Header Ads

The Conjuring (Expediente Warren) [Cine]

La muletilla de "basada en hechos reales" suele tener sus contras a la hora de hacer una película, escribir un libro o producir una serie de televisión. Esto es debido a que, al conocer la historia de antes, la mínima modificación, será mal vista por el público. Pero cuando no se conoce muy bien la historia y, en contraposición, se crea una obra fluida e innovadora, pasamos olímpicamente de la dichosa muletilla o incluso pensamos en ella como: "además de ser una obra tremenda, está basada en hechos reales", llamando aún más nuestra atención y queriendo indagar en la historia original.

Para mí, 'The Conjuring (Expediente Warren)' es justamente eso. Bravo otra vez James Wan.

¿De qué va?

Ed (Patrick Wilson) y Lorraine Warren (Vera Farmiga) trabajan con lo paranormal y lo sobrenatural, investigan los sucesos acontecidos y solucionan los problemas surgidos. Es por ello que después de muchos encuentros paranormales al mudarse a su nueva casa, la familia Perron acude al matrimonio Warren.


La crítica

Lo habré dicho en todas las críticas con sello Wan, pero lo repito: James Wan es el director de cine de este nuevo siglo con más arte. Sin embargo, no ha sido hasta este 2013 cuando nos ha mostrado su obra más terrorífica  puesto que hasta la fecha, 'The Conjuring' es su mejor obra con la que pasarás auténtico miedo.

El comienzo de esta no muestra nada del otro mundo: se nos presenta a los personajes que solucionarán el entuerto y aquellos que lo provocarán. Por un lado tenemos a la familia Warren, quiénes van de casa en casa resolviendo todo tipo de enigmas con lo paranormal, aunque no siempre haya algún tipo de fenómeno sobrenatural. 


Esta singular pareja está encarnada por Patrick Wilson y Vera Farmiga, un par de actores dentro de la media que se lucen en una película de terror (no siempre podemos ver este tipo de caracterizaciones). Farmiga por su parte nos convence con su papel y transmite las sensaciones de su personaje, pero Wilson me ha robado el corazón. No solo por el papel que encarna aquí, si no por el conjunto en general que forman Wan y él, puesto que tanto en esta, como en la saga 'Insidious', Wilson se luce, los papeles le van como anillo al dedo.


En el bando opuesto tenemos a una familia de siete componentes (los padres y sus cinco hijas) que acaban de mudarse a su nueva casa. Al comienzo ocurren todo eventos paranormales, que inicialmente ignoran, porque pueden ser "cosas que pasan", hasta que la cosa va a más y acuden desesperados a los Warren. Como cabe de esperar, los actores que más protagonismo toman son los padres de la familia: Roger (Ron Livignston) y Carolyne Perron (Lily Collins) y he de decir, que aunque no se comparan a los dos primeros, por primera vez en muchísimo tiempo, he visto a una actriz como Dios manda en Collins.


Lo que todos los personajes comparten, por eso, es la proximidad con la que nos transmiten sus sensaciones y la evolución que todos sufren. Asimismo, ninguno piensa igual que el anterior, todos tienen sus propios ideales.

Otro elemento marca de la casa de James Wan es la capacidad de darle más importancia de la que tiene, al argumento del film. No estamos hablando de la típica obra en la que o todos mueren o se salvan un par, hablamos de una cinta con una historia detrás, con cabos sueltos que deben ser unidos y eso da muchísima profundidad al resultado final de esta. Los secretos que esconden las paredes de la vivienda de los Perron o el pasado de los casos de los Warren, todo tiene su parte de protagonismo.


La película nos hará sufrir tanto como todos los protagonistas de esta. El ritmo de la obra es totalmente fluido y nos meterá de lleno en la trama, puesto que a medida que el metraje avanza, la tensión es mayor. De hecho, los últimos veinte minutos sufres por los personajes y no sabes que es lo que pasará al fin.

Por ello, el ambiente es inmejorable, nos han situado a la perfección en los setenta y a la historia que se desarrolla. A cada escena, mayor es la probabilidad que pegues un bote y saltes del sillón, no puedes evitar engancharte a la pantalla y no dejar de quitar el ojo ni por un solo instante, todo en la película es crucial. De aquí nace lo que lo llamo "puntazos" de la cinta de Wan, que no es más que esos momentos en los que te asustas y alucinas de lo mucho que estás metido en el argumento.


De todos estos momentos, he de destacar cierta escena con un armario singular de por medio y un par de crías, Wan nos convence y nos señala con un dedo donde estará el susto, mientras se guarda una carta bajo la manga, engañándonos totalmente.

A nivel audiovisual, la película gana más puntos y mayor atractivo. Tanto las investigaciones de los Warren en la casa de los Perron (uno de los elementos que más hay que destacar, por su complejidad y composición general) como todos los efectos especiales de las escenas con esos fenómenos paranormales (las escenas finales no tiene precio alguno), convencen a cualquiera de lo que está pasando allí es real.

En consecuencia de todo lo comentado, lo mejor de todo es que Wan nos abre una puerta a un mundo paranormal que podría tener cabida, gracias, en parte, a esa muletilla de "basada en hechos reales" y la genialidad de este por hacer que el espectador se meta de lleno en la película.

'The Conjuring' es seguramente la obra clave para revolucionar un genero estancado en obras mediocres con poco que mostrar. Tanto su ambiente como sus personajes hacen de la película una obra más que fluida y totalmente adictiva. 

Información de más
  • Lorraine Warren hace un pequeño cameo en una de las convenciones de los Warren, cuando Carolyne asiste a una de estas.
  • En esta obra no aparece Billy, pero si la muñeca Annabelle.
  • Patrick Wilson y Vera Farmiga viajaron a Connecticut para hablar con Lorraine Warren antes de rodar la película.
  • Ed y Lorraine Warren investigaron el caso de los Perron durante 1973 y 1974.
  • En los créditos finales podemos ver imágenes de los auténticos personajes que son encarnados en la película.

Nota final: 9

1 comentario:

  1. Una obra que al final no llegue a ver en cine y que ahora con su salida en Bluray no me pierdo ni loco. Apenas he leído nada negativo, y tu crítica, es otra de las que me incita a verla cuanto antes.

    ResponderEliminar