Header Ads

The Monuments Men [Cine]

Que te acostumbren a buenas dosis de cine tiene un grave riesgo, que sobre valores los siguientes trabajos de su autor por una empatía que con el mismo te has labrado con el paso de los años. Es justo mencionar que no todos los grandes autores dan en la diana con sus proyectos. Lo malo, y yo me pongo en primer lugar, es que cuando criticamos ese trabajo (película en este caso) nos dejamos llevar por nuestras filias hacia ese director o actor, sin tener en cuenta factores fundamentales a la hora de visionar un film. Nos dejamos seducir por los recuerdos y buenos momentos que nos hizo vivir en otros títulos, siendo esto motivo de subjetividad que viene en detrimento de la propia crítica. Tras esta pequeña perorata (dirigida sobre todo a mí) comenzar diciendo que esta vez no ha colado señor Clooney...y mira que lo he intentado.



¿De qué va?

Basada en hechos reales, narra la historia de un pelotón de soldados (con dotes en historia del arte) que se encargarán de introducirse en la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial para recuperar obras de arte y objetos históricos robados por el régimen de Hitler. Al mando de esos hombres se encuentra Frank Stokes (George Clooney) que tratará por todos los medios devolver esas piezas de museo a sus verdaderos propietarios.



La crítica

Poco a poco y con buena letra, la carrera de George Clooney ('Gravity', 2013) como director nos ha ido dando pequeñas perlas, unas con más brillo que otras, que han mantenido sobre él un aura de buen visionario. Con un particular estilo visual que bebe mucho de Soberbergh ('Confesiones de una mente peligrosa', 2002) o con pasional modo de entender el cine como método de transmisión de ideales ('Buenas noches, y buena suerte', 2005), Clooney ha sabido hacerse un pequeño hueco con diferentes prismas de rodar. Tal vez este no sea su peor trabajo, que es el caso de 'Ella es el partido' (2008), y tampoco alcance el poder de magnetismo y fuerza narrativa de 'Los idus de marzo' (2011), pero no le podemos quitar el esfuerzo demostrado.



Con una, a priori, atractiva idea como hilo argumental, el actor-director se empeña en crear una especie de microcosmos coral (muy al estilo nuevamente de Steve Soderbergh ('Ocean´s eleven', 2001) lleno de caras conocidas tanto para el público como para acompañamiento del propio Clooney. La relación con Matt Damon ('Behind the candelabra', 2013) o Cate Blanchett ('Blue Jasmine', 2013) con los que ha trabajado en varias ocasiones, viene a sugerir una atmósfera que el espectador encuentra ya vivida. Unos lugares y situaciones que no nos resultan sorprendentes pues la complicidad que existe entre los actores llega a niveles que lo transforman en una reunión de amigos, por lo que la trama pierde puntos en beneficio de la afinidad entre cámara y actores. Afinidad que resulta acertada en las apariciones de Bill Murray y Bob Balaban, o John Goodman ('El gran Lebowski', 1998) e incluso con  Jean Dujardin ('The artist', 2011).



Un ritmo lento, tal vez demasiado incluso para el propio Clooney, hace que la película no se acabe de asentar en ningún momento. Adolece de un exceso de veracidad que contrasta de manera negativa con el aire ufano y satírico que trata de imponer el director. Si bien es cierto que el proyecto lo llevaba madurando unos años en su mente, no parece del todo acertado el modo que plasma su mensaje. Una mezcla de estilos cinematográficos que no se traducen en entretenimiento, sino más bien en ver cuántas caras conocidas salen por pantalla.



Considerar un excelente trabajo por parte del creador de 'Buenas noches, y buena suerte' (2005) este film sería de vendarse los ojos. No, no es ni de lejos su mejor realización, pero hay en ella un pequeño toque de diversión que se echaba en falta en la filmografía del Clooney director. Tal vez sea una parada en boxes, un respiro por parte de él. Quizás hecha de menos aquellas películas de la Segunda Guerra Mundial ('Los violentos de Kelly', 1969) en las que un grupo de tipos duros, y bastante graciosos, se tomaban a la ligera una guerra sin sentido. La excusa de salvar obras de arte robadas por los nazis queda en un segundo plano cuando aparece el Clooney divertido, que en pequeñas dosis de comicidad nos seduce con escenas algo más visuales. Una especie de evocación a 'El buen alemán' (2006) de la que George parece haber querido sacar partido.


Habrá que esperar unos cuantos años más para que vuelva el director de 'Los idus de marzo' o el excelente escritor que desveló en 'Buenas noches, y buena suerte', pero mientras tanto, para aquellos que desean ver una sencilla película de un grupo de amigos frente a una cámara, George les ha regalado 'The Monuments Men'. Tampoco es para destrozarla como han hecho con ella en la Berninale de este año, pero claro, ellos saben más que nadie...


Información de más

  • El propio padre de George Clooney, Nick, hace un cameo en el film, en la escena de la visita al cuadro de 'La madonna de las brujas'.
  • El papel de Matt Damon era en principio para Daniel Craig ('Skyfall', 2011).
  • Se iba a estrenar en 2013, pero Clooney retrasó dicho estreno para mejorar los efectos especiales del film.
  • Es la quinta película como director de Clooney tras 'Confesiones de una mente peligrosa' (2002), 'Buenas noches y buena suerte' (2005), 'Ella es el partido' (2008) y 'Los idus de marzo' (2011)

Nota final: 6

No hay comentarios