Header Ads

Get in the Ring: Spider-Man vs The Amazing Spider-Man [Cine]

Como lo prometido es deuda, he aquí la segunda parte de la crítica de The Amazing Spider-Man, donde me propongo hacer un pequeño repaso a esta nueva adaptación de Webb y lo que fue de su primera, de la mano de Sam Raimi en 2002, justo diez años antes. Si no has leído la primera parte, dirígete aquí.


Hay ciertos elementos importantes que hay que destacar, con lo cual empezaremos nombrándolos y después haré unos pocos comentarios generales de ambas películas, de esta manera se estructurará mucho mejor el repaso a ambas adaptaciones.

Peter Parker, Spider-Man: Tobey Maguire vs Andrew Garfield

La verdad es que no me ha sido nada difícil escoger al mejor de los dos, ya que creo que la esencia de Peter Parker se ha perdido bastante con la adaptación de Webb y Andrew Garfield ha caído con ella. En serio, ¿Dónde está el pringado de Peter Parker? En la adaptación de Raimi, Tobey Maguire hace de pringado total y después sufre un cambio abismal cuando se transforma en Spider-Man por la picadura de la araña, además de ver cómo va experimentando todos los cambios que comporta ser un superhéroe. En la versión de Webb eso no se ha visto y, por lo tanto, Garfield ha lucido a un Peter Parker demasiado poco pringado (que no, ¡que Peter Parker no puede tener Skateboard!). Garfield no tiene la culpa, pero Maguire es el verdadero Peter Parker y, por lo tanto, el autentico Spider-Man. (dos puntos a favor).


 La damisela en apuros: Gwen Stacy (Emma Stone) vs Mary Jane (Kirsten Dunst)

En su momento la señorita Kirsten Dunst  nos demostró lo muy sensual y misteriosa que podía ser Mary Jane, de hecho dejó a más de uno boquiabierto con cierta escena bajo la lluvia con un beso de película total. Sin embargo, Emma Stone ha hecho un personaje totalmente nuevo de la damisela en apuros, Gwen Stacy puede cuidarse solita, que no es tan solo una simple mujer. Sé de sobras que no es lo mismo Mary Jane que Gwen Stacy, pero Webb ha acertado de pleno escogiendo a Stacy y es por eso que me decanto por Emma Stone, quizás el personaje que más me gustó (después de Peter Parker).

El primer villano: Lagarto (Rhys Ifans) vs Duende Verde (Willem Dafoe)

La verdad es que la transformación de ambos es exactamente la misma, están pastados de la misma manera y cuando veía a Lagarto me acordaba cada vez más del Duende Verde. Así que, por muy bien que esté el Lagarto, me quedo totalmente con el Duende Verde de Dafoe.

Los tíos

Es una pasada lo mucho que pesan los galardones a los tíos de Peter Parker. Los de Tobey Maguire cuentan con un Oscar para tío Ben (Cliff Robertson) y una nominación a los Oscars para tía May (Rosemary Harris). Pese a ese curriculum, los tíos de Garfield se pasan de Galardones, Sally Field cuenta con dos Oscars y Martin Sheen con diversas nominaciones a los Globos de Oro además de poseer uno de estos. Dejando de lado galardones y de más, me decanto por los tíos de Garfield, quienes le han dado un toque diferente a los iniciales. De hecho, he entendido el hecho de no volver a repetir la famosa frase de "todo gran poder conlleva una gran responsabilidad" ya que hubiese sido punto crítico frente a la prensa.

El traje

Aquí es donde más dudas he tenido, ya que el diseño de ambos es bastante bonito (teniendo en cuenta de lo que simboliza). Sin embargo, me he decantado por el del nuevo Peter Parker, que ha sido más fiel al cómic al añadir el lanza telarañas, con lo cual me quedo con este último, ya que a nivel de diseño ambos son una pasada.

Observaciones de más

Hay que tener en cuenta, como ya he dicho en la primera parte de la crítica, que Webb nos ha enseñado más a Parker que a Spider-Man, cosa que en la cinta de Raimi es justo al contrario. De hecho, Garfield no luce apenas la máscara del hombre araña, mientras que Maguire va con ella la mayoría del tiempo que es Spider-Man, quizás es un tema de estética, pero a mí no me ha hecho nada de gracia ver a Peter Parker más que a Spider-Man.

También hay que anotar que creo que Webb no ha dejado la cinta abierta a una segunda parte y ha hecho uso de todo su arsenal en esta primera entrega, mientras que Raimi dejó muchísima trama al descubierto para lo que fue la segunda entrega de Spider-Man, mejor que su primera parte a mi parecer. 

¿Qué me ha faltado en The amazing Spider-Man? El personaje de J. Jonah Jameson  que es esencial en Spider-Man, cosa que he sabido perdonar pero que realmente he echado en falta.

Así que, definitivamente pienso que ambas películas son buenas sin compararlas, ya que cada una tiene su qué. Sin embargo, cuando en su momento Sam Raimi apostó por el hombre araña, dio en el clavo y al volver a hacer un reboot del superhéroe, Webb tendría que haber apostado por algo muy distinto, la trama y su desarrollo es exactamente el mismo que utilizó Raimi en 2002. Con lo cual ambas son grandes películas, buenísimas de hecho, pero la primera marcó un antes y un después que la segunda no ha querido cambiar. Me quedo con las dos, sin compararlas ya que son películas independientes la una de la otra, pero Tobey Maguire siempre será Peter Parker.

Resultado final: 3+1 a 3, ganadora: Spider-Man.

No hay comentarios