Header Ads

XIX Salón del Manga de Barcelona o "cómo pasar un día no laborable haciendo cola" [Especiales]

En Barcelona, del 31 de octubre al 3 de noviembre de este año (2013), tenía lugar el décimo noveno Salón del Manga.

Para los que no sepan de que se trata, durante estos cuatro días, en la Fira de Montjuïc de Barcelona, podemos disfrutar de la cultura japonesa a través del salón. Dentro del recinto podremos comprar todo tipo de productos relacionados con el mundo del manga, así como ver exposiciones de este mundillo, degustar algunos de los manjares de la comida japonesa o asistir a eventos de todo tipo.

En lo personal, no es la primera vez que asisto al salón, de hecho es la tercera. Sin embargo, es la primera vez que he ido desde que trasladaron el salón a la Fira de Monjuïc (este es el segundo año que se celebra allí, antes tenía lugar en La Farga de L'Hospitalet). Aunque no fui de primera mano, mis amigos y conocidos me hablaron muy bien de él, gracias a que por primera vez, se podía andar por el salón sin empujones y había más stands.

Este año me la jugué, la cosa pintaba MUY bien, puesto que se había cogido un recinto más dentro de los recintos de la Fira de Montjuïc, pero los organizadores se hicieron un lio y el resultado final fue un auténtico desastre.

Por primera vez, en tres años que voy, he salido del salón sin ganas de volver, porque realmente no ha compensado todo el tiempo que he invertido en ir y lo que he pagado por estar allí con lo que realmente ha sido.

La organización era DEPLORABLE, colas y más colas allá donde fueras. ¿Querías comprar una entrada? Haz cola. ¿Quería entrar en el salón? Haz cola. ¿Querías entrar en el pabellón 2? Haz cola. Sí, que no me importa hacer un poco de cola, pero en otras ocasiones hacía una ÚNICA cola para comprar la entrada (de dos horas) y para entrar tan solo tardaba unos escasos cinco minutos. ¡Es que había cola hasta para poder salir del recinto!

¿Y por qué hay colas? Muy fácil: los organizadores, ilusos de ellos, no se esperaban que, visto el éxito del año pasado (se batió el récord de visitas al salón), superasen el límite de aforo máximo del recinto. Total, que las colas estaban generadas por un fallo de cálculos de los organizadores.

¿Y este fallo a qué se debe? Simple: probablemente no tuvieron en cuenta que la gente compraría las entradas por Internet o que la gente que salía, no quisiera volver a entrar, porque si no, no entiendo semejante estropicio.

¿Todo esto qué genera? Pues lo ya mencionado: colas absurdas. Son tales absurdas las colas, que hasta la gente que ya había entrado y tenía que salir por una razón u otra, debía volver a comerse la cola de dos horas para poder volver a entrar.

Para que os hagáis una idea sobre algunos casos, pregunté a conocidos en el salón cuales fue su experiencia en el día de ayer, todos coincidían en que este año fue una decepción total:

"He llegado a las 10:30h. He tenido que hacer una cola de dos horas para comprar mi entrada y otra cola de 2:30h para poder entrar, aún no he comido."

"He llegado a las 9:30h, sin entrada. A las 10:30h estaba dentro. He salido un momento para comer a las 13h, ya no he podido volver a entrar."

"He llegado a las 17h con entrada. He podido entrar al recinto a las 18:35h, pero hasta las 19h no he podido entrar dentro del pabellón. A las 21h cierran."

Además de todo esto, por culpa de no tener en cuenta que se puede sobrepasar el aforo máximo, las taquillas se cerraron sobre las 16h (aproximadamente). ¿Y si soy de fuera de Catalunya, vengo expresamente al salón y me cierran la taquilla? Te dirán que la compres por Internet, pero a menos que haya un ServiCaixa o un Corte Inglés cerca, no podrás imprimir la entrada, porque tampoco habían habilitado los billetes electrónicos.

Bueno, y no hablemos del poco control que había en las colas, porque eso ya era el colmo. No se puede tener a voluntarios vigilando que la gente no se cuele y que esto siga pasando y si no, que no pongan barreras unidas por cinta aislante. Por ello, a la que te despistabas se te colaba alguien. De hecho, la cosa iba tan lejos que había gente sin entrada que se colaba por todo lo grande, impresionante.

