Header Ads

Thor: Un Mundo Oscuro [Cine]

Un auténtico tebeo. Sí, esa es mi primera impresión tras ver la tan esperada continuación de 'Thor' (2011). Lo digo de la forma más positiva que el término tebeo conlleva. Es una plasmación en celuloide de viñetas, giros inesperados e imaginación desbordante. Tras acabar la película uno se queda con la impaciencia de esperar un nuevo número que prosiga con las aventuras de este Dios nórdico. Es, ante todo, un trepidante paréntesis del universo Marvel en cine. No es una pieza más que encajar como el resto de sagas, que de forma sutil han ido incorporando nuevas tramas a la Fase 2. Aquí han optado por vanagloriar el mundo del Dios del martillo. No hay apenas referencias a las demás sagas, un par de frases para situarnos en le contexto global, lo que hace que se disfrute aún más de este particular episodio. Tiene numerosos aciertos y un par de pequeñas pegas. Pero como dije, es un maravilloso cómic hecho del material más aventurero a 24 fotogramas por segundo.


¿De qué va?

Tras capturar a Loki (Tom Hiddleston) después del ataque a New York, Thor (Chris Hemsworth) regresa a Asgard, donde un antiguo rival de sus ancestros, Malekith (Christopher Eccleston), vuelve a la vida en busca del Ether, una poderosa energía que sumirá al universo en la más profunda oscuridad. A través de Jane Foster (Natalie Portman), Malekith atacará Asgard poniendo en peligro todo aquello que ama y protege Thor.

La crítica


El nuevo rumbo que toma esta segunda parte de la mano de Alan Taylor (director de TV con gran bagaje en 'Juego de Tronos') es notable a la par que bien desarrollado. La nueva dimensión que toma el universo del Dios asgardiano bajo la tutela del realizador queda patente en el estilo visual que impera en toda la película. El tono épico, y esta es una palabra muy bien usada en este caso, es abrumador. La mezcla de leyendas vikingas en las que se basa el superhéroe, con toques élficos por una lado, una pizca de batallas medievales y un inconfundible sabor a aventura multidimensional, hacen de esta continuación una estupenda tarjeta de presentación para Taylor.


El guión (Don Payne), algo aturullado en alguna ocasión, decide tomar los senderos del cine de aventuras sin concesión a la pausa. Eso si, a los primeros quinces minutos les cuesta arrancar. Se precipita en un sinfín de luchas internas palaciegas, batallas, duelos a láser y espada, enfrentamientos míticos y por supuesto unos cuantos gags, a los que las sagas de Marvel nos tiene acostumbrados, muy bien puestos y mejor resueltos.


Thor en esta ocasión está más tratado como personaje, algo de agradecer, y sobre todo Jane Foster, con mucho más protagonismo que en la primera parte. La única pega por parte del guión es esa: ¿Por qué entre 6 millones de personas en el mundo le pasa a ella? Bueno, de otro modo no habría película. Tanto el trabajo de Portman (Jane Foster) como de Hemsworth (Thor) es convincente. Pero seamos sinceros, nos encantan los villanos. Cada aparición de Loki (Tom Hiddleston) es una bocanada de aire fresco, una espuela que hace agilizar el film. Es nuestro Tyrion Lannister de la saga Thor. Un diez para ese personaje y el modo en que Hiddleston lo maneja. Tranquilos, el susto que nos da la película es notorio que será momentáneo.

La premisa de aparcar un poco toda la epopeya de 'Los Vengadores', de la que sólo se hacen tres o cuatro menciones en el film, es positiva pues a la película la hace independiente de las demás. Quitando una dos frases, bien podría verse sin haber visto antes ninguna de Marvel. Es un buen ejemplo de cine de aventuras, y dentro de este marco, el de superhéroes. Pero además, añadiéndole todo un cocktail del mejor cómic. Una fantasía de viñeta enmarcada en pantalla gigante. 


Aderezado todo con una impresionante banda sonora a cargo de Brian Tyler, que ya hizo un estupendo trabajo en 'Iron Man 3', y que en esta ocasión nos baña en un viaje de divinas proporciones. Es potente y apabullante cuando lo requiere, sin tregua cuando la batalla lo decide, emotiva y asgardiana en el momento justo del film. Nunca un funeral vikingo fue tan bello. Si ya de por si me encantó en la última de Tony Stark, en esta le elevo hasta los altares de Hans Zimmer, casi rozando por momentos a John Williams. Y no, no me he vuelto loco.


El nuevo aire conferido a la saga por parte del productor Kevin Feige hace olvidar por completo el anterior trabajo de Kenneth Brannagh. No por menospreciar, sino por llevarlo a un nivel distinto y mucho más acorde con la mística de los cómics. Quizás sea este el camino correcto que deben seguir las franquicias a partir de ahora, y dejar los experimentos de cine de autor para otros menesteres. Aunque os confieso que me encantaría que Guillermo del Toro dirigiese cualquier film inspirado en algún superhéroe de categoría Marvel. Olvidaros de 'Blade II', por favor, he dicho un superhéroe de categoría.


La incorporación del mundo de Asgard como telón de fondo y las luchas contra los ancestrales Elfos Negros, dan el toque casi operístico del conjunto. Aunque volviendo al tema inicial de los aciertos y las pegas: ¿Dónde se meten Shield y el resto de los Vengadores cuando la crisis se vuelve un completo desmadre?. Pero resumiendo para finalizar, es un festival para los amantes de la épica más desvergonzada, el comic sin complejidades y el disfrute del cine como único objetivo. En esta ocasión 'Thor: un mundo oscuro', cumple con todos y cada uno de estos requisitos.



Información de más

  • El famoso Mundo Oscuro del título fue rodado en tierras de Islandia.
  • Stan Lee aparece como un jubilado del asilo.
  • Mads Mikkelsen ('Hannibal' serie) fue elegido para interpretar a Malekith, pero no pudo debido a la serie.
  • Don Payne, guionista de ésta y de la primera parte junto a muchos capítulos de 'The Simpsons' o 'Los 4 Fantásticos y Silver Surfer', murió antes del estreno.
  • Chris Evans aparece en un cameo como el Capitán América.


Nota final: 8

1 comentario:

  1. Creo que Branagh le supo dar el toque adecuado a esta segunda película, me parece estupenda porque ese tono de heroísmo en la línea de El señor de los Anillos le ha venido muy bien. Esperemos que la tercera siga esta línea y sea todavía mejor.

    ResponderEliminar