Header Ads

Eyeshield 21 [Manga]

Es imposible que nunca os haya dado por practicar algún deporte, de críos habremos practicado uno si o si, me niego a creer lo contrario. Sena Kobayakawa es el protagonista del manga Eyeshield 21, un manga de fútbol americano y hoy, os reseño con mucho gusto dicha obra.


¿De qué va?

Sena Kobayawaka acaba de entrar en el instituto y dos misteriosos tipos le han propuesto ingresar en su club de fútbol americano, el Deimon Devil Bats, gracias a una gran velocidad que posee por haber escapado infinidad de veces de los abusones. En un comienzo, Sena se negará en rotundo a creer que puede ingresar en el club, pero gracias a Hiruma, alguien que consigue todo lo que se propone, Sena finalmente entrará en el club, con el nombre de Eyeshield 21, el jugador legendario.

La crítica

Es curioso la manera en la que una obra nos es más o menos próxima. Hablo de ello porque muchas obras pueden pasar indiferentes a nuestros ojos, otras son algo más próximas y definitivamente, las hay que nos transmiten totalmente la esencia de esta. Eyeshield 21 es, en mi caso, de este último tipo.

La obra se centra en la trayectoria del Deimon Devil Bats, que tiene como objetivo alcanzar el trofeo más importante a nivel juvenil: la Christmas Bowl, el sueño de Kurita, Hiruma y Musashi. A partir de aquí, Hiruma y Kurita (que inicialmente no juegan con Musashi) reclutaran  a Sena, alguien con talento pero con un carácter que da pena. De esta manera, el equipo no se detendrá ni un momento a la hora de fichar jugadores e ir ganando todos los encuentros, para al final poder llegar a conquistar ese sueño. Aunque, a fin de cuentas, lo que más resaltará será la carrera de Sena Kobayashi dentro del mundo del fútbol americano.

Eyeshield 21 no es más que eso, un manga de deportes, donde las aspiraciones, la superación y las amistades, son lo que más marca dicha obra. Además de ese toque humorístico, donde cada personaje aporta su porción en mayor o menor cantidad. Todo el conjunto hace que su lectura sea muy fluida y nos enganche a seguir leyendo, aunque la monotonía es realmente notoria (no puede negarse).


Pero si el ritmo es fluido, no es más que por los personajes que aparecen en la historia: desde los que la encabezan hasta los que salen en una sola viñeta. No solo hablamos de personajes por eso, también hablamos de naciones y, como no, los equipos que conforman toda la liga juvenil. Con lo cual, tenemos personajes de todos los colores para escoger. Sena es, sin lugar a dudas, el que más juego da gracias a la superación por la que pasa en cada partido, pero si tengo que escoger a uno de entre todos, me quedo con Hiruma sin pensarlo dos veces. Hiruma es alguien inteligente a la par que gracioso, cada dos por tres trama alguna de las suyas y suele entrenar al equipo con metralletas y de más, algo que el llama "un entrenamiento infernal".

Si que es cierto, que pese a que me haya gustado mucho la obra, no puedo evitar remarcar algunos de los fallos que he visto, sobretodo a nivel argumental (lo que ya he comentado de la monotonía). En general la obra peca de ello, al final incluso no nos impresiona con un desenlace de lo más sorprendente, si no que se mezclan demasiadas cosas y acaba como suelo decir: "de aquella manera". Pero no puedo dejar de pensar en lo mucho que me ha gustado el manga, gracias al carisma general que desprenden la mayoría de los personajes y el haber estado viviendo todos sus momentos: desde victorias aplastantes hasta derrotas humillantes, pese a ver esos fallos que acabo de comentar y que me han parecido muy básicos, cosa que muchas otras obras no han tenido.

Antes de acabar y como de costumbre, he de decir que el dibujo ha sido una gozada. Una obra compuesta por 37 tomos tiene que ser, si más no, de lo más entretenida a nivel argumental y visual. Visualmente es casi perfecta, porque al no haber visto nunca fútbol americano ni haberlo jugado, se me hacen algo confuso el estilo de juego e incluso difícil de seguir en algunos momentos, pero esa sensación es tan minúscula que al final la dejabas totalmente de lado. Eso sí, me sobraba mucho que en todas las jugadas, se les saliese siempre el casco a los jugadores.

Definitivamente recomiendo Eyeshield 21, aunque sea tan larga como es, se disfruta muchísimo y se lee realmente rápido (me duró una semana), consigue que sufras con el equipo de Deimon y que rías por la cantidad de estupideces que hacen la mayoría de los jugadores, todo un descubrimiento.

Información de más

  • Pese a ser una obra de gran reconocimiento, aún no se ha publicado en nuestro país.
  • En 2011, la web Ameba listo al manga como uno de los diez mejores Shonen Jump manga del siglo XXI, en séptimo puesto.
Edición:
  • No editado en España
  • Nº de volúmenes: 37 (333 capítulos)

Nota final: 9

1 comentario:

  1. una pena que no lo saquen en castellano, me vi primero el anime y ahora me lo leo online

    ResponderEliminar