Lo curioso era la manera de controlar el aforo: a ojo. Dejaban entrar a un puñado de gente cuando otro puñado salía, para que, cuando entrases, hubiese cantidad de sitio por el que andar libremente, sin problemas y ver la cantidad exagerada de espacio desaprovechado. Vaya, que encima el aforo estaba mal calculado.

Eso sí, he de decir que sí, que una vez entras todo está bien, aunque sigue sin ser como otros años. El ambiente era bueno, había cantidad de gente disfrazada como todos los años, más espacio para poder andar, etc. Pero después de estar cinco horas de pie, para comprar la entrada y poder entrar dentro, sin haber comido, se te quitan las ganas de todo y lo ves rápido, deprisa y corriendo.

Cualquiera podrá rebatir todo esto y decir que, a fin de cuentas, cuando estabas dentro estabas cómodo y te lo pasabas bien, lo sé. Pero en contraposición tan solo hay que pensar en la de gente que se quedó fuera por culpa del cierre de taquillas o la de gente que al entrar, tan solo quería un banco para poder descansar después de más de dos horas de cola. Y la cantidad de casos que ni comento.

A mí por lo menos, si fuese el encargado de toda la organización del XIX Salón del Manga de Barcelona se me caería la cara de vergüenza por todo esta organización, porque por muy bueno que sea lo que haya en su interior, si acabas hasta las narices antes de entrar, no vale la pena. No acabo de entender como el mayor evento de la cultura japonesa de Catalunya, después de 18 años, sea responsable de semejante caos

Yo me lo replantearía, podrían cambiar el nombre del salón: "El salón de las colas y llévate un manga de recuerdo".

¿O vosotros iríais a ver una película al cine si el tráiler no os convenciese en absoluto?


8 comentarios:

  1. A mí me pasó hace 8 años lo que comentas. Llegamos de fuera de Catalunya el sábado para irnos el domingo unos amigos y yo. Vamos a la Farga y están cerradas las taquillas. Entonces lo que hicimos fue poner una hoja de reclamaciones adjuntando fotocopias de los billetes de tren para demostrar que sólo habíamos ido por el Salón del Manga. Entonces, muy amablemente, nos dieron a cada uno una pulsera para poder entrar gratis todos los días y sin colas. Todavía la guardo como un símbolo de nuestra victoria. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Buenas Kyle, te explico lo que nos paso a nosotros ( mujer y cria de 19 meses ), para ponerte en antecedentes soy de un pueblo cercano a barcelona ( 40 Km ), amante del manga y frikismo en general, ni me acuerdo la primera vez que fui al Salón del manga pero recuerdo las colas que daban la vuelta al recinto de la Farga, bueno al tema.

    Llegando a las 10'30 y aparcando en el parquing de la fira, nos disponemos a hacer la cola, nos enganchamos a unos chavales preguntando si esto es la cola, a lo que asienten, aliviado de haberme comprado la entrada anticipada ( debido a la cola inmensa para comprarla ), la cola iba tirando aunque se veía un poco de caos entre gente que se colaba de forma disimulada y los que con mas morro simplemente se metian por las vallas.
    Llegados a un punto nos quedaba la cola a mano derecha y vemos que la cola no acaba en la calle sino que se prolonga hacia el paralelo, sin ningun tipo de control la gente daba la vuelta donde quería y como quería, pero en ese momento salio un " voluntario " de la organización, esa era nuestra salvación le comente a mi mujer, el hombre muy amable nos dice que por la parte de atrás se ha abierto un acceso que no hay casi nadie, me miré con mi amada y raudos nos dirijimos a la salvacion del segundo acceso.
    Una vez llegados al segundo acceso y bastante mas cerca de la entrada que en la otra cola, hacemos migas con una familia con un crio como mi hija que venían de figueres y tenían un chaval de unos 8 años que estaba mas ilusionado que yo cuando me regalaron la SNES; veo que pasa algo raro porque la cola no avanza y me dispongo a ir a la entrada ( 20 metros ) a preguntar, cuando estoy en la entrada masificada veo que el acceso esta cortado y hago la maldita pregunta de ¿ Que pasa ? Rapidamente una mujer muy amable me comenta que el acceso se ha restringido debido a que el aforo esta completo ¿ Pero se podrá entrar ? y la mujer me contesta que no sabe nada mas que le han dicho que en un rato volverán a abrir.
    Apenado voy a ver a mi mujer y se lo explico a la gente cercana, la verdad es que se veia que la cosa no estaba nada bien, llegados a ese punto eran las 12'15 y veo a otro " voluntario" pobre hombre estaba estresado y nos explica que de 10-20 minutos nada, que en el mejor de los casos sera 1'30 horas; me supo fatal por los figuerenses porque la cosa se les había complicado mucho, decidimos irnos para casa y volver otro día.

