Header Ads

La Novia Cadáver [Cine]

Que el amor está más allá de la muerte está por probar. Que la muerte es un tránsito hacia otra vida, también. Que ambos temas vayan de la mano siempre en el cine, una ley universal. Matar por amor o amar hasta morir son argumentos muy recurrentes en las películas. Los grandes dramas, pasiones e imposibles historias de venganza por amor son siempre bien recibidas por el público (nos va la marcha). Pero cuando se mezcla con igual delicadeza estos dos temas y se le añade unas gotas de magia, una pizca de artesanía y un enorme montón de buen hacer cinematográfico, en algunas ocasiones, muy pocas, podemos gozar con la fantasía hecha realidad. Somos capaces de recrearnos con una macabra historia de amor donde la muerte es dulce, la venganza obligatoria y las tumbas un lugar donde la música cobra vida.




¿De qué va?

Retrocedemos a finales de 1800, en un pueblo de estilo victoriano, un hombre y una mujer por el nombre de Víctor Van Dort y Victoria Everglot están desposados ​​porque los Everglot necesitan el dinero de la otra familia y los Van Dorts quieren subir su estatus social. Pero cuando las cosas van mal en el ensayo de la boda, Víctor huye al bosque a practicar sus votos. Cuando consigue decirlos bien, se encuentra casado con Emily, la novia cadáver, que arrastra a Víctor al Más Allá. Mientras que Victoria espera en el otro lado, hay un pretendiente que ansía casarse con ella en lugar de Víctor. Así que dos novias, un novio... ¿Cuál elegirá Víctor?


La crítica

La vida de Tim Burton está regida por dos fetiches. Su amor por el cine y su amor por las mujeres. A mi parecer son dos fantásticas pasiones. Es más, casi las únicas por las que merece la pena vivir. Aunque las dos se sustituyen cuando un maravilloso pequeñajo de ojos verdes te mira sonriendo. Si me pongo tan ñoño, no me perdonéis, que no lo quiero. Es más, mi intención es ser lo más pasteloso para hablar sobre una delicia de película que reúne por si sola todos los temas que obsesionan tanto a Burton como al que suscribe.



La filmografía de Tim se puede dividir en dos. Antes de conocer a Helena Bonham Carter y después. El primer periodo corresponde a su época más cruel en cuanto a matices en su cine mientras que la segunda parece haber encontrado un equilibrio entre lo macabro, que tanto le gusta a él y lo visual. Su primera etapa la vivió junto a Lisa Marie Smith, esposa y actriz, que participó en obras suyas como 'Mars Attacks!' o 'Ed Wood'. Tras conocer a H. B. Carter en 'El planeta de los simios' (2001) se divorció de Lisa. Pongo en antecedentes estos hechos en plan 'Critico Sálvame Deluxe' para explicar mi punto de vista.



'La novia cadáver' es la unificación en un personaje de ambas actrices y parejas en la vida de Tim Burton. De Lisa cogió su cuerpo para moldear al personaje de Emily, la novia. Mientras que de Carter cogió su voz para darle vida. Para la mente truculenta de Burton bien parece ser el ideal perfecto de mujer. Dicho esto, la película desata todas las virtudes, afinidades y genialidades que el creador de 'Big Fish' ha sabido siempre plasmar en su cine. La excelente mezcla de una historia de terror con elementos musicales, comedia e imaginación desbordante a la hora de crear personajes y mundos paralelos, se hace constante en este trabajo.

La magia de las voces que aportan Depp, Carter o Christopher Lee imprimen aún más grandeza al conjunto. Una trama bien estructurada, a pesar que el público infantil es el supuesto objetivo, desliza escena a escena un encantador cuento grotesco de muerte. Cadáveres, muertos, fantasmas, inframundo, infierno, vida más allá y sobre todo venganza, se cruzan de manera obsesiva en este film (más que en ningún otro). El suicidio, la traición, asesinatos e innombrables actos pecaminosos surcan a sus anchas por toda la cinta. Donde unos ven insana perturbación en su estilo, otros simplemente se deleitan con un festín de buenos números musicales, acción bien desarrollada y un portentoso talento para dar vida a figuras con técnica Stop-motion.



Las crueles historia de Tim Burton no serían tan sádicas sin la espectacular música de su compositor favorito. Danny Elfman volvió a superarse en esta fantasía melódica, con tonos apasionados, temas festivos de infernal género y un dramático leivmotiv que eleva al título a niveles épicos. Figuras, voces de actores, números musicales e historia, reflejan en un estupendo proyecto que cuando creemos estar ante un film de animación al uso no debemos bajar la guardia si tras las cámaras se encuentra uno de los directores más desbordantes en cuanto a materia gris.

Recomiendo un re-visionado inmediato de este fabuloso cuento de terror, muy apropiado para esas noches en las que los más pequeños no se quieren ir a dormir. Poned esta película, dejad que la magia haga mecer sus sueños, que disfruten de un escalofriante viaje por los senderos de la muerte y el amor. Y, aunque no se duerman hasta que acabe la película, habréis conseguido dos cosas; primero, un nuevo seguidor de Tim Burton y segundo, una excusa perfecta para volver a disfrutar de esta delicia.

Información de más

  • Si nos fijamos en una escena, cuando Víctor toca el piano, podemos ver que la marca del mismo es "Harryhausen", en homenaje al genial creador de efectos especiales Ray Harryhausen. 
  • El número musical donde la banda explica la historia de la Novia está basado en 'The skeleton dance' (1929) como también en la banda de Jazz de Cab Calloway e incluso el pianista en Ray Charles.
  • El gusano es una clara referencia al estupendo actor Peter Lorre, tanto en su voz como en sus gestos.
  • Danny Elfman, compositor de la banda sonora, también interpreta las canciones de la banda de esqueletos.
  • Johnny Depp volvía a coincidir con Tim Burton por quinta vez tras 'Eduardo Manostijeras', 'Ed Wood', 'Sleepy Hollow' y 'Charlie y la fábrica de chocolate'.
Nota final:8

No hay comentarios