Header Ads

Alien 3 [Cine]

El día que vi a Zinedine Zidane propinar un cabezado a Materasi en una final de la Copa del Mundo, se me cayó un mito. Cuando descubrí que los Reyes Magos eran unos señores de El Corte Inglés, también. Pero si en verdad me dolió ver destrozar un mito, además cinéfilo que son los que duelen por siempre, fue cuando comenzaron a salir los títulos de crédito de 'Alien 3'. Leí, "Directed by David Fincher", entonces pensé: 'Te odio, David, te odio'. Recuerdo haber salido del cine en esa ocasión con uno de los mayores cabreos de mi vida friki-cinéfila. Muy parecido al de 'Robocop II', pero esa es otra historia. Menos mal, que con el paso de los años, el odio que sentí en aquel instante hacia Fincher, se fue transformando en admiración hacia el autor de joyas como 'Seven', 'The Game' o 'La red Social'. Pero aquel shock a mis neuronas que supuso la visión de este engendro pseudo místico, me sigue produciendo las peores arcadas que mi mente cinematográfica puede tolerar. Permitidme coger el cuchillo y comenzar la carnicería.



¿De qué va?

Tras huir de la colonia, 'Aliens, el regreso', Ripley, Newt y Hicks aterrizan en un planeta prisión debido a un incendio en su módulo de escape. Tras el accidente, Ripley es la única superviviente. Rodeada de presos, decide investigar las causas de las muertes de sus compañeros de viaje, pues sospecha que llevaban con ellos un pasajero de más.



La crítica

La única explicación posible al siguiente desaguisado es el vil dinero. La imperiosa necesidad de hacer caja. La Fox tenía entre sus manos un filón tanto de buen cine como de crítica tras las dos primeras entregas. No se concibe que una saga que ya tenía forma y fondo se pusiera en manos de un debutante de la talla de Fincher. Surgido de los videoclips, pensaron los ejecutivos que darían el pelotazo como hicieron años atrás con Scott y Cameron, pero al menos ellos ya tenían una película realizada. La opción que me queda por pensar es que eligieron a un debutante por ser maleable, ya que el resultado final de la película es un ejemplo notorio de los destrozos que hacen los productores cuando meten mano al celuloide.

La historia de por sí es traída por los pelos, una buena comparación dedicada al personaje de Ripley en ésta, ya que de los innumerables guiones y proyectos que se escribieron sobre la continuación, no me puedo creer que eligieran éste. Es un cúmulo de errores que se intenta soslayar con el aura enigmática del alien. El uso que se hace de la mística que rodea a esta saga en este film es vergonzoso. El mero hecho de tener un personaje de ciencia ficción tan goloso no te da la razón a la hora de transformar en imágenes la estupidez absoluta. 

Fincher intenta poner su granito de arena con un plagio de ambientación que le sale rana. En ningún momento se mantiene la intriga o la sorpresa. No logra transmitirnos la fuerza del terror que en la anteriores, tal vez por que el espectador ya esté preparado para lo que va a ver. Por lo que el enfoque que tomaron en el rodaje me parece de lo más infantil, previsible e incoherente. Lo poco que alcanza a llevar a la pantalla el pobre de Fincher son algunos pasajes que más tarde podremos catalogar de "estilo David Fincher" en posteriores films de su carrera.

Intentar causar shock al público con el cambio de look de Ripley (buen pellizco de pasta que se llevaría por eso), rodearla de tipos rudos y hostiles, reformular una saga desde un punto de vista religioso, o lo más triste, querer dar la impresión de que la historia no es importante sino lo que sucede, hacen la visión de esta tercera entrega una insufrible pérdida de tiempo. Pero no todo van a ser malas noticias. Tenemos un amago de elevación en la trama cuando aparece un personaje que en anteriores entregas creíamos que era otra cosa, tenemos a un buen actor como Charles Dance ('Juego de tronos') que tonifica y crea por unos instantes algunas escenas con algo de veracidad, hasta hay una escena que por lo menos nos devuelve al terror que sufrimos en las dos partes precedentes (el cara a cara entre el alien y Ripley).

Lástima que todo se diluya como ciertos detritus humanos en su adecuado lugar de deyección. Unos personajes secundarios que sólo decoran, un desarrollo de los hechos que es pura improvisación para contentar a las masas, total apatía a la hora de tratar el ritmo del film, devastadora, en grado de maldad, la puesta en escena de decorados, efectos y música. Me resulta muy difícil salvar un ápice o un fotograma decente en el que se hayan conjugado bien todos estos elementos.

El ansia de hacer caja, de tener más taquilla que los demás, las prisas a la hora de llevar un proyecto a buen puerto o la inexperiencia de algunos en el film, hacen de 'Alien 3' la peor de la saga, incluso más horrible que la siguiente entrega que se realizó. Creer que con poner un 3 en forma de exponencial junto al título les daría mayor fuerza sólo indica los aires de grandeza de los productores. Destrozaron un mito, unos personajes con los que soñar, un universo que se podría haber expandido de manera brillante. Todo, por afán de dinero. La explicación a ese 3 exponencial yo la describo mejor como una advertencia al espectador: el aburrimiento, el ridículo y la previsibilidad al cubo. 

Y por favor, no me hagáis hablar del final. Patético.

Información de más

  • Renny Harlin ('La jungla 2', 'Máximo riesgo') fue el director elegido en un primer momento.
  • Debut en la dirección de David Fincher.
  • Tras su estreno, el propio director repudió el film debido a las interferencias y cortes que el estudio hizo sobre el mismo.
  • Weaver se embolsó casi 6 mill. dólares por esta entrega.
  • -En los primeros guiones el personaje de Ripley no aparecía.

Nota final: 4

1 comentario:

  1. Aparte de todo eso me enfurece que hayan matado al principio de la trama a los personajes que con tanto esfuerzo y sacrificio sobrevivieron a la segunda entrega

    ResponderEliminar