Header Ads

En la boca del miedo [Cine]

Seguro que la mayoría hemos pensado aunque sea una sola vez, en la posible existencia de extraterrestres, monstruos o derivados que consideramos inexistentes. John Carpenter ha cogido esa idea para llevarla a la gran pantalla con tal de cambiar nuestra realidad, el resultado es este, la recomendación de @horrorfanatico: En la boca del miedo.
¿De qué va?

Todo comienza cuando el agente de seguros John Trent (Sam Neill) tiene que descubrir que se ha hecho del famoso novelista Sutter Cane (Jürgen Prochnow). Entonces empieza a leer su obra la cual despertará un pequeño interés que Trent ignorará, pero se verá reflejado en las diversas visiones que experimenta, las cuales le llevarán a descubrir donde puede estar el escritor: en un pequeño pueblo llamado Hobb’s End. Con la ayuda de Linda Styles (Julie Carmen) irán en busca de Sutter Cane.

La crítica

Cuando hablamos de En la boca del miedo hablamos de una película de misterio la cual pretende infundirnos terror, con lo cual la combinación puede ser satisfactoria.

Realmente la película comienza con el ingreso de Sam Neill en un psiquiátrico y seguidamente un doctor externo le preguntara como ha llegado hasta ese estado, a lo que nuestro protagonista nos relatará la trama argumental de la obra. Así que veremos toda la evolución de Neill hasta la locura en la cinta.

El planteamiento inicial es prometedor, si más no se mantiene en la mayoría del hilo argumental una esencia de misterio acompañada por pequeños sobresaltos, los cuales dan lugar a una buena combinación: en su mayoría estás interesado en la trama y en algunos momentos estás tenso en tu sillón. Más de la primera parte el crecimiento de la película y mi interés por ella iban en aumento constantemente, elemento fundamental para este tipo de películas. Sin embargo, cara a la última media hora el desenlace se va por las ramas, simplemente porque se sacan un final de la manga: esto es así porque sí, que tiene lógica y encaja a la perfección (más faltaría) pero que tampoco es realmente impactante (como en otras películas de misterio como Shutter Island o The Ghost Writter).

Carpenter (el director para los despistados) intenta darnos un susto desde un punto de vista algo filosófico, por la simple razón que la película retrata el hecho de crear un universo, dentro de nuestra realidad, totalmente irreal pero absolutamente cierto al mismo tiempo. De esta manera, al mismo tiempo que nos quiere infundir miedo, quiere hacernos pensar si podrían aquellas cosas que creemos inexistentes, monstruos y de más.

La interpretación de los personajes no es para tirar cohetes, simplemente hacen su papel como en muchas otras He leído que Sam Neill hace algún que otro fallo de los grandes, pero personalmente este hombre supo convencerme de que realmente se estaba volviendo loco. Aunque ya he dicho antes que las interpretaciones de las cintas del género (terror) no requieren mucho, solo que si se hace una interpretación trabajada (Jack Nicholson en The Shining) el asombro será inmenso para el espectador.

Sinceramente, este tipo de películas me encantan, te mantienen atento y hacen que te intereses por ellas, su evolución es constante, finalizando con algo que te saca de tus casillas, que no esperas para nada. Esta vez, pese a haberme gustado su desarrollo, este efecto no ha sido posible. Ya he comentado que el final ha sido muy simple, pero la escena final es de lo más absurda, nos sobra a todos, se podrían haber ahorrado semejante tontería.

En la boca del miedo es una buena cinta que mezcla el terror con el misterio que, sin querer, acaba cogiendo un rumbo que no es tan bueno como su inicio. No asusta demasiado, pero engancha considerablemente. En pocas palabras: buenísima idea, no tan buen desarrollo.

Información de más 
  • Esta es la tercera cinta y la última, que cierra la trilogía que John Carpenter bautizó como Trilogía del Apocalipsis, la primera es The Thing (1980) y la segunda es Prince of Darkness (1987).
  • Cuando Trent pone la TV, se muestra la película de 1953 Robot Monster, de Phil Tucker.
  • Hobb es una palabra antigua que en inglés hacía referencia al diablo.
Nota final: 6

2 comentarios:

  1. Buen análisis.Estoy bastante de acuerdo contigo en que el desenlace empaña un poco el resultado final.
    Para mí por debajo de "The Thing" (obviamente) y por encima del "Príncipe de las Tinieblas".
    Un saludo y sigue por este camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado! Yo, pese a ser The Thing una obra muy buena (según todo lo leído), no la he visto, la tengo pendiente por eso.

      Esperamos verte más a menudo por aquí!:)

      Eliminar