Header Ads

Nebraska [Cine]

Después del éxito que supuso 'Los Desdendientes', su anterior film, con el cual ganó su segundo Oscar al Mejor Guión Adaptado (el primero lo ganó con 'Entre copas'), el director Alexander Payne cambia con 'Nebraska' totalmente de rumbo. De las coloridas y paradisíacas playas hawaianas donde transcurría el film que protagonizó George Clooney, nos traslada a los paisajes áridos y rurales de la América Profunda y además lo hace rodando en un estupendo blanco y negro.

¿De qué va?

Woody Grant (Bruce Dern) es un anciano  que está convencido de haber ganado un millón de dólares y está empeñado en ir hasta Lincoln, en Nebraska, para cobrar su premio. Toda su familia le advierte que no ha ganado nada, que todo es un timo, pero él está empeñado en ir a reclamar su premio. Viendo que no le pueden quitar la idea de la cabeza, su hijo pequeño David (Will Forte) decide acompañarle.

La crítica

Por primera vez en su carrera Payne no firma el guión de una de sus películas, que ésta vez ha sido escrito por Bob Nelson. La primera vez que dicho guión llegó a las manos del director fue cuando estaba rodando 'A propósito de Schmidt' pero consideró que no era el momento de rodar otra road movie después del gran éxito que había supuesto 'Entre copas', así que guardó el guión hasta que llegase el momento oportuno.

Y ese momento llegó después del éxito de 'Los Descendientes'. Payne podría haber escogido dirigir el guión que hubiese querido, contratar a todas las estrellas de Hollywood que le hubiese venido en gana sin tener que preocuparse por el presupuesto. Pero en contra de todo pronóstico, desempolvó el guión de 'Nebraska' y se dispuso a rodar una película prácticamente independiente (sólo ha costado 12 millones de dólares), en blanco y negro y en contra de los deseos de la productora, la cual quería a un actor con más nombre para encabezar el elenco. Finalmente se salió con la suya contratando a Bruce Dern, su primera opción.

Una vez vista la película uno no puede dejar de pensar que la idea de Payne fue la más acertada. Porque Dern está magnifico interpretando a un hombre al que se le mete entre ceja y ceja la idea de atravesar medio país para cobrar un premio que en el fondo (quizá muy en el fondo) sabe que no le darán. Vemos la mirada perdida de Woody, su personaje, observando por la ventana del coche mientras su hijo conduce, sin poder llegar a saber lo que está pensando, sin saber si es consciente de lo que está haciendo. Podemos pensar que tal vez padezca algún tipo de demencia, pero en ningún momento se nos da ese dato, eso lo decidirá el espectador. 
Desde que comenzó el 2014, cinematográficamente hablando, hemos visto (en España) varias películas cuyas interpretaciones se daban seguras como ganadoras del Oscar al Mejor Actor. Unos sí que optarán al premio (Leonardo DiCaprio por 'El Lobo de Wall Street') y otros ni si quiera han sido nominados (Oscar Isaac por 'A propósito de Llewyn Davis' o Joaquin Phoenix por 'Her'). Y el que se ha colado entre los 5 finalistas sin hacer apenas ruido ha sido Bruce Dern, que juega con la ventaja de ser un actor que ya tiene una cierta edad, de esos que les gusta premiar a los miembros de la Academia de Hollywood, en reconocimiento a su papel y también para homenajear a toda una carrera.

'Nebraska' es una road movie en toda regla, que bascula en dos direcciones. Por un lado, tenemos el viaje que emprenden Woody y su hijo David hacia Lincoln, pero al mismo tiempo también hacen un viaje hacia el pasado, ya que de camino a reclamar su millón de dólares, deberán parar en el pueblo natal de la familia, donde el encuentro con amigos, vecinos y familiares supondrá revivir momentos y situaciones pasadas que parecían enterradas.

Elegir rodar en blanco y negro hoy en día es una decisión arriesgada pero en el caso de 'Nebraska'; muy acertada ya que encaja perfectamente con el tono amargo de la película. A todo esto podemos añadir que exceptuando los papeles principales, el resto de actores que aparecen son amateurs, vecinos reales de los lugares de rodaje, cosa que da mucha más verosimilitud al relato.

La elección de Will Forte para el papel de David también es peculiar. Forte, un actor conocido en USA por sus apariciones en programas míticos como 'Saturday Night Live' afronta aquí un papel dramático muy alejado de lo que habían sido sus interpretaciones hasta el momento. Su actuación está a la altura de la de Dern, ya que muestra el mismo dramatismo y el mismo carácter impasible que su padre, quedando reflejada perfectamente la relación entre ambos.
Su hermano mayor Ross, está interpretado por Bob Odenkirk (Saul de 'Breaking Bad'), un personaje mucho más abierto y decidido que el de David, pero que juntos dan a conocer una gran química y complicidad. Un claro ejemplo es la escena en la que entran en el granero de unos vecinos, como si se tratasen de unos adolescentes dispuestos a hacer una travesura. Si David, por carácter y forma de ser se asemeja más a su padre, Ross es mucho más parecido a su madre Kate (June Squibb), una mujer malhumorada, malhablada y decidida, que ya está harta de su marido, pero a pesar de todo lo que han pasado juntos y de los malos momentos vividos debido al alcoholismo de Woody, sigue queriéndole. 
Aunque 'Nebraska' no deja de ser una película de un gran estudio, gracias al buen hacer de Alexander Payne se aleja del estereotipo que estamos acostumbrados a ver sobre la América Rural, mostrándonos una visión más real pero que igualmente nos enseña un paisaje en el que la crisis también ha hecho mella, sin olvidarnos que nos da una interpretación brillante de Bruce Dern, que ya le valió ganar el premio al mejor actor en el pasado festival de Cannes.

Información de más
  • A pesar de que era la primera opción del director, el estudio quería a un actor de más peso que Bruce Dern, que tanteó a actores como Gene Hackman (que se negó a abandonar su retiro), Jack Nicholson o Robert Duvall.
  • Bryan Cranston fue uno de los candidatos para el papel de Ross, el hermano de David.
  • La película ha conseguido nominaciones a mejor película, director, actor, actriz secundaria, guión original y fotografía.

Nota final: 8

No hay comentarios