Header Ads

Up [cine]

Echaba de menos una película que te invitara a pensar que todo es posible. No importan los obstáculos que se pongan en tu camino, los límites los pones tú mismo y el secreto para alcanzar los sueños es ponerse manos a la obra. Pixar se ha lucido en esta ocasión. 'Up' es una muestra perfecta de entrega y amor, bañada con el dulce humor infantil con una pizca de sabiduría con años. Porque nunca es tarde (ni temprano) para vivir aventuras, el viejecito canoso y el pequeño cansino me han robado el corazón (y la sonrisa) con esta historia tierna y luchadora cargada de color. ¡¡Y además hay gamusinos!!

¿De qué va?


El señor Fredricksen es una persona mayor que siempre soñó con ser un aventurero y volar (literalmente) hasta las Cataratas Paraíso en compañía de su mujer y cómplice de sueños. Ahora que se ha quedado solo y amenazan con arrebatarle la casa, hará acopio de sus fuerzas para cumplir esa promesa rindiendo honor al recuerdo de Ellie. Pero ocurrirá algo imprevisible: un joven llamado Russell, perteneciente a “Exploradores intrépido senior”, se cruzará en su camino.

El destino y los gamusinos unirán a estas dos almas inquietas en un viaje impensable por las alturas hacia tierra desconocida. Con la casa acuestas se enfrentarán a enormes desafíos, y peligros constantes, que pondrán a prueba su paciencia y sus juramentos. Una divertida y disparatada lucha por cumplir sus sueños y ser fieles a sus principios en una carrera a contrarreloj.

La crítica


El arranque de esta delicia visual no podía ser mejor. Un niño que encuentra a su ídolo aventurero y el amor de su vida, planeando juntos las proezas que harán cuando sean mayores. En pocos minutos nos muestran un resumen de sus vidas, cargados de complicidad, ilusiones y amor. 


Sin añadidos artificiales, una vida plena y feliz que sigue el curso de su historia y nos llena como si fuéramos nosotros los protagonistas. Pero la naturaleza sigue su curso y Carl llega a la vejez solo, frustrado por no haber podido cumplir el sueño de su mujer y arisco con el mundo por haberle arrebatado lo que más quería.


Un niño irrumpe en su silenciosa y apacible vida, intentando ofrecerle su ayuda para obtener a cambio la última chapa de su grupo de exploradores. Sin tiempo para cosas de críos, le manda a la misión imposible de capturar al gamusino que le atormenta por las noches. El humor desgarbado del anciano choca con la inocencia y la ilusión del pequeño, ofreciendo una química especial.

Con un ultimátum de desahucio sobre su cabeza y la desesperación de perder aquello que le une a su querida Ellie, se aferra a su casa en un acto desesperado. Lanzándose a la aventura y con el subidón de adrenalina necesario, iza velas dejando que un montón de globos cargados de helio le lleven a su destino: las Cataratas Paraíso. El cielo es la carretera y el horizonte el camino. Llaman a la puerta, un momento... 

Una visita sorpresa del joven explorador en las alturas cambiará el curso de su aventura y de su vida. Juntos, y con la casa a cuestas, se enfrentarán a una tempestad que por arte de magia les pondrá en camino de realizar su sueño. 

En el camino descubrirán a dos nuevos amigos. La ironía les acecha cuando un gamusino muy chocolatero le coge cariño al niño y, para desesperación de Carl, se les une en su misión. Descubren un perro parlante que oculta un oscuro plan maléfico sin saberlo. Recien bautizado como Kevin, el pajarraco correrá peligro y tendrá que apoyarse en ese dispar grupo para sobrevivir.

Su paseo hacia el acantilado se ve alterado por la presencia de una de las mayores leyendas de la aventura, pero cuyo propósito pondrá a prueba sus lazos de amistad. Envueltos en una carrera a contrareloj para salvar y reunir a Kevin con su familia, los momentos de tensión se mezclan con el aire cómico y termina de robarme el corazón.

Se dará cuenta entonces que la ilusión de sus vidas no consistía en llegar al destino, sino en vivir cada paso de forma única. Es la actitud y no la acción la que determina una aventura, y él está a punto de desempolvar su espíritu luchador. En un último intento por demostrarse a sí mismo que lo importante son las personas (y los recuerdos que quedan de ellas), y no los objetos sin vida, acude en rescate del pequeño explorador y Kevin. Eso sí, en la compañía de su amigo charlatán de cuatro patas.

Enfrentándose a un ejército de perros con muy malas pulgas y a su propio icono aventurero, Carl luchará con uñas, dientes y el andador, para salvar a sus amigos. Cargada de color y sueños, la estética y la banda sonora ponen el sello de oro a una obra artística y una gran aventura.

Acción, aventura y mucho sentimiento, hacen de esta película una de las mejores de animación de los últimos tiempos.


Información de más

  • El 98% de las críticas recibidas fueron positivas, llegando a ser nombrada como Mejor Película del 2009 por algunos medios.
  • Obtuvo dos Oscar: Mejor Película de Animación y Mejor Banda Sonora.
  • Además, el perro parlante obtuvo reconocimiento en los premios caninos Palm Dog (venciendo a al lobo de 'Anticristo' y al caniche negro de 'Malditos Bastardos').
 
Nota final: 9

No hay comentarios