Header Ads

Famosos de cuatro ruedas [Especiales]

Es muy curioso que, con la cantidad de temáticas que hay, en el mismo año salgan unas cuantas películas sobre el mismo tipo de argumento. Este mismo fin de semana se estrenaba en España 'Fast and Furious 6' (porque después de cinco entregas ya les daba palo darle nombre propio y le han metido un "6", total al final la gente la va a llamar así ¿para qué molestarse?), justo un par de semanas después de estrenar otra similar, sin tantísimo presupuesto, de origen español que es 'Combustión' (no opinaré de ella porque no la he visto). Eso me ha hecho pensar en los filmes en los que los coches son también protagonistas. Ahí estaba, mi tema para el especial del domingo.


A lo largo de la historia de la cinematografía han aparecido parejas de protagonistas compuestas por el actor principal y su coche. Por su rareza, su molonidad o su papel en la película, se convirtieron en iconos. Algunos se han ido reciclando a lo largo del tiempo y adaptándose a las nuevas entregas de la saga en las que se convirtieron en estrellas. Mucha gente ha intentado hacerse con uno, hay copias caseras verdaderamente conseguidas. Por algo son los coches más deseados del cine.


James Bond y su Aston Martin
El más antiguo y probablemente el más famoso de todos. En las novelas de Ian Fleming, que dieron vida al agente 007, curiosamente, los coches que conducía eran Bentleys y no el icónico Aston Martin. Fue en la tercera entrega, 'Goldfinger' en 1964, protagonizada por Sean Connery, dónde apareció el primer coche, cuya marca se ligaría a la saga para siempre, un Aston Martin DB5 de 1963, automóvil que se recuperó en muchas otras entregas, las más recientes: 'Casino Royale' (2006) y 'Skyfall' (2012). En otros filmes se exhibieron otras marcas como Ford o Lotus, y en las más recientes BMW, pero no consiguieron hacer mella ni substituir a la marca por antonomasia de la serie de películas.


Batman y  su Batmóvil
Otro ejemplo de coche cargado hasta los topes de armas e inventos varios para ayudar a su piloto a derrotar a los malotes. Un coche que ha sufrido muchos cambios desde su primera aparición en la serie de Televisión en 1966. El nombre fue fruto de la serie que empezó a usar el prefijo "bat" a cascoporro. Como anécdota mencionaré (que me corrija el experto Kyle Morgan si me equivoco) que la única referencia que aparece en el cómic sobre su nombre es en el cómic 'Batman: The Dark Knight Returns' de Frank Miller en 1986, en el que Batman, ya anciano, recuerda como Robin fue quien bromeó llamando así a su automóvil.






Herbie
Directo desde la factoría Disney llegó Herbie, un Volkswagen de carreras que tiene vida propia y puede conducir sin necesidad de piloto. Orgulloso y divertido Herbie protagonizó 5 películas desde 1969 en 'The Love Bug' hasta 2005 en 'Herbie a tope' donde Lindsay Lohan, que aun no era una criminal en potencia que, casualmente, ha sido detenida por conducción temeraria bajo los efectos del alcohol, lo recuperaba de un desguace y le devolvía sus días de gloria ganando carreras de la NASCAR (¿...?).



Strasky y Hucth y su Ford Gran Torino
En 1975 se estrenó una serie de televisión acerca de las historias que vivían dos policías, David Starsky y Kenneth Hutchinson. La serie duró cuatro años, hasta 1979, y su coche, al que llamaban "el tomate con rayas", les ganó protagonismo. Fue tal la fama que alcanzó la serie que años más tarde, en 2004, la gran pantalla recuperó su historia. Los protagonistas estaban encarnados por Ben Stiller y Owen Willson, pero su coche seguía siendo el imparable Ford Gran Torino.




Grease y el Ford De Luxe 
Nuevamente, otro coche de la marca Ford hizo las delicias de los espectadores de esta clásica película de género musical de 1978. En el filme tiene lugar una carrera de coches por un canal seco en el que los pilotos se apostaban sus respectivos bólidos. La carrera fue espectacular y, para darle mayor protagonismo al evento, la cinta le dedica un número musical que permanece en la memoria de todo aquel que la haya visto. Un jovencísimo, y delgadísimo, John Travolta, junto con sus amigos, convertía por arte de magia un coche, que estaba prácticamente en las últimas, en un asombroso coche de carreras, con capó transparente. De vuelta a la realidad, la transformación era más normalita, pero eso sí, los rayos laterales de tunning no le faltaron.




