Header Ads

Mi vecino Totoro [Cine]

Fantasía. Simple y pura fantasía. Es el elemento clave de la filmografía de un grande como es Hayao Miyazaki y, en consecuencia, del estudio de animación japonés Studio Ghibli. Por ello es tan famoso alrededor del globo terráqueo. Aunque como siempre, todas las productoras y estudios tienen sus joyas personales. Una de estas no es más que la que nos sitúa hoy: 'Mi vecino Totoro'.

¿De qué va?

La familia de Satsuki y Mei, las pequeñas de la casa, se acaba de trasladar a un poblado rural. Allí conocerán a Totoro, un  espíritu del bosque que les enseñará la belleza de la naturaleza y ayudará en todo lo que pueda.

La crítica

Como ya he dicho, 'Mi vecino Totoro' fue una de las primeras películas de Miyazaki (la tercera para él, la cuarta para el estudio) que le dio a este y a su estudio de animación, una fama de la que hoy en día, pocos tienen, puesto que nadie puede negar que Miyazaki es uno de los más grandes cinesastas del genero de animación.

La historia se sitúa aproximadamente en los años cincuenta, cuando la tecnología apenas había llegado a los pequeños poblados. Durante el visionado de esta, veremos como una pequeña familia trata de adaptarse a las distintas adversidades que se les presentan: acaban de mudarse a un nuevo hogar, la madre de la familia está enferma y el padre tiene que tirar como puede hacía delante una familia.

Pese a comentar la situación familiar de nuestras protagonistas como lo que son, problemas y más problemas, la obra nos da un enfoque positivo a través de la visión de las crías de la casa: Satsuki y Mei. Ambas echan de menos a su madre pero saben que deben ser mayores y ayudar a su padre en todo lo que puedan, por ello, Satsuki toma un papel de hermana mayor, responsable y protectora, mientras que Mei, no deja de ser esa pequeña niña de cinco años que ve el mundo con su toque de fantasía.

La obra aprovecha ese enfoque y hace de él, su punto fuerte, brindándonos momentos de lo más especiales junto a Totoro, ese ser del bosque que tan solo ellas dos pueden ver. Esto último se debe a la inocencia de ambas. Es curioso la manera en que Miyazaki trata la aparición de Totoro, por el hecho que en un comienzo, Satsuki no lo ve, es Mei la primera en verlo. Ello hace referencia al momento en el que Satsuki está pasando, haciendo de "madre" de su hermana menor.

Además de la visión que tienen las niñas, la mayoría de los personajes aportan ese toque de "buenrollismo" a la obra, todos y cada uno de los personajes son bondadosos, no hay ni pizca de mal en ellos. Desde el padre de las niñas hasta la abuela de sus vecinos, Nanny, aportan su granito de arena a que la fantasía de las crías sea mayor.

Pero no nos engañemos, todos querríamos tener un Totoro en nuestras vidas, un ser achuchable y que, cuando tengamos problemas, nos ayude. Totoro es sinónimo de felicidad, cuando las pequeñas protagonistas están con él todo es bueno y nada va a ir mal. De hecho, hasta los personajes ficticios del mundo de Totoro, como el gato bus, hacen hincapié en ese sentido.

Todo ello da pie a escenas de lo más graciosas a la par que conmovedoras: la escena inicial con las motas de polvo, el momento en que Mei conoce a Totoro, etc. A mi parecer (y no es para menos), la escena que se lleva la palma es la clásica en la que Totoro aparece, en medio de la lluvia, a esperar el autobus y Satsuki le ofrece un paraguas para que el ser del bosque no se moje. Las reacciones de Totoro o lo que pasa después de esto hacen que al espectador se le dibuje, si o si, una sonrisa en la cara.

No obstante, la cinta de animación japonesa se planta ahí, en la inocencia de ambas y en los momentos bonitos que viven junto a Totoro mientras tratan de seguir su día a día sin su madre. ¿Y esto a qué es debido? A que la trama argumental no se centra especialmente en nada, no tiene un objetivo claro, simplemente somos observadores del día a día de una familia peculiar. Que si, que sé que las películas no siempre deben seguir un esquema pautado para que gusten a todo el mundo, pero si no se fija un objetivo, por mucho que se intente, el atención del espectador (o por lo menos en mi caso) no es completa, no hay un atractivo que me incite a querer saber más de la obra. 


En contraposición a lo anterior, he de decir por eso, que la duración de la película es justa para lo que se tiene que mostrar y para nada se excede o queda corta. No siempre puedo decir que esto sea posible y siempre se agradece, se disfruta más.

De nuevo, una vez más Miyazaki nos ha transportado a un mundo fantásticos del que muchos querríamos formar parte. 'Mi vecino Totoro' es una obra que nos trasladará a tiempos mejores, una película que nos hará desear tener un Totoro con nosotros. 

Pero por encima de todo, 'Mi vecino Totoro' es una cinta que todo crio debería ver, porque por mucho que se diga sobre "las películas son para todos" esta en especial, es para niños. Así que hacedles un favor a vuestros hijos (o a vuestros futuros hijos) y enseñadles la magia del Studio Ghibli, presentadles a Totoro.

Información de más
  • Los nombres de las protagonistas pertenecen a un juego de palabras con la palabra "May" en inglés. "Satsuki" es una antigua palabra japonesa para "May" y "Mei" es la pronunciación japonesa de esa misma palabra.
  • El rey Totoro es la mascota del Studio Ghibli
  • Dakota Fanning nació seis años después del estreno de la película. Pero cuando se hizo la remasterización en 2005, formó parte del doblaje de esta.
  • Mei significa retoño en japones. Mei-mei es hermana pequeña en chino.

Nota final: 6

No hay comentarios