Header Ads

Los seductores [Cine]

La de veces que uno se topa con una película decentona en momentos de esos que no esperas. Para muchos, ver cine en un AVE es algo normal, pero ver BUEN cine parece casi imposible. Aún recuerdo aquella vez que dijeron que iban a dar 'Rush' y pusieron morralla que vete tú a saber de donde habrían sacado. Aunque de entre tanto mal cine conseguí sacar una obra entretenida y original que la mayoría podría disfrutar.


¿De qué va?

Alex (Romain Duris) es un rompe parejas profesional. Con la ayuda de su hermana Mélanie (Julie Ferrer) y su marido Marc (François Damiens) se encargan de demostrar a mujeres infelices que deben cambiar el rumbo de sus vidas. Aunque el negocio no parece dar los beneficios suficientes y Alex deberá de aceptar el trabajo más difícil de su trayectoria: acabar en diez días con los planes de boda de Juliette (Vanessa Paradis) y Jonathan (Andrew Lincoln).

La crítica

Tenemos cantidad de géneros en el cine para explotar y todos variopintos, pero parece ser que el que más suele tirar es el de las comedias románticas, porque suele gustar a todos, en mayor o menor grado, pero una buena película del género tiene las de ganar. Un thriller, una obra de acción o una de terror tiene las de perder sea con unos o con otros, pero las comedias más romanticonas esto suele costar. Con esto y una idea original a desarrollar, Pascal Chaumeil nos ofrece una cinta entretenida de principio a fin.

Hablo de una idea original porque el equipo de rompecorazones que se nos presenta es ejemplar, como si de la mismísima policía secreta se tratase, el equipo familiar formado por Alex, Mélanie y Marc se las busca para romper parejas. A través de un elaborado plan (tanto que podrían ser auténticos ladrones y dejar dicho negocio de lado), Alex embauca a las mujeres infelices en una pareja y sin entrar en trato carnal, consigue que dejen a su marido. 


Como ya he dicho, los métodos de este trío tan característico son de lo más rebuscados, puesto que en alguna ocasión llegan a piratear el sistema de cámaras de vigilancia publica. Esta es la diferencia entre la obra de Chaumeil y muchas de las comedias románticas típicas, el humor va más allá de lo cotidiano. Falsas identidades, planes rebuscados para nimiedades y entrenamientos absurdos (como aprenderse el baile final de 'Dirty Dancing') dan lugar a muchos momentos cómicos a lo largo de la obra, haciéndola entretenida y muy llevadera.

Es gracias a estos personajes que la obra se hace entretenida y no decae pese a ser un producto que nos han vendido unas cuantas veces. Todo lo que hacen para mantener el plan a flote le da ese toque cómico a la obra: ¿quién haría semejantes locuras solo por trabajo? Pero de lejos, mi preferido entre todos es Marc, quién le pone esa guinda al pastel y nos da momentos de carcajadas, no sabes por dónde va a salir su siguiente tontería, porque su cometido es ese.


Lo curioso es el fin del negocio de esta familia: hacer feliz a gente abriéndoles los ojos. En ninguna ocasión Alex llegará a más con ninguno de sus objetivos y por supuesto, si hay amor en la pareja, no intervendrán en romperla. No obstante, esta última norma es modificada cuando Alex se ve en un aprieto financiero y decide saltarse dicha norma y hacer imposibles con el caso de Juliette y Jonathan.

Por esto último hay que saber que este tipo de películas (como he anotado anteriormente) tienen esa pequeña contra de saber el final, porque no suelen tener unos finales sorprendentes ni tristes, aquí el desenlace es el mismo: chico con chica, enamorados y se acabó. Por ello, la obra tiene esa pequeña limitación que no podrá llegar a ser más de lo que es. 


Así que si estáis aburridos algún día y queréis ver una película con vuestra pareja o familiares, 'Los seductores' es una buena opción. No será la comedia de vuestra vida, ni el romance que os robe el corazón, pero entretiene y te hace pasar ese buen rato que muchos buscamos para desconectar.

Información de más
  • La mujer que toca el piano es Claire Duris, la hermana de Romain Duris. Toca el piano de manera profesional y también la hemos podido ver en 'De mi latir el corazón se ha parado' (2005 otra película protagonizada por su hermano.
  • 'Sucedió una noche' (1934) es una de las películas que inspiró a los guionistas.
  • Largometraje de debut del director Pascal Chaumeil. 

Nota final: 6 

No hay comentarios