Header Ads

Thor [Cine]

Cuando uno piensa en Marvel, lo hace en términos de superhéroes. Lógico. Pero resulta que hay un grano en esta bonita cara, un garbanzo negro. Lo digo de forma positiva. Si consideramos que un extraterrestre se tiene que disfrazar de humano para así ocultar su verdadera identidad (Superman) cuando los demás se disfrazan para esconder su lado humano. ¿Por qué nos iba a sorprender que un dios mitológico se convierta en superhéroe? El hecho es así, Stan Lee y Jack Kirby no crearon a Thor. Más bien, lo inyectaron por vena al universo Marvel. Cierto que la mitología da ejemplos para engrosar las páginas de miles de comics, pero no me veo comprando una novela gráfica de 'Zeus, el azotador de villanos' o 'Casiopea, esclava de dioses'. El gran acierto a la hora de elegir a Thor como superhéroe fue sin duda sus componentes trágicos. Y el cine, con grata sorpresa, ha sabido trasladarlos.




¿De qué va?

Thor (Chris Hemsworth), hijo de Odín (Anthony Hopkins), es desterrado desde Asgard a la Tierra tras desobedecer los deseos de su padre. Despojado de sus poderes deberá ganarse de nuevo la confianza de Odín, para ello tendrá que recuperar la esencia de los dioses. La doctora Jane Foster (Natalie Portman) ayudará a Thor en su búsqueda. Mientras, en Asgard, el hermano de Thor, Loki (Tom Hiddleston), confabula para derrocar a Odín y destruir a su hermano en la Tierra.




La crítica

La Fase 1 de Marvel, consistía en trasladar a sus héroes más emblemáticos al mundo del cine con nuevos enfoques pero respetando las bases de sus orígenes. En los casos de 'Hulk', 'Iron Man' o 'El Capitán América' se logró tal propósito. Con el objetivo de lanzar una nueva saga, 'Los Vengadores', faltaba una pieza fundamental para consolidar este grupo: Thor. Ahora que ya tenemos la segunda entrega del rubio dios vikingo, echemos un vistazo atrás a su primera incursión en el cine.

Como piezas sueltas de un gran puzzle, Marvel ha ido depositando semillas de este grandioso proyecto cinematográfico. Poco a poco hemos sido testigos de la formación de este nuevo re-lanzamiento de los superhéroes en formato digital, 3D y demás avances tecnológicos. Cada saga tiene varias entregas que van aumentando las historias, enlazándose unas con otras, dejando pequeñas pistas para crear el mega proyecto definitivo que aglutine a todos. Antes de estrenarse 'Los Vengadores', la primera y fundamental pista acerca de 'Thor' la pudimos ver al final de los títulos de crédito de 'Iron Man 2', donde el genuino agente Coulson informaba a su superior, Nick Fury (Samuel L. Jackson), del hallazgo del mítico martillo 'Mjolnir'. Hay teníamos la primera piedra de la saga asgardiana.



La elección de Kenneth Branagh ('Morir todavía', 'Frankestein', 'Enrique V') como director de esta entrega me parece todo un acierto por parte de la Marvel. Los elementos que reúne Thor y su mitología, encajan muy bien en el perfil del shakesperiano realizador. Acostumbrado a la épica trágica de las grandes obras de teatro, siendo un director de actores y con una narrativa bastante peculiar, a priori su elección podría resultar chocante. Sin embargo, Branagh sale airoso del envite dando una notable puesta en escena del poderoso dios. Las decisiones paternales, el enfrentamiento entre hermanos por un trono, las conspiraciones y traiciones, el amor imposible e intrigas palaciegas, son terrenos en los que el director británico se desenvuelve con soltura.



Toda la acción que transcurre en Asgard, es de lo mejor del film. Ahí es donde el realizador demuestra que su estilo marca una diferencia. Quizás en el resto de la película, donde la acción es más mundana, puede flojear. Pero gracias a un ágil guión plagado de toques de fino humor (muy de agradecer en esta fase de la Marvel), Kenneth también disfruta de mi beneplácito. 

Teniendo en cuenta que un armario como Chris Hewsworth podría eclipsar todo el proyecto, la historia lo enfoca de un modo desenfadado pero guardando la épica cada vez que le vemos con su armadura. Y es sobre todo que el personaje de Thor resulta tan atractivo en cine, debido a un factor fundamental: la figura de Loki. Interpretado por un Tom Hiddeston en estado de gracia, el choque de ambos actores es tan convincente como el de sus personajes. Ambos, rodeados por numerosos secundarios que enriquecen el metraje. Los cuatro guerreros asgardianos que desean que Thor vuelva de su destierro, el pseudo villano y gigante de hielo, la doctora Jane Foster y sus colegas (Stellan Skarsgard), el imponente Heimdall (Idris Elba) como custodio del portal que une las dimensiones, y por encima de ellos, el siempre bien recibido y magistral Anthony Hopkins como Odín.



El amplio reparto, las historias entrecruzadas y numerosas escenas de acción hacen de 'Thor' una película de agradable visión, que no decae en ningún momento y que evita la grandilocuencia en secuencias de destrucción en la Tierra. Deja la fantasía mística para la historia paralela de Asgard. Es más, las situaciones que se viven en las escenas del destierro de Thor, son tratadas casi de un estilo visual cercano al western. Es perfecto como ejemplo, el duelo que tienen en mitad del pueblo los tres guerreros y Thor contra El Destructor enviado por Loki.


Y como el resto de sagas, en esta, también nos adelantan pequeñas pistas para los próximos proyectos. Así, vemos por vez primera a quien será Ojo de Halcón (Jeremy Renner), o el liderazgo que empieza a demostrar Phil Coulson (Clark Gregg). Y un inquietante plano final donde vemos a un futuro enemigo de 'Los Vengadores'.




Es loable, entretenida y deja un buen sabor de boca. Una pieza bien engrasada, perfilada y mejor acabada de lo que parece a simple vista. Es una opinión personal, pero creo que Marvel debería encargar las próximas entregas de sus héroes a directores con estilo propio, como en este caso, ya que aportarían al universo Marvel un sinfín de posibilidades.

Información de más

  • Sólo en USA, la película recaudó 450 mill. de dólares.
  • Cuando El Destructor queda abatido en la Tierra, Shield utilizará sus piezas para crear la nueva tecnología que se verá en sucesivas entregas.
  • En los cómics originales, Thor se encarna en el doctor Blake. En cine, se decidieron por el personaje mítico directamente. Se hace alusión a este personaje cuando Thor se pone una camiseta con el nombre del doctor.
  • Sam Raimi acarició este proyecto durante años, hasta que se lanzó con 'Spider-Man'
  • Matthew Vaughn (Kick-Ass) fue el primer director elegido para este film.
  • La segunda parte, 'Un mundo Oscuro', se centra en Asgard.
  • Tiene prevista una tercera entrega en solitario en 2015.




Nota final: 7

No hay comentarios