Header Ads

Insidious: Chapter 2 [Cine]

Pensad en alguna película de terror que haya generado unas cuantas secuelas.

Pensad más y decidme si alguna de sus secuelas era algo decente.

Seguid pensando y recordad si una vez pasada la 3ª o 4ª parte a las películas había por dónde cogerlas.

Cuando una película de terror tiene un moderado éxito, las pupilas de los productores del film se convierten automáticamente en el signo del dólar, viendo la cantidad de millones que pueden amasar generando secuelas prácticamente copiadas del original.

La maquinaria se pone en marcha y en pocos meses tenemos la 2ª parte en nuestras pantallas. Y la 3ª. Y la 4ª. Y así hasta que la cosa empiece a dar signos de agotamiento (cosa que suele pasar, artísticamente hablando, con la primera secuela) donde entonces llega el momento de plantearse un reboot, aunque esa ya es otra historia.

Pero afortunadamente hay personas como James Wan que, aunque no es ajeno a éste fenómeno (suya es la saga 'Saw' de la que dirigió la primera parte y ha producido el resto de películas) cuando decide hacer una continuación de uno de sus éxitos lo hace creando una película totalmente nueva.


¿De qué va?

Los Lambert (Patrick Wilson y Rose Byrne) han decidido mudarse a casa de la madre de Josh, Lorraine (Barbara Hershey) con sus tres hijos para intentar olvidar los terroríficos momentos vividos. Parece que todo va bien pero pronto volverán a experimentar visiones y fenómenos paranormales. La visita de Josh al otro lado en busca de su hijo ha permitido que algo o alguien haya vuelto con ellos para hacer que la vida en la casa sea una auténtica pesadilla.

La crítica

Las películas de James Wan no tienen nada de original. Es más, contienen todos los clichés del género. Casas enormes, llenas de largos pasillos con muchas puertas que pueden cerrarse de golpe, habitaciones llenas de espejos y cachivaches que pueden cobrar vida en cualquier momento. Cosas que piden a gritos una posesión demoníaca. Pero el bueno de Wan tiene la habilidad de convertir todas estas escenas mil veces vividas en algo original y novedoso, aunque parezca una contradicción, y sobre todo, y en el caso que nos ocupa, sabe transformar el argumento para que cada detalle y cada giro de guión tenga sentido con todo lo que sucedía en el primer film.

El ejemplo más claro lo tenemos al inicio de la película. La primera escena nos lleva a 1986, donde vemos cómo unos jóvenes Josh y Lorraine conocen por primera vez a la vidente Elise Reiner (Lindsay Seim en la escena de 1986 y Lin Shaye en la actualidad). Esa escena sirve para dar sentido a mucha de la información que se había insinuado en el primer film y hace que al regresar la acción al presente y volver al mismo punto en el que había acabado la primera parte, las dos películas queden enlazados perfectamente. No se limita a seguir la historia en el punto en el que había terminado (que también lo hace) pero gracias a éste flashback inicial se introducen una serie de elementos que hacen que 'Insidious 2' sea algo más que una mera continuación.

En su momento, 'Insidious' fue una sorpresa dentro de lo que últimamente había sido la tendencia en películas de terror. La sombra de 'The Blair Witch Project' es alargada y el recurso del found footage, una vez superado el impacto inicial, empezaba a ser repetitivo. Sin duda fue un soplo de aire fresco pero aún estaba lejos de ser un film perfecto. 

La película conseguía crear una atmósfera perfecta, una historia intrigante, llena de escenas para hacernos saltar de la butaca (en el fondo es lo que todos buscamos con estas películas, ¿no?), e iba planteando todos los interrogantes posibles hasta desinflarse en su parte final, donde tras las expectativas creadas uno no podía evitar sentir una sensación de frustración con la resolución final.

Pero de los errores se aprende, y James Wan y Leigh Whanell, co-guionista de todos sus films y actor en la mayoría de ellos, han conseguido equilibrar la balanza. 

La película no sólo crea y mantiene una atmósfera igual o superior que en la primera parte sino que consigue mantener el listón en alto durante toda la proyección y no deja que la historia decaiga, llevándonos hacia un tramo final de la película que si bien nos muestra alguna escena igual a las que vimos en la primera parte (todas las que suceden en el otro lado) nos hace ver que en realidad las dos películas son complementarias. La historia cobra sentido desde varios ángulos y todos los detalles quedan explicados, sorprendentemente de una manera muy coherente.

Podríamos decir que en general, 'Insidious: Chapter 2' es mucho más regular que su predecesora y ha logrado equilibrar mucho mejor todos sus ingredientes. Sus toques de humor están colocados con acierto a lo largo de la historia gracias de nuevo a los personajes de los parapsicólogos Specs (Leigh Whanell) y Tucker (Angus Sampson) sin tener la sensación de estar metidos con calzador por el mero hecho de tener a un personaje simpático en la historia.
Aunque no todo son aciertos en la película. James Wan podría haber eliminado perfectamente toda la parte que tiene que ver con el detective de policía encargado de investigar la muerte de la vidente Elise Rainer. Esas escenas sirven para poner a la familia en una situación más tensa aún, ya que Josh puede ser acusado de su asesinato, pero es totalmente innecesaria y sin ella la película hubiese funcionado igual.

Por lo que respecta directamente al personaje de Elise Reiner, volvemos a reencontrarnos con ella, en quizás la parte más floja de todo el argumento, sobretodo por la resolución que se toma con el personaje del parapsicólogo Carl (Steve Coulter), un personaje con cierto peso en buena parte del film y que de golpe parece molestar dentro del conjunto de la película, siendo apartado de la trama de la única manera que puede hacerse en este tipo de películas para luego recuperarlo alegremente, ahora si, con un razonamiento poco creíble. 
La gran incógnita que queda al ver la película es si, a pesar del buen hacer de Wan y de los giros inteligentes de guión que nos propone nos quede igualmente esa sensación de que en el fondo no nos está contando nada que no hayamos visto. Viendo 'Insidious: Chapter 2' uno no puede evitar pensar en 'Poltergeist' o 'El Resplandor' sin saber a ciencia cierta si lo que pretendían hacer los responsables de la película era un homenaje o simplemente han acabado copiando elementos de grandes clásicos del género.
James Wan es un director capaz de dar nuevos aires al género pero además es un tipo inteligente y no va a desaprovechar la posibilidad de hacer caja con alguna secuela de su película. Pero no va a limitarse a seguir los patrones típicos, a repetir la fórmula sin apenas variaciones. Al final de la película da a entender que pronto llegará 'Insidious 3', aunque deja el final abierto de tal manera que puede ser que no veamos a ninguno de los protagonistas actuales en ella.

Hasta para eso tiene estilo el bueno de James.

Información de más
  • El primer fin de semana de su estreno USA recaudó 40 millones de dólares, multiplicando por 8 en apenas 3 días los 5 millones de dólares que costó
  • A raíz del éxito de los films, se ha estrenado una webserie, "Spectral Sightings", protagonizada por los parapsicólogos Specks y Tucker: INSIDIOUS: Specs and Tucker Webisode 1

Nota final: 8

No hay comentarios