ben Affleck), Amy (Rosemund Pike), desaparece sin más. Hay indicios de lucha en el hogar de la pareja y todo apunta a un secuestro u homicidio. A medida que la policía investiga los hechos más pruebas apuntan a que Nick ha sido el responsable de la misteriosa desaparición de su mujer y tendrá que demostrar, por todos los medios, que él no ha sido.

La crítica

Hacía tiempo que no me quedaba sin palabras al terminar una obra de tal calibre como esta y es cierto que David Fincher sabe dar en el clavo. Pese a ser una obra adaptada se nota que ha dejado su marca personal y nos brinda más de dos horas de incertidumbre, giros argumentales y personajes sin igual, como nos ha tenido acostumbrados siempre en mayor o menor medida.

Cuando pienso en mi mujer, siempre pienso en su cabeza: me imagino fracturando su hermoso cráneo, desentrañando su cerebro, intentando obtener respuestas, las preguntas primordiales de cualquier matrimonio:
¿En qué estás pensando?
¿Cómo te sientes?
¿Qué nos hemos hecho el uno al otro?

Estás son las primeras líneas de 'Perdida', líneas que dice Nick, el marido de la mujer desaparecida y no son precisamente la clase de palabras que diría alguien inocente sobre misteriosa desaparición de su mujer. Con esta frase tomamos punto de partida en la búsqueda de Amy y a medida que los hechos van avanzando se nos explica cómo ha llegado la pareja hasta su situación actual después de cinco años de relación, apuntando a Nick como el principal sospechoso por la manera de proceder ante el público, tanto dentro de la película como fuera de ésta, Fincher juega con el espectador a su antojo desde el minuto uno.

A partir de aquí solo podemos hacer dos cosas: estar con Nick o en su contra. Fincher quiere que el espectador participe en la obra y lo consigue metiéndonos de lleno en la cinta, viendo como avanza la investigación, cuáles serán los siguientes pasos de los diferentes personajes y que nos deparará el resto del metraje. Es más, siempre nos sitúan en el día exacto de la pérdida de Amy, para que estemos atentos en todo momento de cómo está la situación.


Entonces llega el momento cúspide, no en la conclusión de la obra, para nada: a media cinta. 'Perdida' da un vuelco argumental abrumador que, desde luego, el espectador no ve venir y es desde ese preciso momento que pasamos a ver una cinta totalmente distinta: los personajes evolucionan al mismo tiempo que lo hace el argumento y la tensión, la emoción y participación del espectador crecen en un solo instante.

Si antes estábamos pendientes de como evolucionaría el hilo argumental, ahora estamos perplejos. Fincher lo ha vuelto a hacer, nos ha dado un escenario, unos personajes y de repente nos los ha mejorado. Tampoco olvidemos que uno de los protagonistas es Affleck, quien dirigió 'Adiós pequeña, adiós' y se nota que algo ha influenciado al director americano.


Aunque el director no es el único que merece todos los halagos; bravo a la novelista Gillian Flynn por brindarnos una obra de tal calibre (pese a no haberme leído el libro) y como no, al reparto. Podremos criticar lo que queramos a Affleck, su manera de sonreír o lo que sea que odiéis de él, pero hace justicia al papel y yo, por lo menos, me lo creo, lo veo y sí, creo en la inocencia de Nick por él.

Pero la verdadera estrella no es más que Rosemund Pike, quien carga bajo sus espaldas a un personaje de diez, perfecto a mi parecer y que lleva a la gran pantalla con mucha efectividad, por ello se ha ganado la nominación a los Globos de Oro de este año. Desde luego que los que desconocían a la actriz no creo que la pierdan de vista en futuros proyectos. 


Mención especial para Tyler Perry quien da vida a un personaje que da un aire diferente a la cinta y a Carrie Coon, quien también aporta su granito de arena interpretando a la hermana gemela de Nick, además de ese pequeño papel que interpreta Neil Patrick Harris, que aunque no sea mucho, es agradable verlo por la gran pantalla cinco minutos ni que sea.

Tampoco puedo dejar de lado la manera tan efectiva de desenlazar la obra, definido en una única palabra: espectacular. Porque aunque se haya dado una vez la vuelta al argumento, se vuelve a dar otra y terminan de acentuar con efectividad la esencia general de la obra, un thriller distinto sobre el caso un caso de desaparición más. 
Si tuviese que ponerle alguna pega bien podría decir que para los que no son asiduos a este tipo de películas, como es habitual, quizás encuentran algo larga o tediosa 'Perdida' pero tampoco creo que sea algo a tener necesariamente en cuenta, Fincher se encarga de desmenuzar el argumento debidamente para que el espectador pueda digerirlo con facilidad.

En mi opinión 'Perdida' es una de las obras que se situará en lo más alto de este año, ya que tiene todo lo necesario para triunfar como una de las mejores: un argumento sólido, personajes sorprendentes y una capacidad para transformarse inigualable. Como ya he dicho: de esas películas que no olvidas con facilidad (si es que llegas a hacerlo).

Información de más
  • Nominada a cuatro Globos de Oro.
  • Ben Affleck pospuso dirigir una película con tal de trabajar con Fincher. "Él es el único director que conozco que puede hacer el trabajo de todos los demás mejor que ellos", dijo Affleck. Un día de rodaje, Affleck cambió el ajuste de una cámara una cantidad casi imperceptible apostando que Fincher no se daría cuenta pero Fincher preguntó: "¿Por qué la cámara se ve oscura?".
  • Para poder meterse en el papel, Affleck investigó a personajes que estuvieron en la misma situación que Nick, poniendo especial atención en el caso de Scott Peterson.
  • Reese Whiterspoon obtuvo los derechos de la película de Gillian Flynn en 2012 y decidió producirla bajo su sello poniendo como condición interpretar a Amy. Asimismo, después de su primera reunión con David Fincher para explicarle su enfoque, Whiterspoon decidió no llevar a la gran pantalla a Amy, puesto que dijo que no era la persona adecuada para interpretar a la protagonista.

Nota final: 9

1 comentario:

  1. Genial crítica de una peli realmente genial que me extraña que no esté nominada al Oscar. Debe ser porque a Fincher no le tragan en Hollywood, porque si no no lo entiendo.
    Un saludo Kyle, que hace mucho que no te comentaba nada por aquí. Pero me sigo pasando eh? Jajaja

    ResponderEliminar