Header Ads

The Killing [Series]

Ha costado pero ya llega. Después de unos días sin publicar nada, hoy para cambiar un poco el chip cinéfilo, subo una crítica de una serie, el cambio no es demasiado grande, pero dentro de poco llegarán las ansiadas críticas de cómics y manga. Hoy me he saltado la lista de críticas que tenía pendiente y he elaborado la de The Killing, la cual me ha sorprendido gratamente, aún más de lo esperado.

 ¿De qué va?

La inspectora Sarah Linden (Mireille Enos) acaba de encontrar el cadáver de una chica en el maletero de un coche, al fondo de un lago. Rosie Larsen, la víctima, era una chica querida por sus padres, que sacaba buenas notas y no tenía secretos... o eso creían, al parecer a medida que avanza la investigación, Linden desvela más secretos de los que se esperaba, reviviendo en ella sensaciones pasadas con otro caso.

La crítica

Antes de seguir leyendo: Seguramente influirá muchísimo el hecho que ayer acabase de ver la serie, pero hacía tiempo que no me involucraba tanto con una serie, así que lo más probable es que la deje por las nubes. También hay que tener en cuenta que no voy a comparar la serie con la original (Forbrydelsen) y por último, la critica tratará de la serie en general, ya que esta tan solo tiene dos temporadas (aunque se especule sobre una tercera, para mí está más que cerrada).

The Killing es de las series más completas que he tenido ocasión de ver. En un comienzo es algo lenta, pero a medida que pasan unos capítulos, el espectador se ve más implicado en el caso Larsen. Así que la intensidad es mayor a medida que todo el conjunto va avanzando.

La trama no tiene desperdicio y es bien simple: se ha encontrado el cuerpo de una joven, Rosie Larsen. La policía de Seattle tiene que resolver el caso, en concreto la inspectora Sarah Linden (Mireille Enos) con la ayuda de su nuevo compañero, Stephen Holder (Joel Kinnaman), quien despierta cierta desconfianza por parte de Linden.

A partir de aquí se abrirán tres frentes, tres puntos de vista diferentes que nos acompañarán durante toda la serie: el primero es el de la policía, como se resuelve el caso. Un segundo por parte de la familia afectada, donde saldrán todos los trapos sucios que no hubiesen sido desvelados de no ser por la muerte de Rosie. Finalmente, el punto más inusual de todos: la campaña de Darren Richmond (Billy Campbell) para la alcaldía, donde se mezclarán con este caso Larsen de lleno (de hecho la serie finaliza el día de las elecciones).

Tras esta presentación uno se puede quedar algo descolocado, ya que seguir una serie desde tres puntos diferentes implica muchos personajes de por medio. Todo se podría ir al garete si estos personajes no fuesen bien interpretados, en esta ocasión eso no pasa. En The Killing puedes escoger diferentes personajes para seguir, cada uno te cuenta su historia, cada uno tiene la suya y, lo más importante: cada uno tiene su secreto. Ninguno de los personajes principales (finalmente he reconocido hasta ocho personajes) se repite con otro del reparto, todos están bien definidos, tanto, que cuando crees que lo sabes todo, que crees conocer a ese personaje, sale a la luz algo nuevo que cambia tu opinión sobre él.

Personalmente me quedo con el personaje de Stan (Brent Sexton), padre de Rosie y el de Jamie Wright (Eric Ladin), quienes me han sorprendido tanto con su personaje como con su magnífica y espectacular interpretación. Destaco también la interpretación de Mireille Enos, quien en un comienzo le cogí algo de manía pero a medida que la trama iba avanzando y se nos iba descubriendo, tanto como actriz como personaje ficticio, todo en general mejoraba. En general, como ya he dicho todos tienen su qué, así que cualquiera de los personajes merece la pena, así como sus interpretaciones.

No me creeré, ni me creo que nadie sea capaz de saber quién es el asesino de Rosie hasta la resolución final. Alguien puede tener una corazonada, pero dudo mucho que se pueda basar en los hechos que se narran en esta obra, y más cuando se iban descubriendo muchísimas cosas cada vez que el caso avanzaba en buena dirección, como si las trabas y tretas fuesen infinitas, manteniendo siempre este toque de misterio. Eso suma muchos puntos a favor, de esta manera se puede mantener durante toda la serie la intriga por saber, quién, cuándo y cómo hizo lo que se le hizo a Rosie. Destaco, por encima de todo, que pese a saber la identidad del verdadero asesino en el último capítulo de la segunda temporada, el remate final que se le da para concluirlo todo y no dejar ningún cabo suelto, me sacó de mis casillas totalmente: no me lo esperaba para nada.

Con lo cual, por si a alguno no le ha quedado claro por qué The Killing es una obra completa, tiene que saber que personajes no le faltarán  acompañados por unas grandes interpretaciones, que la intensidad y profundidad en un caso de asesinato nunca había sido tan grande y, sobretodo, que la determinación de la serie está tan bien, que espero encontrarme algún día con una serie de tales dimensiones. Toda una experiencia.

Información de más
  • La serie está basada en la serie danesa Forbrydelsen, la cual tan solo cuenta con una temporada de veinte capítulos mientras que The Killing está dividida en dos temporadas, ambas de trece capítulos cada una.
  • Mireille Enos no vio la serie original antes de grabar The Killing.
  • Obtuvo una nominación a los Globos de Oro  en 2012 en la categoría Mejor actriz protagonista de serie dramática a Mireille Enos.
Nota final: 9

1 comentario:

  1. Estoy viendo actualmente la serie en Netflix y realmente me ha parecido muy buena.

    ResponderEliminar