    Conclusiones-> Pésima organización, aunque lo que no contaban es que seguian vendiendo las entradas aun con el aforo completo, dan ganas de no volver pero soy débil y mi mujer me quiere demasiado para dejarme sin salón, eso si, tendremos que salir a las tantas de la mañana... Pero me queda la satisfacción que mañana estará el stand de FICOMIC y alguna reclamación seguro que les suelto.
    Hasta aqui mi Report de mi amargo dia, gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  3. Fui el año pasado y no se podía andar de la gente que había. Este año se andaba con comodidad. Lo que ha pasado no es que el año pasado no se llenase el aforo, sino que se lo pasaron por el forro, pero ahora, al estar todo ese tema más vigilado, han decidido cumplir la ley por primera vez y han visto que por mucho que doblasen el espacio, seguía quedándose pequeño.

    Ayer conseguí entrar pero por diez minutos, porque cuando estaba en la cola de los tickets la empezaron a cortar. Si hubiese llegado un poco más tarde no consigo entrada. Había gente de fuera que se había tragado horas en tren o en autobús y no podía entrar. Luego, claro, suma las tres horas de cola para entrar en el recinto...

    Llegué a Plaza España a las once y entré al salón a las cuatro. Increíble XD

    De dentro el salón no tengo ninguna queja, no había aglomeraciones (normal, todo el mundo estaba fuera) y salvo el precio de las cosas (pero eso ya lo sabía), ha sido uno de mis años favoritos. Por lo demás, la organización ha sido un completo desastre, nadie se esperaba eso, llevo años yendo al salón, a distintas horas del día y nunca había pasado nada parecido.

    ResponderEliminar
  4. entiendo la indignación de mucha gente por no poder entrar y las horas de cola. Yo tuve suerte el viernes, hize la cola para entrar por la calle lleida y al cabo de 40 minutos de llegar y hacer la cola ya estaba dentro. Pero la responsabilidad es de Ficomic o de la Fira? No sé quienes se encargan del control del aforo. De todas formas había años que las aglomeraciones en la Farga era algo inaguantable y no sé como nunca pasó nada

