Header Ads

La Taberna del Irlandés (Donovan's Reef) [Cine]

De nuevo, y como cada semana, hoy subimos una crítica de vuestras recomendaciones, está vez recomendada por @yosoycinemaniaco. Con mucho ritmo hawaiano, vistas paradisíacas y muchas peleas a puñetazo limpio, hoy traemos una de las películas del famoso John Wayne: La Taberna del Irlandés.

¿De qué va?

En la familia Dedham acaba de morir la persona que más acciones tenía de la empresa familiar, el señor William Dedham (Jack Warden), quien nadie sabe de él desde hace años. Así que su hija (Elizabeth Allen), quien nunca ha visto a su padre, irá a la isla paradisiaca donde se vive. Allí se encontrará con Donovan (John Wayne), quien tendrá que esconder que el padre de esta contrajo matrimonio con otra mujer (actualmente difunta) y tuvo tres hijos. Allí vivirán durante unos días todo tipo de salvajadas y momentos realmente emotivos.

La critica

Espero no cebarme mucho con esta cinta, pero ya de un buen comienzo adelanto que me gustó muy poco, para ser de los famosos y muy idolatrados John Ford y John Wayne. Para que nadie se sienta ofendido.

En un comienzo la cinta empieza de la forma más rara que te puedas imaginar: Lee Marvin le da un escobazo a uno de sus superiores en la Marina, salta del barco y sigue a nado hasta la isla donde reside. Lo siguiente es buscar a John Wayne, ponerse un traje suyo y pegarse de ostias porque es su cumpleaños. Seguramente es el estilo de la época de lo que vendría a ser el humor sin sentido, pero para gustarme ese tipo de humor, no me reí nada. Para la llegada de Elizabeth Allen, tres cuartos de lo mismo, se cae al agua, se enfadan y la cosa sigue.

Creo que de este tipo de escenas tan solo me reí cuando se arma un jaleo abismal en la taberna de Donovan con los de la marina, que ya de por si todo era bastante ficticio, pero como se superó el límite de este, pues me acabó pareciendo bastante gracioso, ahí acertaron de pleno. Fue bastante divertida, pero insisto en que no hubo muchas más como esa.

También hay que decir que la trama es la que es y punto. La película solo quiere entretener, ni quiere hacerte pensar, ni nada por el estilo, pero tampoco acaba de conseguirlo (al menos no conmigo) y por lo tanto no termina de cuajar en todo su metraje. De hecho creo que este tipo de películas con hora y cuarto tienen más que suficiente, puesto que no tienen que explicar nada complicado. Pasar de la hora y media es pasarse de metraje y acaba siendo bastante repetitiva si no has acabado de congeniar con ella.

Así que acabado por pensar que el equipo de producción, durante su realización, pensó en meter cantidad de elementos variados, así como totalmente diferentes entre sí, con tal de hacer reír al público con cualquier tontería que dijesen o hicieran sus personajes.

Siguiendo con el tema, pasamos a los personajes. No sé si es cosa mía o de la época y de más, pero realmente me parecieron muy simplones a la par que totalmente artificiales, su comportamiento me acabó pareciendo de lo más irreal y forzado. Destaco que el personaje de Donovan si que está bien caracterizado y encarado, pero es que el resto estaban desfasados. En especial el padre Cluzeot, que intentó hacer una especie de parodia a los curas de entonces bastante pésima, pero superar a ese pedazo de reverendo que aparece en Braindead me parece imposible (que no los comparo).

Tampoco quiero ser muy crítico, puesto que es la primera cinta de humor que veo de la época (tampoco es que haya visto mucho más de entonces), pero creo que una buena película tiene que gustar siempre: tanto cuando sale, como cuando se ve cincuenta años después. Eso sí, esperaba bastante más de esta cinta por culpa de la afamación que suponen nombres como los de Ford, Wayne o  Marvin.

Después de releer la crítica he visto que he sido bastante duro, pero realmente la película entretiene en su mayoría. Al final la encuentras algo pesada y quizás te das cuenta que no te has podido reír tanto como esperabas, pero bueno. También tengo en cuenta que se trata de una película algo antigua y eran otros tiempos, pero eso solo me hace repensarme el hecho de ver películas humorísticas de la época, porque creo que no acabaré de cogerles el gustillo.

Información de más
  • Esta película es la última que rodaron Ford y Wayne juntos.
  • Uno de los hijos de Wayne, Patrick Wayne, hace un pequeño cameo en la película.
  • Jack Warden, quien hace de padre de Elizabeth Allen, tan solo tenía nueve años más que ella.
Nota final: 5

No hay comentarios