Header Ads

Star Trek [Cine]

Esperando aún unos meses para que llegue a nuestras pantallas la esperada segunda parte de la saga Star Trek Into Darkness, nosotros hemos querido ver la primera con algo de antelación para que la tengáis y, en mi caso, para seros franco, es mi primera de Star Trek.

¿De qué va?

Con la USS Enterprise a punto de despegar, un numeroso grupo de jóvenes han sido preparados para formar parte de la tripulación de esta. Al salir al espacio exterior para determinar cual es el problema, la nave se encuentra con una complicación mayor: Nero el romulano (Eric Bana) pretende destruir el planeta Vulcano.

La crítica

La franquicia Star Trek es, sin lugar a dudas, de las más extensas de todas: después de siete series de televisión y diez películas, hacer un reboot de esta era un trabajo de lo más costoso ya que los fans no perdonan. Con lo cual, Abrams (a quien considero el actual director de Sci-Fi) tenía el listón muy alto.

El reboot de la saga esta bien enfocado a lo que es: un nuevo lanzamiento. Para que el producto final sea más contundente, Abrams no da ni un segundo al espectador para aburrirse: la acción empieza desde el primer segundo de su reproducción y no termina hasta el mismísimo final, acompañada por la singular dosis de aventuras especializadas en ciencia ficción y como no, una pizca de humor para que guste más.

Inicialmente la trama argumental se centra en el padre de Kirk y el nacimiento de este, dando al público una pizca de todo lo que puede pasar en esta obra. A partir de aquí no se detendrá hasta cerrar ese inicio: se nos mostrará parte de la infancia de los dos protagonistas (Kirk y Spock), así como su ingreso dentro de la federación y finalmente como llegan a formar parte de la tripulación de la USS Enterprise, para combatir a Nero, el antagonista de la cinta. 

Star Trek reluce por todos sus elementos en general, pero una de las cosas es de agradecer es el simple hecho de fijarse en nimiedades que otros no han hecho, como dar papeles de poco metraje a actores conocidos (tirando la casa por la ventana, obviamente). Por ejemplo, en la primera parte de la cinta (que son como mucho diez minutos) aparecen Chris Hemsworth y Jeniffer Morrison como padres de Kirk o más adelante como madre de Spock quien ni siquiera tiene más de dos frases, Winona Ryder.

Ya se ha comentado infinidad de veces la importancia que tiene sentirse identificado con alguno de los personajes. Abrams hace los deberes como es debido y deja constancia de ello, simplemente porque deja a cantidad de personajes dentro de la gran pantalla para que nosotros podamos sentirnos identificados, desde el malo malísimo de otra raza Nero hasta el protagonista guaperas que es Kirk (Chris Pine), pasando por el típico que aplica la lógica como es Spock (Zachary Quinto) o el joven prodigio Chekov (Anton Yechin).

Con este tipo de elementos, la cinta coge muchísimo más valor para aquellos más cinéfilos, pero cautiva a todo el público, gracias, entre otras cosas, a los efectos especiales. En general los efectos especiales están logradísimos, tanto, que en múltiples ocasiones logran que nuestros ojos lleguen a salirse incluso de las órbitas (cosa que aquellos que aman todo lo relacionado con el espacio exterior, sabrán agradecer). Además de ir acompañado por un sonido impecable y visualmente todo el vestuario y maquillaje de todos y cada uno de los personajes que forman el reparto.

Cuando una película está tan bien hecha hasta el final, siendo cuidadosos hasta por el señor que trae los cafés, es de esperar que la cinta guste a cualquiera. En mi caso he disfrutado como un crío, cosa que no hacía desde hacia bastante. Este nuevo reboot de Star Trek es recomendable a cualquiera: desde fans de toda la vida, hasta a los que no han visto ni una sola de la franquicia y, por el momento, esperaremos ansiosos la segunda parte de Abrams.

Información de más

  • Ganó un Oscar en 2010 en la categoría de mejor maquillaje, además de lograr otras tres nominaciones.
  • En un programa, Matt Damon contó que cuando supo que Abrams iba a dirigirS la cinta, este no dudo en contactar con él. Sin embargo, Abrams no accedió a darle el papel de Kirk porque Damon era "demasiado mayor".
  • J. J. Abrams tan solo pensó en dos hombres para el papel de Nero: Eric Bana y Rusell Crowe.
  • Simon Pegg tardó en filmar su rol en cinco semanas.
  • Esta es la película con el hiatus más largo entre las películas de la franquicia: siete años.

Nota final: 9

No hay comentarios