 
Michael Knight y su KITT
Al inicio de los años ochenta, más concretamente en 1982, se estrenó en televisión la serie 'El coche fantástico'. En ella Michael Knight, interpretado por David Hasselhof, ayudado por su coche KITT, un Pontiac Firebird Trans Am, luchaban contra los delincuentes y resolvían los casos que les ordenaba la agencia secreta para la que trabajaban. KITT era un coche fuera de lo común puesto que estaba dotado de inteligencia artificial y podía hablar con su compañero. Era capaz de casi cualquier cosa y estaba provisto de todo lo que pudieran necesitar en sus misiones.



Los cazafantasmas y su Ecto-1 
En el mismo año del estreno de 'El coche fantástico', apareció en la gran pantalla la historia de cuatro hombres que vivían en un almacén de bomberos y se dedicaban a buscar y capturar fantasmas  Ahora los llamaríamos simplemente frikis, pero en la época todos los niños se ingeniaban sus propios cachibaches para dar cazas a estos seres del más allá que se encontraban en el más acá. El coche que utilizasen debía ser lo suficientemente grande como para que cupieran cuatro ocupantes y todo el material que empleaban cuando salían de caza. La mejor opción fue este Cadillac de 1959 en su versión tamaño ambulancia, que los creadores maquillaron un poco para disimularlo.






El Equipo A y su furgoneta
Otro grupo formado por cuatro personas, que necesitaban un vehículo lo suficientemente grande como para poder llevarlos de un lado a otro, así como poder llevar todo el armamento y equipaje que necesitasen, fue el Equipo A. En la famosa serie de televisión que se inició en 1983, Fénix, Murdock, M.A. y Hannibal eran ex soldados buscados por la ley que se convirtieron en una versión moderna de Robin Hood, ayudando a todos los que lo necesitaran, combatiendo la delincuencia y salvando a las doncellas en apuros, aunque eran los delincuentes más buscados de EEUU. Su furgoneta, una GMC G-15, fue su mejor arma, no los dejó tirados nunca y eso que sus misiones eran de todo menos fáciles.



 
Marti McFly y su DeLorean
En 1985 Robert Zemmeckis dirigió 'Regreso al futuro'. En ella un científico lumbreras a la par que loco conseguía la clave para poder viajar en el tiempo. Como vehículo de transporte para poder hacerlo elige un DeLorean. Posiblemente sea uno de los coches más codiciados de la lista ¿Quién no ha querido viajar al pasado en un coche tan alucinante como éste? La película fue un éxito. Se crearon dos secuelas más. Sin duda la máquina del tiempo que ingenió Doc se convirtió en la más extraña de la historia. Un condensador de fluzo era lo que permitía a este automóvil tan moderno, un DeLorean DMC-12, traspasar la barrera del tiempo, siempre que tuviera la potencia suficiente como para poder funcionar.




Mr. Bean y su Mini Cooper (1990)
El personaje al que dio vida Rowan Atkinson, en el show televisivo que empezó en 1990, tenía un coche que iba perfectamente acorde con su dueño. Se hizo famoso por ser el más incómodo de la televisión. Era pequeño y apenas tenía lugar para almacenar más que el aire para respirar, prácticamente era un micromachine. Aun así, le sacó todo el provecho que pudo.




La Novia y su Pussywagon
Más cercano a la época actual, Tarantino en 2003 estrenó 'Kill Bill', la historia de una venganza, protagonizada por Uma thurman. En un momento de la historia, la protagonista, La novia, mataba a un enfermero bastante "guarrete", que sin duda conseguía que al espectador también le entraran ganas de asesinarlo. La Novia tras darle su merecido se quedaba con su coche, una pick-up Chevrolet C-2500 Silverado Fleetside de 1997, llamada "Pussywagon" (en español "coñoneta"), que debido a su nombre y a su color amarillo chillón se convirtió en un elemento icónico del filme. Incluso llegó a aparecer en un videoclip de Lady Gaga "Telephone".



Spooner y su Audi
Por otra parte, tenemos las películas que nos intentan vender el coche que utilizan. Los momentos en que aparece el coche fueron diseñados más como una campaña publicitaria que como un filme. En 'Yo, Robot' de 2004, encontramos uno de los casos más claros, aunque hay que reconocer que el coche es bastante chulo, siendo sincera y entre nosotros, a mí como espectadora no me gusta que metan estas escenas con calzador sólo con la intención de vender el coche.



Cars y su Rayo McQueen
Un par de años más tarde, en 2006, Pixar dio su taquillazo del año con 'Cars'. Todos los personajes eran coches. El protagonista es Rayo McQueen un coche de carreras que saldrá de su mundo idílico, donde es un triunfador, para darse de bruces con una parte de sí mismo no muy buena y que deberá cambiar para volver a las carreras. Aun siendo de animación, este coche, inspirado posiblemente en un Dodge Viper, tan carismático consiguió conquistar a los más pequeños.




Ahora a la realidad y darse cuenta de que mi mejor método de transporte es el metro.

2 comentarios: