Header Ads

Requiem por un sueño, las drogas de cerca [Cine]

Por si alguien aún no lo sabía, las drogas son malas en todos los sentidos: te sacan el dinero, te hacen perder la cabeza y son extremadamente perjudiciales para la salud. Cerca del año 2000, Darren Aronofsky pensó que el público en general desconocía los efectos y consecuencias de estas, así que dio a conocer a la monstruosa 'Requiem for a dream'.
¿De qué va?


Harry (Jared Leto), un joven drogadicto que junto a su amigo Tyrone (Marlon Wayans) y a su pareja Marion (Jennifer Connelly), se meterán en el negocio para sacar una buena tajada y  poder retirarse. Por otra parte, la madre de Harry, Sara (Ellen Burstyn), se obsesiona con un programa de televisión del cual ha recibido una notificación conforme va a participar en el. Sara empieza a obsesionarse con un viejo vestido rojo el cual le va pequeño y termina tomando unas pastillas para bajar su peso en muy poco tiempo que un dietista le ha recetado.

La crítica

Yo no sé qué pensó Aronofsky cuando decidió rodar esta cinta, porque enseñar esto al público puede salirte mal... a menos que hagas una gran labor con la película en todos los sentidos, cosa que ha hecho y con creces.

La cinta en sí se desarrolla de manera muy simple, es decir, que la trama argumental no ofrece mucho: cuatro drogadictos que se ponen las botas con sustancias prohibidas durante todo el metraje, acaban en situaciones de lo más desastrosas. Lo curioso de esto es que no por ello la película pierde calidad y todo es debido al gran desarrollo técnico que, entre otros elementos, es de lo mejor que nos ofrece la cinta, aumentando considerablemente el atractivo general de esta. 

Cuando hablo del desarrollo técnico, me refiero a todos esos planos tan bien elaborados, a sus cambios en los momentos precisos, enfocando lo necesario en el momento adecuado con una elegancia asombrosa. Las secuencias que vemos cuando los protagonistas se drogan evitando mostrar escenas de lo más comprometidas y sensibles. Sumando las escenas que simulan el falso documental enfocando la cara de alguno de los protagonistas, que personalmente me han enamorado. Todas estas secuencias van acompañadas en todo momento por una excelente banda sonora que sabe que hacer sonar en el momento adecuado, haciéndonos llegar mejor el contenido que se nos muestra por pantalla.

Dejando de lado la parte técnica y rescatando de nuevo a los personajes que, como ya he dicho, no ofrecen realmente mucho, simplemente no le puedes sacar mucho a un drogadicto. ¿O sí? Porque aunque sean muy simples, hacen llegar por completo ese mensaje tan importante al espectador, gracias a la combinación técnica e interpretativa de los actores y actrices que componen el reparto.

En general, todas las interpretaciones están cuadradas, son creíbles y eso es lo que vende. Pero el personaje que destaca por encima de los demás es el de Sara, la madre de Harry, interpretado por una Ellen Burstyn la cual desconocía pero me ha dejado impresionado. Es cierto que su personaje es el que da más juego, por todo lo que sufre y como se siente, pero a fin de cuentas los cuatro personajes principales pasan por momentos terribles. 
Lo que está claro es que todos los protagonistas sufren un descenso hacia la miseria por culpa de su ambición y la falta de control sufrida por las drogas. Es interesante porque nunca había comentado esto antes, en esta ocasión supone todo lo contrario a una evolución del personaje. Sin embargo, la "evolución" está presente, de manera totalmente inversa pero lograda.

Pese a no ser un gran fan de la temática, he disfrutado de la película, pero no la recomiendo. Yo tampoco entendería lo que acabo de decir si no la hubiese visto, pero las últimas escenas me dejaron sin palabras. La cinta arrasa con una fuerza impresionante, tanto que cuando estaba terminando me podía sentir protagonista de la misma, gracias a lo próxima que llega a ser y sentirme realmente así no es fácil de asimilar.

Cuando todo termina te queda claro que no debes probar esas sustancias, pero eso ya lo sabías, solo que ahora lo has visto. Como ya he comentado, yo no recomendaré a nadie el visionado de esta cinta, porque el final te destroza por completo (o por lo menos a mi). No por ello la película pierde calidad, de hecho la gana, es realmente buena y entiendo porque gusta tanto, de hecho a mi me ha encantado, pero en definitiva no la recomiendo.

Información de más
  • Obtuvo una nominación a los Oscars en la categoría de mejor interpretación femenina protagonista para Ellen Burstyn.
  • Jared Leto perdió 25 libras y se hizo amigo de drogadictos de heroína de Brooklyn con tal de meterse más en el papel.
  • En una entrevista, la actriz Ellen Burstyn comentó que la interpretación de Sara es la mejor interpretación que ha hecho a lo largo de su carrera.
  • En un primer momento, después de leer el guión de Requiem for a dream, Ellen Burstyn rechazó el papel de Sara. Pero lo aceptó justo después de ver la anterior película de Aronofsky Pi, fe en el caos.
  • Neve Campbell fue la primera opción para el papel de Marion, pero cuando descubrió que había escenas de desnudo, lo rechazó de inmediato.
Nota final: 9

3 comentarios:

  1. Es de esas película que te deja mal cuerpo después de verla, con imágenes difíciles de olvidar! Te dejo la reseña que escribí en el blog por si te apetece echar un vistazo: http://bit.ly/WTVzVs

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. desiciones ... no comprendo? te gusta o no? si te gusta recomendala!

    ResponderEliminar
  3. Entiendo, lo q tratas de decir porque la he visto, me gusta la película pero tiene imagenes muy fuertes como para recomendarla, en donde la moral de las personas se ven pisoteadas, el director trata de meter en la cabeza lo que a los personajes les toca vivir y lo qsiente, logra traumatizando no solo al personaje sino al espectador también, sin duda alguna lo que mas atrae de la película es la anda sonora, es increiblemente aterrador y no podre olvidar la y cuando me acuerde de esa melodía pues la película vendrá con ella.

    ResponderEliminar