Header Ads

Bye bye California [Especiales]

No ha pasado aún ni un año desde que nuestro asesino preferido de Showtime, Dexter Morgan, nos dejó después de ocho años asesinando capítulo tras capítulo, que ahora la famosa productora ha puesto punto y final a los desmadres de Hank Moody, el protagonista de la serie cómica 'Californication', una de las series más polémicas y originales que hemos tenido ocasión de seguir recientemente. Y después de otra despedida a una de las series que más enganchado me ha tenido, uno no puede evitar parar a preguntarse qué tal ha sido el paso por la serie protagonizada por David Duchovny estos siete años.


Con un Globo de Oro a la mejor interpretación masculina en 2008 y unas pocas nominaciones más, el pasado 29 de julio 'Californication' llegó a su fin tras siete temporadas, siete temporadas de puro y auténtico humor inteligente a más no poder, con aventuras, orgias, peleas y borracheras que Hank Moody y los suyos han sabido darnos. ¿Pero es este el final que Moody merecía?

Personalmente todos esperábamos algo legendario, un final de esos reveladores sin llevarlo al extremo obviamente, nadie quiere que se repita el final de 'Los Serrano' (o quizás si),  pero todos sabíamos como acabaría la cosa y que era prácticamente imposible que el final fuese otro, lo hemos sabido desde el mismísimo principio: el chico se lleva a la chica. Y como no, que todo cabo suelto con Hank quedase cerrado por completo.


No obstante tenemos que admitir que sí, la serie de Showtime había perdido algo de fuerza con el paso del tiempo puesto que la fórmula del éxito era siempre la misma temporada tras temporada y eso tiene que terminar algún día. Aunque 'Californication' tenía el mismo salero de siempre, las historias la debían de terminar e intentar dejar en lo más alto a la serie.

Y si, esta última temporada no ha sido la mejor, había agujerazos en el guión, incertidumbres por doquier (como por qué no se hizo Hank una prueba de paternidad) y alguna otra observación que se me escapa. Pero es lo mismo que he anotado anteriormente: es la fórmula de siempre y todos los que la hemos seguido lo hemos sabido, no hay más. 


Pero una cosa está clara: la serie es única. Tenía todo lo necesario para enganchar al espectador: humor, personajes de lo más característicos, historias de lo más rebuscadas que nos robaban las carcajadas capítulo tras capítulo, un sinfín de gamberradas que nos dejaban boquiabiertos, etc. Todos teníamos a nuestro preferido. La mayoría (por no decir todos) deseábamos que Hank y Karen estuviesen juntos, que su mejor amigo tuviese sus pequeños problemas que le perseguían constantemente debido a su mala pata en todo y así podríamos estar hasta que acabase el verano, porque la mella que deja 'Californication' es profunda.


Tampoco olvidamos, ni olvidaremos, todo lo que esta serie nos ha dado, su originalidad allá dónde fuese sin necesidad de echar uso a elementos típicos en las series humorísticas como las risas enlatadas, sketches típicos y demás. 'Californication' es una serie de sello único se mire por donde se mire por mucho que con el paso del tiempo haya decaído lentamente. 

Aún podemos echar recuerdo a la de personajes que han pasado por la serie como Marilyn Manson, Carla Gugino, RZA, Heather Graham o Rob Lowe, las veces que nos hemos emocionado como cuando Karen se escapaba de su boda para irse con Moody o las gamberradas del gran Charlie Runkle como la vez que se la chupó un travestido y él sin saberlo.

Porque por mucho que 'Californication' fuese una receta repetida una y otra vez, nuestro médico nos la recomendaba semana tras semana. Era una gran serie que no voy a dudar en recomendar una y otra vez, por dar cada año durante tres meses, veinte minutos de humor semanales. Por su gran originalidad temática y humorística. Por sus personajes. Por todas las gamberradas que hemos visto y por todas y cada una de las carcajadas que nos han brindando. 

Ahora solo nos queda esperar a ver que nos brinda Showtime y cuáles serán los próximos proyectos del elenco de 'Californication', aunque la mayoría seguiremos a Duchovny allá donde vaya.


No hay comentarios