    ResponderEliminar
  5. Yo voy al Salón del Manga (y del Cómic) de Barcelona prácticamente desde sus inicios y la magnitud de lo que ha ocurrido este año no lo había visto nunca. La gente de FICOMIC lleva 19 años organizando este Salón y 30 años organizando el del Cómic. Me parece que tienen una "ligera idea" de cómo organizar este tipo de eventos. Por eso, entre otras cosas, se trasladaron de La Farga a Montjuïc y por eso este año ampliaron el recinto a dos Palacios en lugar de uno como el año pasado. Pero es que hay veces que la realidad supera todas las previsiones posibles y lo que se hubiese necesitado es tener artes de adivinación.
    Los servicios de seguridad de la Fira están siendo inamovibles en cuanto a seguridad del aforo se refiere. Supongo que por lo que pasó en Madrid hace un año por Halloween. Y la empresa experta en gestión de colas que había contratado FICOMIC, o se ha visto desbordada o es que no ha sido demasiado eficiente con su cometido.
    Yo no he hecho ninguna cola y he ido dos veces: el jueves por la mañana y ayer sábado por la tarde (a partir de las 18:00 h). En estos dos días me ha dado tiempo a ver prácticamente todo (o al menos, todo lo que me interesaba) y esta tarde voy a volver sobre las 17:00-18:00 h. Sin embargo, entiendo que esta solución no acabe de ser válida para la gente que viene de fuera.
    En cualquier caso, creo que la organización de los Salones del Manga y del Cómic ha sido siempre ejemplar. Ahora tocará analizar qué es lo que ha pasado este año y prever soluciones para años venideros, como ya se está haciendo (Fira 2 para el 2014). Pero creo que el buen hacer de esta gente durante más de 30 años les hace merecedores de, al menos, el beneficio de la duda y menos dureza en las críticas.
    Quiero aclarar que ni soy de FICOMIC, ni conozco a nadie de FICOMIC, ni tengo nada que ver con FICOMIC. Sólo soy una vieja friki-otaku de la época de Heidi-Marco-Mazinger Z y La Guerra de las Galaxias de finales de los 70's, que vio el estreno de Akira en un cine de Arte y Ensayo de Barcelona hace un par de décadas y que tuvo sus primeros síntomas de embarazo en el Salón del Manga de 1997. Hoy mi hija tiene 15 años :D y ha ido de cosplay al Salón :D :D.
    En fin, perdón por la "batallita" gratuita :P.

    ResponderEliminar
  6. Todo lo dicho lo he vivido al pie de la letra. Yo soy de aquellos que:

    "He llegado a las 10:30h. He tenido que hacer una cola de dos horas para comprar mi entrada y otra cola de 2:30h para poder entrar, aún no he comido."

    Menuda vergüenza de evento, he estado más rato fuera, haciendo cola que dentro pasándomelo bien. Y al salir del recinto no solo se me quitan las ganas de volver el próximo año, sino el otro también. Imaginé "Bueno, hago cola para comprar la entrada y para entrar dentro del recinto será un momento" pero incluso creo que la cola para entrar dentro era más duradera que la de comprar la entrada. Claro, la paciencia no es infinita y pensé en irme pero, ¿Cuál era el problema? Que ya había pagado la entrada e irme en ese momento sería una pérdida de dinero, que actualmente en este país no estamos para esto. Me indigné mucho y quiero hacer algo para que los organizadores se enteren y se les caiga la cara de vergüenza.

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo que hablar por mí mismo y de hecho fui el primero en entrar el viernes en la calle Lérida habiendo esperado 1 hora y 45 minutos y comprando la entrada el día anterior haciendo una cola de 5 minutos. A las 8:00 en la entrada de Maria Cristina ya había bastante gente pero todavía no llegaban a las torres venecianas, en cambio, a las 9:00 casi no había nadie en la calle Lérida. Por lo visto, muchísima gente no sabia sobre esa calle y todo el mundo iba a la entrada que es más conocida, en este aspecto pienso que la organización tendría que haber distribuido más la gente y haber informado, yo lo supe gracias a la página oficial de Ficomic. Por otro lado, pienso que la organización intenta llegar a un publico más amplio y no solo a uno concreto, sino a un público familiar, niños, fan de los videojuegos, fan del manga, baile..mucho visitante va para pasar el día, en mi opinión. Me hubiese gustado salir a comer fuera pero tuve la suerte de preguntar y me dijeron que si salia tenia que volver a hacer toda la cola y tuve que comer en un suelo lleno de cascaras de pipas y rodeado de gente fumando.
    Seguramente habrá mucha gente que levantarse temprano para ir un evento de estos no le interesará pero este es mi consejo, ir pronto y con las entradas compradas, e informarse bien sobre las entradas y actividades. Porque el salón del manga no son solo tenderetes, en mi opinión eso es lo de menos, lo más importante son los talleres, concursos, proyecciones. Seguro que se puede mejorar la organización y distribución y espero que para el siguiente año así sea.
    Por último decir, de que cada guardia de seguridad de la fira tenia un contador donde marcaban cada persona que salia, entraba o cambiaba de palacio.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos los que os habéis pasado y os habéis molestado en contestar, además de dar diferentes puntos de vista en cuanto a la experiencia vivida en el salón.

    ResponderEliminar