Header Ads

Al filo del mañana [Cine]

Tom Cruise ya no es aquel actor que enlazaba éxito tras éxito, ya fuese interpretando a un piloto de aviones, un barman malabarista o un veterano del Vietnam. Sus últimos films pueden considerarse casi todos relativos fracasos comerciales (dejando de lado la saga 'Misión: Imposible'), pero eso no ha hecho que el actor recurra a intentar repetir viejas fórmulas con tal de conquistar de nuevo la taquilla, sino todo lo contrario. 'Al Filo del Mañana' es una buena muestra de esta nueva faceta interpretativa de Cruise.



¿De qué va?

Una raza alienígena, los Mímicos, llevan años  atacando la Tierra. A pesar de que los humanos disponen de teconología bélica de última generación, están perdiendo la guerra. Bill Cage (Tom Cruise), un oficial que no ha vivido ni un sólo día de batalla, es degradado y obligado a incorporarse a un batallón de soldados que, entrenados por el sargento Farrell (Bill Paxton) será enviado a primera línea de guerra inmediatamente. Sin apenas entrenamiento, Cage entra en combate y muere a la primera de cambio, justo después de conocer a la soldado más emblemática de todo el ejército, Rita Vrataski (Emily Blunt). Sin embargo, despierta al principio de ese mismo día, reviviendo una y otra vez todos los hechos ocurridos, sin saber por qué ocurre tal cosa. Algo a lo que quizá pueda dar algo de sentido la propia soldado Vrataski.

La crítica

Lo que nos vamos a encontrar si vamos a ver una película de Tom Cruise es que Tom Cruise sigue siendo el héroe encargado de salvar al mundo de cualquier amenaza y que al final se lleva a la chica. Hay cosas que nunca cambian. Pero ahora sus interpretaciones están lejos de aquellos personajes inmaculados, sin fisuras y de moral intachable a los que nos tenía acostumbrados. 



Cage, el personaje de Cruise en 'Al Filo del Mañana' es un cobarde con todas las letras. A pesar de tener un rango militar bastante elevado pronto nos dejan claro que no ha llegado allí por sus méritos en combate sino todo lo contrario, y ante las ordenes de un oficial superior, el general Brigham (Brendan Gleeson), quien le obliga a entrar en combate en primera línea de fuego, no duda en intentar chantajear a dicho oficial con tal de evitar su incorporación a filas. La mayoría de estrellas de Hollywood no estarían dispuestas a interpretar a un personaje así, y probablemente obligarían a cambiar el guión para convertirse en el héroe de la película de principio a fin.



Una vez presentado el personaje de Cruise... y de verlo morir, entra en un bucle temporal que hace que cada vez que muere en combate vuelva a despertar en el mismo momento de su vida y así es como entramos en una espiral de repeticiones sistemáticas de la misma escena. El hecho de tener a los actores interpretando la misma escena y diálogos continuamente podría llegar a aburrir, pero la buena labor del montador del film consigue que la narración avance rápidamente, sin estancarse en detalles banales ya vistos, y además permite que actores como Bill Paxton, a cargo de un personaje secundario y que prácticamente siempre recita las mismas frases, puedan lucirse dando ligeros matices a su interpretación.



Esto se aprovecha para hacer encajar al personaje de Emily Blunt, la soldado Rita Vrataski, un personaje totalmente opuesto al de Cruise. Rita es prácticamente perfecta. Guapa, valiente y siempre dispuesta a entrar en batalla, es la soldado más admirada en toda la Tierra. Posee el récord de muertes de Mímicos en un sólo día de combate y además, practica yoga para mantener la mente alejada del estrés del combate. Su personaje es el que da algo de coherencia a todo lo que ocurre, siendo la encargada de explicar el por qué de ese bucle temporal infinito dándole así un sentido a un argumento ya de por si fantasioso.



Si hay que buscarle un pero a la película es a partir de ese momento, cuando la historia, que hasta el momento se ha tomado su tiempo en desarrollar los hechos y los personajes de una manera ejemplar, parece que tenga prisa por llegar a un clímax final donde, según mandan los cánones, debe producirse la batalla final contra el enemigo: la escena más espectacular del film y donde todo queda resuelto. Y aunque así es, no deja de ser un final poco espectacular y más convencional de lo que hasta el momento nos habían mostrado los responsables de la película.



A pesar de este bache final, Doug Liman vuelve a demostrar su buena mano con el cine de acción. No en vano él fue el encargado de llevar por primera vez las aventuras de Jason Bourne al cine (aunque las mejores películas de la saga fueron las dirigidas por Paul Greengrass).


Tom Cruise es un tio inteligente. Quizás es consciente de que su edad no le permite hacer creíbles según que papeles. O que su carrera no van tan bien como desearía y que no le queda más remedio que aceptar papeles como el de 'Al Filo del Mañana'. O tal vez sea que es mucho mejor actor de lo que todos creemos, que es capaz de asumir un papel de cobarde sin temer que su reputación (ya de por si manchada por culpa de su relación con la Iglesia de la Cienciología) se resienta y que antepone la calidad de un guión a la imagen de sus personajes perfectos, sin mácula alguna, algo que el actor lleva haciendo en sus últimos films, donde repite un papel de héroe imperfecto superado por los acontecimientos (como en 'Jack Reacher' o en 'Oblivion', por ejemplo).

Sea como fuere, se agradece la decisión del actor, ya que lo que consigue es favorecer enormemente al desarrollo de la película y de paso ofrecer nuevos estímulos a los espectadores.

Información de más
  • La película está basada en 'All You Need is Kill', una light novel (libros con poco texto y muchas ilustraciones) del escritor japonés Hiroshi Sakurazaka, muy popular en su país.
  • Brad Pitt y Bérénice Bejo fueron los primeros actores en los que se pensó para protagonizar el film.
  • Tom Cruise gastó más de 100,000 dólares de su bolsillo en una fiesta de despedida del rodaje, a la que no pudo asistir porque se encontraba rodando escenas adicionales.
  • La película ha sido filmada totalmente en Gran Bretaña, en los estudios donde se rodó la saga de Harry Potter.
  • Para una de las escenas iniciales, en las que un helicóptero aterriza en pleno Trafalgar Square de Londres, se consiguió cortar el tráfico de tan emblemático lugar para hacer aterrizar a un helicóptero real, a pesar de que en un principio se había pensado en que la nave fuese recreada digitalmente.
Nota final: 8

1 comentario:

  1. Pensé que me iba a cansar de volver a ver a Tom Cruise salvar al mundo en sci-fi pero la verdad es que no ha pasado, Edge of tomorrow es totalmente recomendada, los extraterrestres están geniales y Emily Blount es perfecta para esto.

    ResponderEliminar