Header Ads

Arctic Monkeys - AM [Música]

Nunca he sido un "fanboy" enamorado de la música de los británicos Arctic Monkeys, pero sí he sabido apreciar su música como es debido. A día de hoy, escuchar sus dos primeros discos, los clásicos 'Whatever People Say I Am, That's What I'm Not' y 'Favourite Worst Nightmare', sigue pareciéndome una experiencia musical fascinante y muy entretenida. Por eso, y por el revuelo que han ido causando tanto los singles que han precedido a la salida del nuevo álbum 'AM' como éste mismo, tenía claro que debía sentarme en alguna postura especialmente incómoda con este disco sonando en mis cascos durante buena parte del día para poder destriparlo para vosotros, y he aquí la impresión que he sacado.




Ficha Técnica:

- Título: AM
- Artista: Arctic Monkeys
- Género: Rock Alternativo
- Año de publicación: 2013
- Discográfica: Domino Records
- Duración: 41' 48" (12 pistas)
- País: Reino Unido







La crítica

Inauguraré esta nueva crítica con una pequeña confesión: no les he prestado ni la más mínima atención a los álbumes 'Humbug' y 'Suck It And See', los dos que precedieron al que hoy nos ocupa. Francamente, y por alguna razón que no alcanzo a comprender pero que tristemente está ahí, no acabé de disfrutarlos como debería. Mantenían el estilo original de la banda pero de un modo que no me convencía en absoluto. Mientras que Whatever People Blah Blah y 'Favourite Worst Nightmare' mostraban a unos Arctic Monkeys que parecían montar una fiesta con cada tema, 'Humbug' y 'Suck It And See' parecían "álbumes de resaca". Partiendo de esa premisa, interpreto 'AM' como el "hora de sentar la cabeza" de Arctic Monkeys.

No me malinterpretéis; no es un mal álbum. Simplemente no es lo que esperaba. O, quizá es lo que esperaba, pero más por una triste certeza que por la ilusión de un nuevo disco siguiendo el estilo de los anteriores. Mi disco ideal habría sido un F.W.N 2, vaya (y eso que yo soy un enamorado del progreso y opino que quedarse estancados creativamente hablando es de lo peor que puede pasarle a una banda, llamadme raro si queréis). Por fortuna, este disco sí que he podido disfrutarlo de un modo apropiado. Quizás no sean los Arctic Monkeys de antaño, pero se defienden bastante bien dentro de su nuevo estilo.

El tema inaugural y single del disco es "Do I Wanna Know?", y marca el tono predominante que también incorporarán el resto de canciones en mayor o menor medida. Curiosamente, también es una de mis favoritas del disco. No voy a hacer un "track-by-track" del álbum porque, a decir verdad, todas tienen un carácter algo similar; de hecho puede hacerse algo monótono. Y triste a ratos. Bastante triste. Escuchar más de dos veces seguidas "No.1 Party Anthem" (no puedo sino asumir que el título es sarcástico) te va a hundir el día. Por supuesto, eso es síntoma de un tema bien compuesto y que expresa un sentimiento concreto de forma muy intensa, pero en conjunto con el resto del disco, pues... Vamos, que yo prefería los discos alegres y animados. 


Gracias a Dios que en el disco también hay cabida para alguna que otra canción que rompe con el esquema general, como una muy animada "R U Mine?", single también presentado antes de la salida de 'AM', que sube un poco la media de color y animación del disco. Si el tercer single, "Why'd You Only Call Me When You're High?", siguiera la misma línea, me parecería una estrategia de marketing un tanto extraña, pero no es así. 

Releyendo todo lo que he escrito hasta ahora, me doy cuenta de que puede dar la impresión de que el ambiente general del disco ahoga la música más que colorearla; no es así. Los temas son, en general y sin pasarse mucho, buenos. No es un disco que yo me pasaría escuchando semanas o meses, pero es bueno. Es evidente que han ido madurando desde que comenzaron sus andanzas musicales, y en este álbum encontramos a unos Arctic Monkeys curtidos en el arte de la composición musical, con temas muy coherentes y bien montados. En mi opinión, parte del mérito debe llevárselo el vocalista y guitarrista Alex Turner, siendo su voz la protagonista absoluta de cada uno de sus temas y haciendo gala de gran habilidad a la hora de crear melodías vocales que se te quedan pegadas en la cabeza mucho más de lo que uno desearía.

No me queda mucho por decir sobre la nueva creación de los ingleses; el regusto es ciertamente agridulce, debido a mis esperanzas de que volvieran a hacer temas como los de antaño sin renunciar a esa madurez musical que han ido adquiriendo durante los últimos años, pero eso no lo convierte en un disco malo, ni mucho menos. Donde yo veo un álbum algo monótono, otros seguramente verán uno consistente y homogéneo, y los tema que yo considero tristones, otros los verán como emotivos y preciosos. Y a mi me ha gustado, con lo cual sé que los fans más autenticos de esta banda así como los que estén escuchándola por primera vez en sus vidas disfrutarán de lo lindo de este álbum. O eso espero.

Y para muestra, un botón: 


Nota final: 3/5

No hay comentarios