Header Ads

Summer-con TLP 2014 [Especiales]

La pasada semana (del 16 al 20 de Julio) se celebró en Santa Cruz de Tenerife uno de los eventos más esperados de la isla que además cuenta con reconocimiento nacional, la TLP Tenerife. Este evento abarca varias áreas temáticas tales como una Lan donde este año asistieron más de 2000 participantes, una zona de exposición sobre las últimas tecnologías, una serie de talleres y conferencias para desarrolladores o una zona e-sports, donde se celebraron torneos de los videojuegos más actuales, pero esta entrada se encargará de analizar exclusivamente otra de esas áreas, la Summer-Con.

La Summer-Con es un espacio antaño conocido como “Salón del manga” que ha ‘mutado’ dada la gran aceptación que ha ido teniendo con diferentes públicos, convirtiéndose así en una gran convención donde todo cuenta y tiene representación.

Este año la Summer-Con partía con grandes expectativas, pues doblaba en tamaño a la realizada en 2013, su plantel de artistas invitados era muy bueno y los talleres y concursos tenían muy buena pinta, pero como digo esto eran meras expectativas pues la práctica fue muy distinta de la teoría, y para explicar eso hacemos esta review.

Como ya hemos comentado, el tamaño de esta Summer-Con era mayor que años pasados y eso se notaba, daba gusto caminar con tranquilidad aún con la cantidad tan enorme de gente que asiste a este evento cada año y se podían ver los diferentes stands de las tiendas participantes sin ningún problema, además, el escenario habilitado por la organización para la mayoría de concursos se encontraba en una terraza para que el calor no fuese tan acuciante como en el interior del recinto, lo que también fue de agradecer.

Este año el evento contaba con la participación de grandes artistas de la talla de Ken Niimura, Luis Royo o Pepe Larraz - ambos ilustradores y dibujantes reconocidos a nivel internacional-, entre muchos otros, con los que los asistentes pudieron disfrutar de varios encuentros a lo largo de la semana.

Los talleres fueron los otros grandes beneficiados en la ampliación de la Summer, pues contaban con un enorme espacio para ellos y así pudieron aumentar en variedad. Este año hubo talleres de orejitas,  origami, papercraft, hama (sí, hama, eso que no falte), plasti show…además de un sinfín de juegos de mesa donde voluntarios –tanto de la organización como de tiendas colaboradoras- enseñaban a los visitantes a hacer sus propias manualidades o disfrutar de juegos absolutamente desconocidos para la mayoría.



Y llegó el desastre. Bien es sabido para los habituales que el gran fuerte de este evento son los concursos pero, primero que nada, vamos a hacer una distinción entre los concursos de Karaoke y Asian Best Dance Cover frente al de Cosplay, los dos primeros se hicieron en un escenario exterior y más pequeño que el de Cosplay pues así era lo lógico dadas las particularidades de cada uno de los concursos. Los concursos al aire libre empezaron cerca de una hora tarde, aunque apenas hubo fallos técnicos a lo largo de los mismos y el presentador hizo de ellos algo ameno y fluido, como pega sólo decir que la diferencia entre los ganadores y el resto era quizá muy evidente como para dar emoción al anuncio de los premiados y la falta de entretenimiento durante la deliberación del jurado hacía que el público se dispersase sin tener claro a qué hora volver para enterarse del ganador.

Caso  aparte es el concurso de Cosplay, el que cada año es el que más expectación genera y por ello se deja como cierre del evento, sin embargo este año fue un auténtico desastre. El concurso se realizó en un escenario diferente al habitual y por lo tanto no estaba habilitado correctamente, por tal motivo se retrasó casi 2 horas durante las cuales no hubo ningún tipo de anuncio por parte de la organización y lo que es peor, los espectadores podíamos ver a alguno de sus integrantes sentados en el escenario riéndose entre ellos mientras esperábamos ese tiempo y los voluntarios (y algún que otro organizador) sudaban lo indecible para poder sacar adelante el concurso; una vez pasada una hora se les ocurrió sacar una especie de helicóptero por control remoto para entretener al público en vez de dar algún tipo de explicación del retraso, lo que aumentó el malestar. Una vez empezado el evento hubo también fallos de todo tipo, el audio no funcionaba bien, los vídeos entraban tarde o ni lo hacían…vamos, un auténtico caos, fue un espectáculo lamentable de ver para todos los allí presentes.

Dentro de todo lo malo, cabe añadir que tanto el presentador como una animadora (ambos voluntarios) fueron los que hicieron que el público entero no se marchase de aquel lugar con ganas de no volver jamás.



Este año ya se ha acabado, esperamos que el año que viene se vuelva a realizar este evento más y sobre todo mejor, y que los fallos cometidos sirvan para aprender a no dejar las cosas para el último momento y que la organización tome nota de sus errores para aprender de ellos, porque en Tenerife no queremos quedarnos sin nuestra Summer-Con.

2 comentarios:

  1. La cierto es que coincido en muchos aspectos de esta crítica, que como tal se debería tomar y de la cual la organización de TLP y Summer-Con podría aprender de los errores cometidos en el pasado (aunque muchos se repiten año tras año) para hacer una TLP/Summer-Com mejor la próxima vez.
    Como dicen por ahí soy un "FanBoy" de TLP, pero eso no quiere decir que no vea y sepa apreciar los fallos que se cometen.
    Muy buena crítica y espero leerte alguna más por aquí Chise_Hinah

    ResponderEliminar
  2. Eres una crack y 100% cierto todo lo que has escrito. ^^

    ResponderEliminar