Header Ads

Smash [Series]

Hasta hace unas semanas no me hubiera definido como amante del género musical. Tras algunos estrenos cinematográficos, series de televisión dentro del género, recomendaciones de los lectores, amigos y amis propias investigaciones, motivadas por mi cantarina curiosidad, he descubierto que sí lo soy. Esta serie en convreto es mi mñas reciente descubrimiento, dentro de esta melodiosa categoría.



¿De qué va

'Smash' es una serie dentro del género musical acerca de crear un musical. En este caso de teatro, apurando un poco más, Broadway. La historia nos habla de Tom y Julia  que son compositor y escritora respectivamente. Actualmente, tras su último éxito, han decidido tomarse un respiro. Una inesperada idea los vuelve a motivar y regresar al ataque con un musical sobre la vida de Marylin Monroe.


La crítica

Lo primero que más me llamó la atención es que en inglés no se pronuncia 'Marilin Mónrou' sino 'Merilin Monróu'.

Bromas malas aparte, en la primera temporada la trama gira entorno a la elaboración del libreto y los números musicales. Mayormente, el suspense estará en la elección de la actriz principal, sin llegar a una pelea de gatas, más bien una tigresa y una mojigata, como nos las pintan al inicio de la serie. Las dos aspirantes son Ivy y Karen. La primera es una actriz joven pero con un gran bagaje y un curriculum labrado en los escenarios de broadway, sin haber llegado nunca a protagonista. La segunda es una niña dulce que acaba de iniciar sus pasos en el mundo del teatro y quiere cumplir su sueño pero con juego limpio, algo que parece incompatible en este mundillo.

El argumento nos irá guiando hacia todos los sectores que afectan a la creación de un gran show: guión, música, baile, dirección, producción, etc. Las trabas que se encontraran el "matrimonio" formado por Tom y Julia para sacar a flote su musical serán muchas. No funcionarán la historia, ya sea por el enfoque, el tono o la interpretación. Discrepancias con el director, Dereck Willis, elegido a su pesar por su productora Eileen.

Dereck no es un desconocido para ellos pues al parecer ya arruinó en una ocasión la carrera de Tom. Es el estereotipo de director arrogante, con un ego que no cabe por la puerta. Insoportable en el trabajo pues no pide a sus actores sino que exige, pero que en cambio tiene una visión que todos envidian. Es capaz de conseguir los resultados que esperan aumentados. La serie le irá perdonando e irá profundizando en él para hablarnos de sus fantasmas, de los problemas a los que se enfrenta en sus profesión si no consigue lo que se espera de él o si,  aún peor, pierde la visión sobre su espectáculo.

Eileen es la productora, encarnada por Angelica Houston. En particular me encanta este personaje. Es una mujer de éxito, en Nueva York ¡en Broadway! capaz de conseguir aquello que se propone siempre manteniendo todo su glam. Lo más chocante es la fortaleza que es capaz de trasmitir con una voz tan suave y edulcorada. 

En la segunda temporada, la disputa ya no será entre las actrices aspirantes a marilyn sino entre dos musicales rivales encabezado cada uno por una de ellas. 'Bombshell' y 'Hit List'. Es cierto que con la excusa con la que se incia la hitoria es complicado que la trama vaya dando mucho de sí. Se nota el esfuerzo por mantener vivo el suspense pero la novedad y la fuerza de la historia decae en su segundo año de emisión. El resto de factores siguen inalterables.
Uno de los puntos fuertes de la serie es la capacidad que tiene para poner al espectador como juez. Cada vez que se plantea un dilema o una barrera para los protagonistas la serie no se posiciona, lo que implica al espectador enormemente, haciéndole decidir. Le identifica con la situación y el personaje en cuestión. En algunos momentos parece que la trama se encauza hacia un desenlace pero nos planteará la disyuntiva entre lo que debería pasar, lo que queremos que pase o lo que es mejor que pase.

Al contrario de series como Glee, los números musicales no se dan en cualquier momento. En general, están confiandos al escenario para los momentos en que ensayan o interpretan en el escenario. Aún así va a utilizar la emotividad y la letras de las canciones para describir una situación que está sucediendo. 

En la primera temporada jugarán mucho con la comparación entre la vida de Marilyn y la actriz que la va a interpretar. Como si la historia se repitiese, como si fuera universal. Un homenaje bien rendido al icono de la señorita Monroe.

En conclusión, es una serie que se deja ver. Es entretenida, emotiva y bien realizada. Juega su baza con acierto. Los numeros musicales, la puesta en escena, la elección de los actores y la historia trabajada con un gran resultado.


Información de más

  • La producción de la serie corre a cargo de Steven Spielberg, fue creada por Theresa Rebeck y se estrenó en la NBC.
  • Algunos de los actores han trabajado espetáculos de Broadway. Curiosamente, durante la primera temporada, Christian Borle, que interpeta a Tom Levitt estaba actuando en un show de Broadway ('Peter and the stracatcher') por el que ganó un Tony a mejor actor ese mismo año.
  • Actualmente, está siendo emitida la segunda temporada y no se ha confirmado una tercera. PArece ser que los números de la NBC en cuanto a la audiencia no van como querrían. Cada capítulo de la segunda temporada ha costado 4 millones de dólares, una cifra que muchos cineastas querrían para una película completa. Veremos como se encauza el asunto.
  • En España puedes seguirla en el canal Divinity.
  • Hay colaboraciones interesantes como las de Uma Thurman, Jennifer Hudson o Lisa Minelli.

Nota final: 7

No hay comentarios