Header Ads

El jovencito Frankenstein [Cine]

Llegó el verano y nosotros seguimos subiendo cada día más y más críticas, como es de esperar. Hoy viajamos hasta 1974 con una de las comedias más importantes para la historia del cine, donde Mel Brooks satirizaba por completo la obra de Mary W. Shelley 'Frankenstein'.


¿De qué va?

El Dr. Frederick Frankenstein (Gene Wilder), es un científico, así como el nieto del famoso científico loco Frankenstein, quien se dice que jugaba a ser Dios dándole vida a cuerpos sin vida. Frederick, quién no desea oír nada sobre su difunto abuelo, ya que piensa que aquello fue una obra de un lunático, acaba de recibir la herencia que le dejó su abuelo. Al viajar hasta Transilvania, descubrirá el viejo y secreto laboratorio de su abuelo. Con la ayuda de Inga (Terry Garr) e Igor (Marty Feldman), Frederick volverá a intentar lo que en antaño hizo su abuelo: dar vida a un cuerpo muerto.

La crítica

Seguramente todos conocemos al monstruo de Frankenstein, el protagonista de la famosa obra de Mary Shelley, de la cual se han llevado a cabo cantidad de adaptaciones, tanto en formato televisivo, como en cinematográfico e incluso se han escrito algunos cómics basados en la historia. En esta ocasión, Mel Brooks, junto a Gene Wilder, escribieron un guión sobre la historia de Shelley, vista con un toque más humorístico.

La película se basa en una historia donde un científico loco que intenta traer a la vida a un hombre muerto, usando miembros de distintas personas. Como sabéis, esto es una idea de lo más disparatada y tanto Mel Brooks como Gene Wilder, pensaron en darle vida de esa manera, con un toque cómico a base de humor absurdo sin descanso, sin dejar de lado esa parte dramática sobre la manera de vivir del monstruo.


Este humor es dividido en diferentes elementos, uno de ellos es la cantidad de guiños que se hacen a la historia de Frankenstein y no me refiero solo a la obra de Shelley, si no a las adaptaciones de esta, como por ejemplo 'La novia de Frankenstein', con el peinado del final de Elizabeth. Aunque el límite no está presente únicamente en dicho monstruo, la cosa llega hasta el punto de hablar sobre Transilvania como la ciudad natal del abuelo de Frederick.


Personalmente, otra de los elementos que más llama la atención de esta comedia, no es más que su pautado y estructurado guión, con cantidad de personajes pintorescos. Esto da lugar a que el mismo espectador no sepa que hará el siguiente que aparezca, pero una cosa es segura: te reirás de cualquier tontería que haga o diga. Empezando por el mismísimo Dr. Frankenstein quien insiste en ser llamado Fronkonstin (Fronk-en-Steen en la versión original), hasta la señora Frau Blücher (Cloris Leachman), la amante del abuelo de Frederick, que cuando su nombre es pronunciado los caballos relinchan, pasando por Elizabeth (Madeline Kahn) la prometida del doctor o el pequeño papel que hace Gene Hackman de hombre ciego, todos te darán la oportunidad de reírte una vez aunque sea.


Pero para mí y supongo que para todos, el personaje que encabeza el reparto es Igor, interpretado por un Marty Feldman tronchante, quién no podemos negar que le saca el máximo partido a su apariencia con este papel. Igor es el sirviente de la familia Frankenstein, un personaje del cual en su primera aparición ya sabes que va a hacer que te lo pases en grande con todo tipo de bromas. Además, es el causante de todo el desastre con el monstruo, ya que si no fuese tan asustadizo y rematadamente inútil, todo habría salido a pedir de boca. Sin duda alguna es uno de los personajes cómicos más carismáticos que ha dado, y dará, el cine, con grandes frases y momentos donde poner el pause para reír un rato será algo más que necesario.


Aunque no hay que quedarse solo con esa gran parte cómica que nos ofrece Brooks, porque también se nos quiere dar una lección de moralidad sobre aquello que está bien y lo que no, que es básicamente lo que Shelley nos muestra en su obra (sí, le he leído el libro).

La única pega que le puedo llegar a ver a esta obra es que puede llegar a cansar en cierto modo el tipo de humor, pero eso pasa en toda película humorística, con lo cual no es necesariamente algo malo, cada género tiene sus pros y sus contras, como todo. En lo personal he de decir que prefiero un humor más variado, pero la película lleva un ritmo genial de principio a fin, sin pausas y con cantidad de momentos para dejarte el culo torcido.


'El jovencito Frankenstein' es una película que nos dará más de un momento para reír a carcajada suelta, así como todo un cásico imprescindible para cualquiera que quiera pasar un buen rato. Simplemente la obra que satiriza por completo el clásico de Shelley, imperdible.

Información de más
  • Nominada a dos Oscars en 1975: mejor guión adaptado y mejor sonido.
  • Fue grabada originalmente con parte de los utensilios de laboratorio que aparecen en la obra clásica 'Frankenstein' de 1931.
  • Gene Wilder comentó que esta película es, de todas en las que ha aparecido, su  preferida.
  • Mel Brooks pone la voz del Dr. Frankenstein la primera vez que Frederick ve el laboratorio.

Nota final: 8


1 comentario:

  1. Me encantan mucho este tipo de películas son entretenidas, además no están tan saturadas de efectos y fantasía como las cintas de los últimos tiempo. Hace poco que pude verla a través de Hbo filmes online y la disfrutó muchísimo es entretenida y con un buen remate.

    ResponderEliminar