Header Ads

The Lords of Salem (Especial Sitges) [Cine]


Para los que ya ibáis pensando que en Sitges ya no hay películas de miedo, dadas las últimas reseñas que se han posteado en el blog, aquí os traigo The Lords of Salem, lo último del aclamado director de La casa de los 1000 cadáveres, Rob Zombie. 

¿De qué va?

Heidi es una Dj que trabaja en una emisora de radio, en el pueblo de Salem. Un día recibe en su emisora un paquete a su nombre, una caja de madera que contiene un disco de vinilo.  La música del disco provoca que Heidi empiece a tener visiones de carácter demoníaco y que paulatinamente se suma en estado de caos y desconcierto donde no podrá controlar los acontecimientos que van a suceder. La casera de Heidi y sus amigas harán cumplir una maldición que viene de muchos siglos atrás, cuando unas brujas que murieron quemadas en la hoguera, maldijeron a las mujeres de Salem, y a las descendientes de el hombre que las capturó, profetizando que ellas engendrarían al mismísimo hijo de Satanás.

La crítica

Antes de nada, quiero pedir perdón si alguien se me ofende con esta crítica, que espero que no, pero puede llegar a ser un poco destructiva, y como no trabajo para ningún periódico, me puedo permitir ser totalmente subjetiva y no estar presionada bajo ningún tipo de política, que de eso, hoy en día, poco.
La película al principio nos sitúa en el pueblo de Salem, en la época en que los hombres, temerosos de Dios, iban a la caza de burjas para después quemarlas en la hoguera. Así que vemos a unas cuantas mujeres, de edades comprendidas entre la madurez y la vejez, y la muy vejez, realizando sus rituales satánicos, acabando desnudas y enseñando los dientes negros, tan comunes en la época, parece ser, y que hacen que no pare de preguntarme porqué se empeñan en ponerles los dientes carcomidos y enseñárnoslos tanto, puaj (vale ésto sí que es demasiado objetivo y no tiene nada que ver, pero es que se me revuelve la tripa).
Estas imágenes irán siendo un recurso que el director irá metiendo sí o sí durante todo el metraje, para recordarnos que las visiones que tiene la protagonista, son derivadas de los rituales que ejercieron estas señoras, y no hacía falta.
Heidi, Sheri Moon Zombie, se sume en un estado de trance constante del que no puede salir. Además, su casera, Judy Geeson, le obliga a mantenerse en ese estado, aislandóla del mundo, hasta que el momento sea el oportuno para que la maldición se cumpla.

No es una premisa increíble, pero podría dar juego. El problema es que Heidi carece de voluntad en la película, no tiene ni voz ni voto. No puede hacer nada para controlar la situación, ni lo intenta. Si es cierto, que si quiere dar a entender que no es más que un títere en un plan ideado desde siglos atrás, pues está bien, pero centrar la atención en un personaje que está vacío, solo causa que se pierda la empatía con ella. 

Sí que tengo que dar un voto a favor de la casera y sus compinches, Dee Wallace y Patricia Quinn. Las tres son "wicans", o brujas modernas por decirlo de alguna manera, y harán lo necesario para que la voluntad de sus señor tenebroso llegue a ¿mal puerto? Ellas sí que ponen un punto de tensión. Son señoras rondando los 50 y dan verdadero terror, porque sabemos que tienen una voluntad de hierro y que no son para nada frágiles o mayores para matar a alguien si se les pone por medio. Sólo tenéis que mirar la imágen que os pongo a continuación para entenderlo.

Al final todo se diluye en un guión sin fuerza,  buscando el recurso fácil de poner imágenes "desconcertantes", con consoladores, cabras y cruces de neón rojo incluídas, para que el espectador se genere su propio miedo y sin que los personajes provoquen tensión por lo que les pueda pasar, porque realmente te dan igual.  Algunas de las situaciones que se nos plantean rozan la ridiculez, como la representación de Satanás convertido en un pollo a l'ast de metro y medio, o Heidi montando a una cabra como si se tratara de un toro de rodeo americano. 

Por la nota que vereéis al final del post ya os puedo decir que no la recomiendo, a no ser que invitéis a los colegas a cenar a casa y os queráis echar unas risas.

Información de más:
  • A los actores sólo se les dio la parte de guión en las que aparecían para evitar que se filtrase información sobre la película.
  • Meg Foster describió trabajar con Rob Zombie como una experiencia como ninguna otra en su carrera, comparándolo a caminar a través de un "laberinto".
  • Richard Lynch fue elegido como el reverendo John Hawthorne, pero debido al deterioro de su salud no podía desempeñar el papel correctamente. Lynch murió pocos meses antes del estreno de la película. 

Nota final : 4

1 comentario:

  1. Wenas!
    He llegado de casualidad a esta página y bueno, a mi me ENCANTÓ la peli. También la fui a ver a sitges con la idea de que iba a ser un bodrio, aunque ya por el trailer me gustaba, y sincermante, la peli superó mis espectativas.
    Desde luego que no te puedes esperar un Halloween o una casa de los 1000 cadáveres, y la gente que vaya a verla debe tenerlo muy claro.
    Es pura paranoia, y hay momentos de la peli, como lo del pollo XD, que te hace pensar: qué cojones pasa aqui?! Pero qué coño se ha fumado zombie?!
    Supongo que yo debí ser una de las pocas personas que se enamoró por completo de la película. Hacia años que un film no me enganchaba como lo ha hecho este, ya desde las imágenes, hasta la música que escuchaba Heidi me encantaba, todo, por eso yo le doy un 8 :)
    Esta va a ser una de esas pelis que te gustan o las odias, no hay término medio, de hecho creo que TLOS va a durar muy pooc en los cines, va a ser un fracaso y en parte porque la gente va a querer ver la violencia y la sangre de las primeras películas de zombie, y de eso no va a encotnrar nada de nada.

    ResponderEliminar